BLOGS Deportes
Chema Martínez – No pienses, corre Chema Martínez – No pienses, corre

No siempre gana el que llega primero; en la mayoría de las ocasiones, la victoria la consigue aquel que persevera por conseguir sus sueños. Así que no lo pienses… ¡Corre!

Dícese de… (umbrales parte I)

“Dícese de la parte inferior o escalón, por lo común de piedra y contrapuesto al dintel, en la puerta o entrada de una casa”…, es decir, EL UMBRAL.

Y…hablando de umbrales, vamos a centrarnos en los nuestros, aquellos umbrales que todo “runner” ha de tener siempre presente.

Una vez superes los primeros umbrales: el umbral de “la pereza”, el umbral del “no tengo tiempo”, el umbral de “trabajo mucho y estoy agotado, el umbral de “hace mucho frío o mucho calor” habrás dado el primer paso, dejaras de pensar y saldrás a correr.

Tus sesiones de entrenamiento han de durar mínimo CUARENTA minutos de sesión, por lo que este debe ser tu primer objetivo. ¿Por qué cuarenta? No, no es un capricho mío, es cierto que si haces entrenamientos de treinta minutos te sentirás mejor y es muy saludable, (mucho mejor que nada, ¡desde luego!) pero he de decirte que esto no te hará mejorar. Con aumentar diez minutos más, superando tu umbral de tiempo, el entrenamiento que realices será mucho más eficiente ya que el cuerpo empieza a trabajar sus vías metabólicas para obtener energía, ¡eso es entrenar! Estímulo, adaptación y mejora, haciendo trabajar a nuestro organismo.

Creeme que es mucho más eficaz entrenar tres veces por semana cuarenta minutos que treinta todos los días.

Una vez superados estos primeros pasos… vamos a ponernos un poco más técnicos. En función del tipo de ejercicio que hagamos y, en concreto de la intensidad con la que lo hagamos trabajaremos de forma aeróbica o anaeróbica.
Cuando lo hacemos de forma aeróbica estamos trabajando utilizando como fuente de energía el oxígeno que respiramos, esto ocurre a intensidad baja y/o moderada, por el contrario trabajamos a una intensidad mas alta el oxígeno que respiramos no es suficiente como fuente de energía y es entonces cuando estamos entrenando de manera anaeróbica.

Hay un umbral para cada una de ellas: Umbral Aeróbico y umbral anaeróbico.

Trabajar teniendo en cuenta estos umbrales harán que tu rendimiento mejore considerablemente. Se trata de trabajar a ciertos ritmos e intensidades en función de nuestra capacidad física.

post-chema_1

Este tema es un tanto complicado, a la par que interesante…por lo que he dividido esta entrada en dos a fin de que se digiera con mayor facilidad y se entienda mejor. Ya se sabe que lo bueno es mejor tomarlo en sorbitos pequeños…así que…¡mañana más!

Mientras tanto… #NoPiensesCorre.

1 comentario

  1. Dice ser Carla

    Me has convencido. Voy a pasar a los 40 minutos.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    11 marzo 2015 | 07:24

Los comentarios están cerrados.