BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Preventorios: “La cuidadora me ponía de pie y con la cuchara me daba los vómitos”

Por Ángela.

Yo estuve con mi hermana, tenía 10 años y mi hermana 6. En los años 60. Fue un trauma, estábamos en la sala malva, no puedo recordar nada bueno, nos fuimos al mes, fue terrible. Me acuerdo de casi todo, pero de las cuidadoras no recuerdo sus caras ni nada, solo a la que teníamos en nuestra sala que se llamaba Enriqueta y era mayor, mas que ninguna de ellas.

Mi cama estaba junto a una ventana, esta tenía el cristal roto y por las noches hacía mucho frío, fue en el mes de diciembre y estaba nevado. Cuando vinieron mis padres a visitarnos se  lo dijimos, mi padre fue a hablar con la cuidadora y le dijeron que era mentira. Cuando fuimos a acostarnos por la noche menuda me tenía preparada, me puso de mentirosa y del miedo que tenía no le señale el cristal roto.

Me acuerdo de la comida tan malísima,la leche en polvo que estaba amarga. Yo creo que eso no era leche o que la mezclarían con algo. Yo vomitaba casi todos los días, y la cuidadora me ponía de pie y con la cuchara me daba los vómitos, era horrible. Después me castigaban a comer con las pequeñas, pero no en una mesa, si no pegada a la ventana, allí por lo menos estaba tranquila.

El patio también era un suplicio cuando nos hacían ponernos en corro y dar vueltas en una dirección y en otra  muertas de frío. Una niña y yo estábamos planeando como fugarnos de allí, pero mi hermana era mas pequeña y no nos atrevimos.

Yo solo quería que llegara la hora del rosario, me lo aprendí enterito, letanía en latín incluida. Son tantas cosas que pasaron… Es una pena que fuera con tanta ilusión y que me haya marcado mi vid. Esto no lo he contado nunca, nada mas a mis padres y a mi marido. Ellos nunca pensaron que era como fue. Así que ahora que ha salido todo esto me alegro, pues ahora he podido contarlo. Muchas gracias por haberlo sacado.

1 comentario

  1. Dice ser Toñi

    Yo tambien estuve allí en el año 1962, tenía 9 años. Estuve en la sala Malva, donde estaba la Srta. Enriqueta, la teníamos pavor todas. Lo de las duchas de agua fría, lavarnos con estropajo y tenernos desnudas en fila, eso tambien lo he vivido yo, y me tiré tres meses comiendo en una ventana porque vomitaba la comida que me daban; a mi nunca me hicieron comer el vómito, aunque sí me amenazaban con que me lo iba a comer y ví a alguna compañera que sí se lo hacían comer. Los váteres no tenían puerta y disponíamos de unos minutos determinados en el día para hacer nuestras necesidades. Dispongo de dos fotografias de entonces. Si eso no eran maltratos psicológicos que venga Dios y lo vea.

    19 Septiembre 2012 | 19:07

Los comentarios están cerrados.