La entierran en una réplica de la caja de su marca de té favorita

Una amante del té hizo su sueño realidad y logró que su lugar de descanso eterno fuera un ataúd diseñado como una caja de su marca de referencia. ¿Lo qué? O_O

Tina Watson, de 73 años, cumplió su inusual última voluntad, en su funeral en Leicester (Reino Unido), cuando fue trasladada en un ataúd de té rojo Typhoo.

La hija de Watson comentó que la mujer dio instrucciones específicas antes de su muerte, negándose a una cajón de madera tradicional.

¡¡¡Mi tesoooooooooro!!!

“Quiero ser enterrada en un féretro que se parece a una caja gigante de bolsitas de té“, dijo la anciana, según publica un medio local.

La solicitud era de lo más adecuada porque al parecer consumía hasta 40 tazas al día. O_O Este mujer en vez de tetera en la cocina debía de tener un grifo.

Es típico de mamá“, comentó su hija Debs Donovan. “Tenía un sentido del humor retorcido, y bebía alrededor de 30 o 40 tazas de té diarias, hiciera frío, calor o tronara“, añadió.

Los invitados al funeral se quedaron estupefactos cunado vieren cómo el ataúd personalizado, que decía ‘Typhoo: Great British Tea since 1903‘ (‘Gran té británico desde 1903‘), llegó en un coche fúnebre al Crematorio Gilroes. “Solo sé que mamá se reiría a carcajadas si viera el ataúd rojo“, afirmó Debs. “Una hora del té de muerte“. 😉

PD. De regalo os dejo otras curiosas historias que también hablan de tumbas y funerales impactantes.

Entierra su camioneta con todos los honores tras 50 años de duro servicio

Alcides Ravel, un agricultor uruguayo, compró su Ford F-350 en 1969, cuando tenía 35 años. Tras casi medio siglo de duro servicio, el anciano de 83 años finalmente puso a su fiel vehículo a descansar por los siglos de los siglos. O-O

En vez de llevarlo a un desguace o abandonarlo en un granero, pensó que era más digno enterrarlo con todos los honores, casi como a un héroe de guerra. Así que preparó durante dos días un agujero de más de dos metros de profundidad y, con ayuda de un tractor, sepultó a su ‘fiel compañero de fatigas mecánico’. Lee el resto de la entrada »

Una macabra terapia para divorciados triunfa en China

Varias mujeres chinas ocuparon grandes titulares en la prensa de su país después de ser fotografiadas mientras yacían en tumbas de un cementerio, a las afueras de la ciudad de Chongqing. ¿Una reunión satánica? ¿Una nueva forma de echarse la siesta?

Posteriormente, se desveló el misterio y simplemente se trataba de un grupo de divorciadas que estaban realizando una terapia conocida como ‘meditación en el cementerio’, que supuestamente ayuda a pasar el trago de una ruptura matrimonial. Lee el resto de la entrada »

Un anciano cava su propia tumba como entretenimiento

jimmy-kickhamgp

Jimmy Kickham, un anciano de casi 90 años residente en Souris West (Canadá), ha llevado a cabo una ‘curiosa iniciativa’ ante la incredulidad de muchos de sus vecinos: cavar su propia tumba. Un claro ejemplo de vitalidad.

Me encanta excavar. Es algo a lo que ha dedicado casi toda su vida y así tiene mi familia una cosa menos de que preocuparse“, indicó en una entrevista a la CBC, este conductor de excavadoras jubilado. Lee el resto de la entrada »

Un funeral estilo ‘Star Wars’

funeral_starwars

Un fan incondicional de Star Wars, que murió recientemente de cáncer, tuvo el funeral que siempre deseó, tras ver la primera película de esta famosa saga cinematográfica: una guardia de soldados imperiales condujo la procesión de su entierro por las calles de su localidad natal. Sólo faltaron los acordes de The Imperial March, de John Williams, para poner el remate perfecto a la escena.

Gordon Deacon, de 58 años, vivía en la ciudad de Llanedeyrn, en el Reino Unido y falleció tras luchar veinte meses contra un cáncer de páncreas y de hígado. El hombre estaba enganchado a todo lo que tuviera que ver con La guerra de las galaxias, por esta razón cuatro de sus mejores amigos se disfrazaron de tropa imperial para cumplir su última voluntad. Lee el resto de la entrada »

(Fotos: Familia Donovan – FACEBOOK)

Los comentarios están cerrados.