BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

La mala (o establecida) educación

Por Gerardo Hernández

Muchos desconocen que hay programas subconscientes que dirigen nuestro día a día. Saberlo es importante, imprescindible diría yo, para recuperar el control de nuestras vidas. Cuestión esta no sencilla, pues es más fácil seguir disimulando y cumplir las expectativas de otros.

Dos estudiantes en un aula universitaria. (GTRES)

Dos estudiantes en un aula universitaria. (GTRES)

Vivimos intentando caer bien y haciendo lo “apropiado”, ocultando nuestros sentimientos. Nos sentimos mal, además, si no cumplimos con las expectativas. De otros. Pues aquellos que tienen la osadía de salirse de las exigencias del programa (inconsciente, como he dicho), son juzgados y condenados de “egoísmo”.

En la Escuela, nuestros hijos e hijas han sido educados, salvo honrosas excepciones, en un modelo que alimentaba la competitividad y utilitarismo. Más que aprender a conectar con uno mismo, con los talentos individuales, y actuar desde ahí con auténtica responsabilidad. Que no es, como nos han enseñado las religiones establecidas, hacer lo que “se debe”, sino, de forma muy distinta, atender a la propia conciencia individual y responder con habilidad ante los restos.

3 comentarios

  1. Dice ser no sé ni lo qu ehe escrito, pero ahí queda

    Hay un anuncio por ahí que habla de la no permisividad de los sistemas, aún llamados libres y democráticos (naaaa, cuento, sólo una pequeña mejora comparada con las dictaduras algo superadas), de las inteligencias que piensan diferente, de otro modo al establecido por cánones y patrones de pensamiento que provienen de tiempos terroríficos, de aquellos en los que no había ni siquiera derechos humanos. Se implantan modelos exactos a aquellos, no evolucionan. EL temor a perder algo que no se sabe lo qeu es, eso de valores, de familia, de sexo ideal… todas esas monsergas mantenidas por imposición de tiempos bestias continúan queriéndose implantar en un mundo que se despierta a la apertura y mejora global.
    Es absurdo el modo de educar en la mentira, en el sectarismo, en los fanatismos.
    En ocasiones de habla de tolerancia como un paso para la aceptación de lo diferente, pero desde un punto de vista algo altivo. ¿Tolerancia de quienes, de los superiores? ¿Tienen que tolerar las santas dignidades lo que es distinto para que no los perjudique en su perfección? Ese tono de superioridad que debe abrir la puerta a lo diferente… es fatalidad también. La tolerancia debería pasar a ser naturalidad, normalidad, eje de enriquecimiento mutuo, no división, no separación, no hacer favor a unos para aceptar cómo piensan, cómo son. La tolerancia, en todo caso, debería ser mutua entre los agentes participantes de la sociedad que evoluciona libre.
    Si no hubiera gente que hubiese pensado distinto, hoy no habría televisión, ni radio, ni periódicos, ni medicina, ni filosofía, ni ciencia, ni Paz entre los pueblos. Ni siquiera coches por no haber tampoco rueda.
    Los moralismos son terroríficos, los sectarismos, atroces.
    No hay nada más ridículo, bueno, lo habrá, pero esto no deja de tener su gran dosis, que una person aque ande clamando por los regímenes y tiempos pasados mientras disfruta de los valores conseguidos. Es idiotismo absoluto. Clamar por tiempos donde… por ejemplo, estaría prohibida internet, o los móviles, o manifestaciones culturales que no son ya escándalo ni riesgo para la supervivencia de la especie hermoooosa en este planeta… Al contrario, resultan salvavidas para no caer en brutalidad sectaria o fanática, qu eeso sí que es peligro..
    Se habla de falta de respeto, de sociedad perdida, como siempre en todo tiempo, cada tiempo con su disputa por cambiar las cosas. Siempr eha sucedido, SIEMPRE. No es cosa de ahora, sólo qeu ahora las circunstancias son distintas, como siempre lo han sido en sus tiempos. Y andar siempre en el pasado es muy mala cosa. Hay que vivir el presente, y de acurerdo a un estudio REAL de las circunstancias, LIBREMENTE observadas, se podrá mejorar el sistema, pero NO IMPONIENDO lo aprendido, sino desarrollando capacidades para empatizar con los tiempos.

    17 mayo 2015 | 11:53

  2. Dice ser educación inclusiva

    ¿Por qué han de ser impuestos unos modos de pensamiento cuyo fruto provoca sufrimiento a seres inocentes, como somos todos, desde el nacimiento? ¿Por qué barreras, por qué fronteras, por qué dioses de guerra en los cielos que no dan amor, sino muerte y miseria? ¿Qué culpa tenemos de heredar las peores herencias?
    ¿Por qué un ser libre, dos, tres, cien veces mil, un millón, no puede pensar en superar para el resto todas esas barreras, cantar otros cantares distintos a la mecánica y metódica cadena, soñar en un mundo distinto, como siempre ha hecho, desde siempre hizo, el estigmatizado pero hermoso humano poder de crear nueva idea?
    https://www.youtube.com/watch?v=6Ejga4kJUts

    17 mayo 2015 | 12:04

  3. Dice ser Manolo Longanizas

    Pues sí, hemos pasado de las dictaduras a las pseudodemocracias que son otra dictadura encubierta en donde vives la ilusión de que eres más libre simplemente por la hipnosis de los medios de comunicación. Hemos pasado de “1984” a “Un mundo feliz”

    17 mayo 2015 | 12:38

Los comentarios están cerrados.