BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Rhapsody in shoe

Al igual que la composición musical creada por George Gershwin, el pasado sábado iniciábamos muchos un lento y hasta tristón discurrir a lo largo de 24 horas. El jazzismo de la cosa residía en la composición colorista de malos cuerpos, peores estilos y camisetas abigarradas. Lo clásico quedaba enmarcado por ese dólico, ese circuito que salía del estadio para regresar. La nota idiota del siglo xxi la dábamos los runners que insistíamos en ser engullidos por la puerta grande de la plaza de toros. Un conjunto unido a lo tonto, una libertad de formato romántica. Una rapsodia.

Por comparar, imaginemos que las líneas del pentagrama eran las que delimitan arcén y calzadas de la carretera entre Madrid y Extremadura. Las notas, los corredores clasificados en Las 24. Pongámoslos huyendo de, un suponer, la grúa.

Andrés salió de Príncipe Pio pero se acordó de algo y no llegó ni a la Casa de Campo. Vilches, nasío pa correr, llegó a Campamento el primero pero ahí se quedó, preparando la logística y los macarrones. Paco Rico llegó hasta el hotel relax que hay enfrente del penal de Navalcarnero mientras que Velayos echaba la jornada hasta el km 42, en Valmojado. Es un simbolista pero la premura de unas ampollas le hicieron quedarse a poco más de las viñas y cereales madrileños. Los demás íbamos más sedientos de paisaje, de toledanos, de yo que sé. El grupillo trasero se cerraba con Rafa Indeciso, cuyos 67km le llevaban hasta Quismondo, donde el Rubillo. El valle del Tajo acoge a los cieneros. Alfonso Ariza, Dennis el yankee y alguno más se quedan en una nave a las afueras del encuentro entre el Alberche y el Tajo. Duquito, Efejota o Darth ya toman la carretera vieja a Talavera. Han dejado entre medias a AnnaJordan, Sayo o yo hemos llegado al centro de Talavera, desde Madrid, ojo. Igual que esos días de atasco mundial y fundamental entre los dominios bolos y Aluche. Here we come.

Mario Copado tira hasta las afueras de Talavera, pero hay poco que rascar aparte de unas naves tristonas y un polígono nuevo pero semivacío. Realmente las distancias entre nosotros son cortas. El escalón de los 127-130km, donde se bandea Yoku, les hace adentrarse en unas dehesas sin nada. Amador o Somal tampoco ven nada unos kilómetros más allá. Realmente estarán desperdigados por la nada hasta los 144km de Oropesa, donde han llegado corriendo Loboaullador o Blázquez.

Los que han llegado lejos son Hugh, el galés, o Primitivo, otro que ya cruzó de Barcelona a Madrid en etapas invernizas. Están por Calzada de Oropesa, a 150km largos de la ciudad de la que salieron imaginariamete. Como huidos. Javier, de Vigo, se planta en mitad de las dehesas, a 168km de distancia, casi a 9 jornadas a pie de 4 leguas. Por Navalmoral de la Mata está bajo el sol del día cacereño Luis Nuñez. Pero no se ve nadie más ni adelantando a caballo. Eddie, el irlandés de tranco corto, lleva 192km. Es Almaraz, ha pasado junto a la central nuclear. Va solo, con su camiseta de tirante blanca y pantalón verde eternos. Es el último de los perdidos peregrinos sin control que han salido 24 horas antes de un punto imaginario en la Glorieta de San Vicente. Un poco por delante de él, a 2km, va Angel de la Mata, el leonés de cemento. Ha decidido cruzar por el puente viejo el embalse, no por la autovía. En el km 195 está el runninguero Andrés Quesada. Algo más adelante va el trio que más rápido avanzó: Jose, de Leganés, debuta con 207km. Está casi coronando el Puerto de Miravete. A su izquierda la zona de Monfragüe. Guilaume ha corrido unos kilómetros más. Apenas quince minutos por delante.

Josico ha llegado a Jaraicejo. A 218 kilómetros de Madrid. Aquí hace calor, se entona el acento extremeño y hace un siglo la gente apenas había llegado una vez en la vida a la capital del país, tras una expedición en tren borreguero o en coche de línea. El ultrafondista zamorano ha recorrido en un día completo la distancia entre Madrid y la sartén cacereña. Acojona, ¿eh?

trav24

4 comentarios

  1. Dice ser Carlos

    Curiosa y divertida forma de verlo Luis. A ver si este simbolista al año que viene se quita la espinita. Por cierto, nivelazo el de las marcas de este año…

    13 Mayo 2009 | 08:19

  2. Dice ser spanjaard

    Bastante, bastante.

    13 Mayo 2009 | 08:51

  3. Dice ser maria jesus

    Mucho más atractivo este viaje que el de los hámsters mareados ! Así hasta dan ganas de apuntarse. Hacía donde es el rumbo el año que viene ? Por irme motivando con Toledo ? Guadalajara ?
    Enhorabuena a participantes y organizadores y a tí Luis que puedes con las dos cosas !

    13 Mayo 2009 | 11:56

  4. Dice ser Yoku

    Por favor, que alguien me rescate de esa dehesa que, además de ser propiedad privada, hay unos puercos que me están hocicando y ya no sé qué decirles para que me dejen en paz.

    13 Mayo 2009 | 22:15

Los comentarios están cerrados.