BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Kip corenwijn met citroensaus

¡Infieles! ¡Estudiantes de idiomas satánicos! ¡Entusiastas de las recetas sibilinas! Buenos días a todos (goedemorgen allemaal). Receta de investigación (onderzoek recept) para manos hábiles y tardes de implorativo tiempo libre (vrije tijd), pero cuidadin; el limón es un áspero contendiente y la salsa corre el peligro de convertirse en una tortura de Pol Pot y sus jemeres rojos. Manos (handen) a la obra (aan het werk). Las dos (allebei). Manos (handen), no las obras. Joder que lo tengo que explicar todo (godverdomme… etc).

Tenemos unas pechugas que marinaremos durante una hora con el zumo de limón y medio de la huerta que podamos entrar a robar. Sobre esto el amigo Garbanzito y yo tenemos literatura para declarar en tres juzgados de Murcia. Pero los susodichos están ahora muy liados con no se qué de corrupción urbanística. Marinamos con limón, chorreón de Corenwijn de Bols (ginebra tradicional holandesa, la podrás encontrar en las licorerías con envase de cerámica), orégano y perejil seco. Yo marino en una olla cerrada, así no le caen bichos (vliegetjes). Aquí teneis una foto de anoche en pleno marinado de carne cruda con aspecto de banquete vaginal. ¿A que ve esa carne amalgamada da unas pulsiones tremendas? Si te dan en el pene, estás sano como una pera. Si te dan en el cerebro acompañado con un tic en la mano izquierda, tus impulsos de cirujano te están llamando a grito pelado. Aprovecha cualquiera de las dos vocaciones: mastúrbate o mete el bisturí en lo que tengas más a mano. ¡Nunca ambas a la vez!

005

Entre tanto vamos preparando unas patatas á la Martin de Jong. Es éste un conocido al que ví modelar las patatas en rodajas anchas, hervirlas un poco y luego someterlas al dorado de la mantequilla. Es un riesgo porque la mantequilla para freir es como colocarle dos revólveres al Cristo de Velázquez. Aún así, a por ello. Estamos en plena efervescencia primaveral neerlandesa. En het gaat maar goed.

En el mismo marinado, cocemos las pechugas en la olla durante escasos 5 minutos. Las sacamos y troceamos en tiras. Un golpe de parrilla para cerrar la cuestión es suficiente. Aparte, hemos hecho rodajas el medio limón restante, metemos en un bol con aceite y dos cucharadas de azucar para rebajar la acidez. Añadimos el caldillo del marinado y al microondas a 350º durante un par de minutos, removiendo y probando de ácido para corregir con más azucar, si hiciera falta. Ya tenemos la salsa. Una pijofoto sobreexpuesta, y ya.

017

Los comentarios están cerrados.