BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Escaneado con los pies por delante

INFOOT ID 1Q5C9HVYL2A9. First Name … y así unos cuantos parámetros que van desde el portátil de Asics en el showroom montado en Madrid hasta Japón (qué leho está Hapóo-on, cantaban No me Pises que llevo Chanclas, recogido por el simpático blog Ventepayokohama). En Nippon entran a una base de datos de aproximadamente cinco mil pares de pieses o pinreles, y a cambio nos premian con un análisis detallado de nuestra geometría parcial.

Parcial para conocer la biomecánica completa de nuestro correr, pero total para la inserción en este motion tracking que es nuestro paso reiterado por las tiendas, catálogos, online shops y mercadillos y tiendas outlet. Cristo ahorcado, en dos párrafos no menos de siete anglicismos. Es quizá la esencia de nuestra vida.

Al turrón, que me disperso. Con los pies embutidos en un terminal con faldillas de mesa camilla (esto hay que verlo para entenderlo, aunque en este vídeo hay un gráfico resumen) sales con las últimas voluntades escritas en pdf. Un pie de 263mm y otro de 265 de largo, más largo pero con 3mm menos de anchura talonar y 0.4º más de pronación. Sin entrar en parámetros preocupantes o patológicos, situación que me ha chocado bastante ya que estuve usando plantillas ortopédicas para pies planos hasta los 8 o 9 años. Vamos, justo antes de zambullirme en aquel mundo de chandaleo y corredores con bigote y barba a lo militante de CCOO, para acaparar los últimos puestos de todas las carreras que disputé en 1980 y por lo que la FAM debería condecorarme. Pero correr curte y modela.  A mí me ha modelado unas Kayano 15 de 27.5cm (9.5USA) que he aceptado dejando de lado mis sátiras y asumiendo que se trata del peaje de la sociedad del mercado. Estar en el momento justo en el sitio justo y perder bastantes horas a la semana tecleando idioteces como la que estás leyendo.

Sesudas conclusiones.
Así pues, ¿Sacará ASICS interesantes datos a partir de mi centésima aportación al perfil del runner europeo? ¿Sacará a precio de stock un remanente a cambio de una campaña personalizada de marketing? ¿Saco yo unas zapatillas con poco esfuerzo? Veamos, todos ganamos. Lo que ocurre es que en la naturaleza hay una asunción mínima de riesgos. Los animales y los humanos aprendemos rápido a maximizar los beneficios arriesgando el culo lo justo. No es algo que haya leído en Nature o en el Muy Interesante. Es algo que compruebo en mi barrio. Ante, por ejemplo, la ambigüedad de las administraciones con competencias en Sanidad, sin una línea científica clara sobre la gripe A, somos una masa desconfiada y optamos por hacer lo que nos sale de los cojones. Es la opción más fácil. Siempre. Es lo que Cees Nooteboom llama algo así como la esencia del español: los jubilados ya no se fían, las madres ya no se fían, los runners se fían aunque ya menos y la campaña de la gripe A o los programas de reinserción de presos o las ofertas 3×2 en detergentes se verán marcadas por una morbosa normalidad en cifras. Morirán los mismos viejos que mueren cada año con los síntomas derivados de infectocontagiosas y bucorrespiratorias, faltaremos al trabajo en cantidades sorprendentemente parecidas, y los niños seguirán llegando a casa llenos de mocos y el Apiretal (ERN) y el Dalsy (Abbot) seguirán en el top de antitérmicos, y las campañas para productos deportivos en redes sociales como facebook, trnd o strand se llenarán de pescadores en río revuelto que compartirán con una estable población consumidora. Es una situación simbiótica.

Pero dejemos la teoría de juegos y pasemos (mañana) al rendimiento de la zapatilla en una situación de laboratorio casi ideal: corredor anquilosado toda una mañana en un sillón de oficina, con 1500 gramos de sobrepeso, entrenamiento anárquico y apenas una hora para escapar a una escombrera reconvertida en parque lineal a trotar sin calentar ni estirar. Se va a cagar la azulyblanca esta.

Los comentarios están cerrados.