BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Preventorios: “He visto patalear a críos sintiendo la angustia del ahogo”

Por Mariano Rodríguez.

A estas alturas de mi vida y de vuelta en casi todo, debo reconocer que me ha llegado a impresionar el leer testimonio de compañeros que sufrieron esa suerte de Gulag que Franco y su cohorte pusieron en práctica para aleccionar a los supuestos desarraigados del régimen.

Por necesidad familiar yo también estuve, junto a mi hermano dos años mayor, durante tres interminables meses en el Preventorio de La Sabinosa de Tarragona en el año 1957 y aún siendo una experiencia sanamente relegada al olvido, también lo es la operación de vegetaciones y, cuando mi recuerdo juega en profundidad, aún me sobrecojo viendo acercarse al galeno, a pelo, pinzas cortantes en mano, para resolver lo que hoy requiere ingreso, anestesia y mimos diversos.

El testimonio de mis colegas en penurias ha despertado en mi todo un caudal de emociones a las que injustamente se ha tratado en el tiempo por falta de credibilidad. Era así, y puedo garantizar que ningún testimonio se quedará corto a la hora de relatar lo que sufrimos.

Mi hermano, en sano ejercicio a su mayoría de edad (9 años), pidió que se nos permitiese instalarnos en camas contiguas apoyado en mi razonable vulnerabilidad, y no solo recibió un no por respuesta sino que le gratificaron con una bofetada por tratar de insistir. Fue el recibimiento que nos hacía el Patronato tan entregado a colaborar con las familias y que se convertiría en rutina durante noventa días.

Mis sensaciones por aquel trato, prefiero no reflejarlas públicamente. No insistiré más sobre el tema gastronómico, pues, aparte de desagradable, creo que se ha convertido en una constante para todos los sufridores tanto entre varones como entre mujeres, aunque incidiré que la alimentación es una de las suertes que más pueden servir para humillar a cualquiera y el La Sabinosa eran maestros y precursores de la cocina-fusión. Cualquier infante sometido a la tortura de ingerir platos incomibles, toman una primera determinación que es la de permitir que el plato se caiga al suelo. Solamente ocurría una vez. Si lo hacías, comías lo mismo pero con serrín.

Nosotros recibimos una visita familiar durante el periodo de cautiverio y, de las muchas chuches que nos llegaron, apenas recibimos una muestra pues las maquiavélicas cuidadoras que nos protegían, ya se ocuparon de su cuidado. La humillación era una constante y la autoridad, el puro ejercicio de las artes mas crueles.

Al preventorista que no seguía el estricto régimen castrense, se le llegaba a castigar con inmersiones subacuáticas impensables para alguien que se defina como ser humano. Yo presencié lo que el director definía como “la carretilla” (gustaba de practicarlo personalmente) que era un ejercicio basado en coger al infractor por los pies y llevarle andando de manos a través de la playa para sumergirle en las aguas del mar hasta que su cabeza quedaba cubierta. He visto patalear a críos sintiendo la angustia del ahogo mientras que aquel tipo enorme y seboso retozaba de placer.

Semejantes circunstancias consiguieron que cuatro o cinco de nosotros entre los que, por supuesto, estaba mi hermano, preparásemos un plan de fuga aprovechando que había cerca una estación de tren y los convoyes, al paso por el preventorio, aminoraban la marcha. Pretendíamos tomarlo al asalto sin conocer siquiera cual era su dirección. Afortunadamente tres meses no es tiempo como para no poderlo superar y, al menos, pasaron, si bien ni mi madre nos reconoció al recogernos de vuelta en la estación. La gente que no estábamos en el régimen imperante, e incluso ni fuera, también sobrevivimos. Ojalá que de aquellos que propiciaron lo que contamos, no quede ni uno.

Mi hermano y yo somos hijos del segundo matrimonio de mi madre, viuda de un primer marido con el que tuvo dos hijas. Por nuestra edad (7 y 9 años) no teníamos ni información ni la capacidad de comprensión como para conocer estas circunstancias, por lo que nuestras hermanas lo eran, hasta esos momentos,  sin ninguna necesidad de aclaraciones. De las cartas que recibíamos y que, por supuesto eran controladas y leídas por nuestras “cuidadoras”, les llamó la atención el que escribiéndonos hermanas, figurase un primer apellido diferente en los remites. Aunque parezca mentira nos llamaron para aclarar aquel asunto y, puesto que no sabíamos nada más que la costumbre de que así fuese, nos ofrecieron toda suerte de posibilidades que solamente sirvieron para confundir, presionar y atormentar a unos niños con un altísimo grado de inocencia a pesar de ser tratados de aquella forma. Nuestros padres tuvieron un trabajo extra a nuestra vuelta del aleccionador campamento.

 

27 comentarios

  1. Dice ser malditas ideas en la mente

    A ver si enterramos el hacha de guerra contra Franco, los franquistas y la madre que los parió a todos.

    Joer, parece que siempre estamos en 1936.

    24 Septiembre 2012 | 12:48

  2. Dice ser a

    “malditas ideas en la mente” si nunca has pasado por eso, lo mejor que puedes hacer es no dar consejos, atontao.

    24 Septiembre 2012 | 13:56

  3. Dice ser quiero una España libre de prejuiciois y rencores

    Y seguimos con los relatos podridos. VENGA A ESPAÑA. MIRE NUESTRA CULTURA, NUESTRA ARTE. NUESTRAS TRADICIONES. Y DISFRUTE DE NUESTROS PLATILLOS.

    EN ESPAÑA SÓLO EL 1% DE LOS CIUDADANOS ESTÁ PODRIDO. EL 99% TENEMOS GANAS DE COMPARTIR CON USTED TODO LO BUENO DE ESPAÑA

    VIVA ESPAÑA. VIVA LA FELICIDAD Y LA ALGARABIA DE NUESTRA SOCIEDAD.

    24 Septiembre 2012 | 14:29

  4. Dice ser SARA CABRONEO

    demostráis una piedad que no tuvieron las tiranas que os cuidaban.

    Decir “nada piadosas” a prácticas brutales, inhumanas y crueles es un perdón que no merecen.

    24 Septiembre 2012 | 14:51

  5. Dice ser jose luis

    todo es inventado, ya les gustaria a los niños de la democracia tener la libertad que habia entonces y no como ahora que los cojen los macarras y se burlan de ellos, los pegan y los hacen de todo y ni los profesores ni los directores hacen nada entre otras cosas porque la ley del menor de la democracia defiende al menor delincuente y ataca al menor victima.

    24 Septiembre 2012 | 16:21

  6. Dice ser Luchifer

    Jose Luis, a ti se te va la olla ¿no?

    24 Septiembre 2012 | 16:59

  7. Dice ser nana

    No se que me indigna mas,, si los comentarios o el relato tan estremecedor. A los que gritan viva España.. que dicen que se exagera y que hay mucho rencor que todo es mentira.,, les meteria yo solo dos dias(.digo solo dos porque no soy tan cruel… como esa gentuza abusadora) para que sintieran en sus carnes tantisima crueldad,
    yo fui una niña de preventorio,.

    24 Septiembre 2012 | 17:06

  8. Dice ser ROCIO

    Estoy contigo nana… increibles relatos de niños y niñas maltratados de forma gratutita por un regimen represor AL QUE SIN DUDAAAAA MUCHOS DE NOSOTROS NO VAMOS A OLVIDARRR… saber de nuestro pasado nos ayuda a comprender el presente y afrontar el futuro. Y que aun haya gente que insista en decir que son mentira…es increible…me causan estupor esos VIVA ESPAÑA… posteriores a una reflexion simple y sin sentido.. me los paso yo por el forro de mi dignidad.

    Sin palabras me quedo al leer que hay gente que obligo a niños a comer su propio vomito y a tomar tan solo dos vasos de agua al dia… y pensar que paso hace tan poco tiempo..

    24 Septiembre 2012 | 17:49

  9. Dice ser Loli

    Esto no se puede ni se quiere olvidar. Ánimo a tod@s. Un abrazo

    24 Septiembre 2012 | 19:08

  10. Dice ser membri64

    Yo veo a los/as alumnos muy bien vestidos, en mi caso, o sea en el Hospicio de San Luis de Sevilla, era mucho más peor; nosotros teníamos harapos, algunos descalzos. Ya es hora que se dediquen a narrar también lo que ocurría en este lugar.
    Ya he narrado algo, pero parece que no se publican, ni nadie se preocupa de ello; incluso nos llamaban los hijos de las putas de la Alameda. Éramos hijos del pecado, y por lo tanto no teníamos ningún valor; hubo niños muertos por negligencias, pero nada, todo era natural y no se investigaba.
    Ahora, nadie desea hablar de ello, unos por no rememorarlo, otros por el traumatismo al miedo o vergënza de haber estado en ése lugar; y yo, que me atrevo, se me ignora…

    24 Septiembre 2012 | 19:19

  11. Dice ser Angel C.V.

    Hay gente que dice que hay que olvidar y pasar página. Que no se le de más vueltas a la mierda.
    Si el que hizo daño pide perdón, el ofendido tiene la potestad de perdonar o no, pero no se puede perdonar al que no pide perdón, sino que EXIGE el perdón o el olvido. Es obvio que el que pide perdón tiene remordimientos de conciencia y necesita ese perdón. El que lo “exige” no solo no tiene remordimientos, sino que aún a sabiendas de que lo que hizo es un acto criminal, le importa un bledo el daño ocasionado.
    ¿Por qué debo perdonar al que gratuitamente a minado mi moral y me a maltratado?
    Si perdono es porque quiero, no porque me lo exijan, pero olvidar… JAMAS.

    24 Septiembre 2012 | 19:25

  12. Dice ser Sicoloco del castin de Foolyou

    Esto cada dia parece mas “el holocausto judio”.

    24 Septiembre 2012 | 21:35

  13. Dice ser Barlovento

    Repito lo que dejé en otro hilo sobre preventorios. Alemania baja la cabeza horrorizada ante la barbarie nazi. ¡Aquí aún sacan pecho los descendientes de aquellas bestias! Y sus cachorros, los de más alto rango, son los que des-gobiernan hoy en día queriendo “sacarnos” de la crisis abocándonos a un pozo de miseria y hambre.

    24 Septiembre 2012 | 22:55

  14. Dice ser Pablo

    Yo estuve en La Sabinosa, asi como en los internados de Orihuela (Alicante) y en el Reformatorio de Madrid (proteccion de menores) tambien llamado colegio hogar sagrado corazon y fué terrible lo vivido a todos estos que se burlan y dicen que hay que olvidar que no fue tanto, les hacia pasar una temporadita por esos sitios verian como les cambiaba la mentalidad
    Cuanto daño hicieron a esos niños que ni con el Infierno lo pagaran

    25 Septiembre 2012 | 6:47

  15. Dice ser Antistenes

    Hace años pensé: cuando se mueran todos los que participaron activamente en la guerra, se acabará en problema. Error.
    Luego, me dije, mejor cuando se mueran sus hijos, que han mamado guerra y posguerra a partes iguales. El mismo error.
    Ahora, llego a la conclusión de que son los nietos los que quieren seguir viviendo del asunto y que esto no termine nunca.
    Dentro de cincuenta años, mi hija la pequeña, me denunciará por torturas en la escuela infantil de natación.
    Si la ofrecen dinero por contarlo, claro.

    25 Septiembre 2012 | 8:30

  16. Dice ser WR

    Me sorprende que haya gente a la que le moleste que estas cosas se cuenten. Son cosas desagradables, terribles, que no han pasado hace tanto, hay unas víctimas que no se han mostrado nunca y que merecen que se reconozca su sufrimiento. Una sociedad que no exorciza sus pasado más brutal no puede superar ciertas frustraciones. Esto no tiene nada que ver con lo político, tiene que ver una falta de desarrollo cultural enorme y con unos conceptos de sociedad totalmente erróneos.

    Irlanda reconoció finalmente las barbaridades que se hicieron en sus reformatorios y colegios católicos, no tenía Irlanda ningún Franco a cuestas. Nosotros tendremos que reconocer las nuestras, con o sin Francos.

    25 Septiembre 2012 | 8:48

  17. Dice ser ano nadado

    Insinúa este señor qu e tan bien escribe que le arrancaron las agmigdalas con tijeras y a pelo. I can´t believe it, como diría un extremaño. Por lo demás lo suyo es reunir todos estos relatos y hacerlos libro y que luego sonde con el dinero de la indemnización haga una película. Y ya está,de momento eso es todo.Muchas gracias.

    25 Septiembre 2012 | 9:42

  18. Dice ser ano nadado

    Sinde,cohone con el corrector.

    25 Septiembre 2012 | 9:43

  19. Dice ser Ananda

    Me parecen increibles algunos de los comentarios…

    Si las experiencias que se están relatando en primera persona, con nombres y apellidos, hubieran tenido lugar en Cuba, Rusia, Checoslovaquia, China o en cualquier país de influencia ideológica comunista, los mismos que ahora las están minimizando, cuando no ridiculizando, se volcarían en apoyo de los afectados, llenos de solidaridad e indignación ante lo denunciado.

    Cuando ahora se busca atención psicológica incluso para los pequeños contratiempos de la vida, que también son dolorosos, aparecen aquí una serie de “machotes”, que niegan la importancia de lo denunciado y para descalificar algo que fué real, que sucedió, y que marcó a muchas personas, incurren en el ridículo de decir que no se quiere pasar página y que los que están contando todas estas cosas es porque cobran o porque se adivina claramente que son unos rojos…Muy curioso.

    Pues bien. Una bofetada seguirá siendo una bofetada, la dé un comisario político comunista, o un socialista, o un falangista…o un cura.
    Denunciar unos hechos no implica posicionarse ideológicamente.
    Los que le niegan ese derecho a los que cuentan su caso con nombres y apellidos, fechas y lugares, no tienen ni un mínimo de ética. No aprendemos de los errores…

    Seguid denunciando lo que pasó, seguid contándolo todo para que no vuelva a suceder. Visto el daño que acusan algunos al leer vuestras experiencias, está claro que es aún muy necesario que la verdad no se olvide.

    25 Septiembre 2012 | 10:36

  20. Dice ser Pablo

    Para Antistenes

    Muchos de ellos vivieron la guerra y muchos mas no la vivieron, los malos tratos e incluso las torturas (ojo que eran niños de 8 a 10 años como es mi caso) se viveron en esos centros, y ya os digo que ni con mil infiernos lo pagan los culpables
    Por supuesto que si ello hubiera sido en cualquier PAis comunista estariais a todas horas comentandolo pero claro lo ocurrido fue en la dictadura franquista y por ello lo negais
    Seguro que en cuba o rusia o en culquier Pais del Mundo los niños de esa epoca estaban mas protegidos, muy fuerte lo que vivimos en esos centros que no tienen calificacions

    25 Septiembre 2012 | 11:29

  21. Dice ser pepe

    Ciertamente el relato es como mínimo magnificado por no decir inventado por la imaginación de un niño de de 7 años y desarraigado.
    .
    Envíale el guión a Oliver Stone….. sacará buen provecho

    25 Septiembre 2012 | 11:53

  22. Dice ser Antistenes

    para Pablo: he leido con mucha atención tu respuesta, y lamentablemente me reitero en mi opinión. Cansa.
    Respecto a lo de “..los paises comunistas, y tal y tal” no se porque me lo cuentas a mí. Es un argumento hueco.

    25 Septiembre 2012 | 12:16

  23. Dice ser pepi

    pero cuantos años vamos a seguir removiendo fantasmas? ¿porque no hablamos de las atrocidades de la 2ª republica y de los rojos en al guerra civil??

    Estará feliz ZP, viendo que vamos hacia otro enfrentamiento civil ……

    25 Septiembre 2012 | 13:37

  24. Dice ser nana

    Para Pepe y Pepi,
    mi enhorabuena por no haber tenido que vivir ese infierno de” invenciones” infantiles de niños desarraigados y que no tengais fantasmas, yo no viví ni la 2º república ni la guerra civil, pero sé lo que viví y al menos tengo el derecho a manifestarlo y denunciarlo, no sé si ZP está contento ni me importa,, solo sé lo que pasó y el infierno que vivimos todos los niños como yo.
    Animo a Mebri64 a que cuente su historia , que menos que ese derecho a la denuncia pública

    25 Septiembre 2012 | 14:07

  25. Dice ser Pablo

    Para Ntistenes

    Si cansa no te molestes en leerlo, a mi cuando me canso de algo paso de ello
    Respecto a lo de Cuba o Rusia pongo como ejemplo a esos Paises porque es tipico en los que niegan aquello el decir que ellos lo pasaron muy bien y aqui se ha llegado a leer que nos estuvo bien empleado por ser rojos cuando solo eramos niños sin ideologia

    25 Septiembre 2012 | 18:37

  26. Dice ser Pablo

    En el mal llamado colegio hogar sagrado corazon (REFORMATORIO DE MADRID) por orinarte en la cama te encerraban 24 horas en una celda sin comer, beber o hacer tus necesidades
    Para un niño de 8 a 10 años era muy fuerte

    25 Septiembre 2012 | 18:50

  27. Dice ser Pablo

    O te zurraban tal paliza con un palo de escoba que no dejaban una parte de tu cuerpo sin moler, el fraile descargaba toda su ira contigo
    Al menos en mi seccion de proteccion de menores eso ocurria, tambien presencie como zurraban a algun mayor como el cura aquel que atizo con la batuta por no cantar en los ensayos de canto en la iglesia, para mi que era un niño que acababa de ingresar y no sabía cantar el caso es que este niño le paro el golpe le quito la batuta y la partio en dos y el cura le expeto… ya veras luego

    25 Septiembre 2012 | 19:02

Los comentarios están cerrados.