BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Pasemos a los deportes

El amigo Soto me ha dado pie a la entradilla. Ofuscados como íbamos, no por el ritmo (pantanoso) ni por la hora (las 6.19am ya son habituales del desatasco), sino por la falta de interés de muchos, hemos charlado sobre la preocupante tendencia de resumir -todavía más- las noticias de análisis diario y aglutinarlo todo en ráfagas que ni informan ni dejan tiempo a comprobar la veracidad ni ganas de hacerlo.

Leí en los tiempos en que hacía radio que los medios tienen no sólo la capacidad de llegar a un numero importante de ciudadanos, sino que para la población tienen legitimidad. Son acogidos como una representación válida de la realidad pero, claro, si la ensalada de titulares y resumencitos es tan pobre, manipulada y dirigista, arreglados estamos. Umberto Eco diseccionó en su día las técnicas de “no información” de los noticiarios, las paso aquí:

– Introducción de inflexiones u observaciones explícitas a propósito de una noticia. El periodista comenta la noticia, la interpreta, la hace suya, llega a
ponerse triste, enojado o risueño, es decir dramatiza la información cargándole de significado en función de su ideología.
– Comentar sólo aquello que se puede o se debe comentar.
Los noticieros recurren a procedimientos espectaculares, pero eso no significa que se va a informar sobre todos los acontecimientos. La selección previa de lo comentable está estrechamente vinculada al margen de libertad de expresión que posea un determinado medio.
– Poner la noticia incómoda donde nadie la espera ya. Hay noticias que pueden pasar desapercibidas según el lugar donde se
las coloque. Las intensidad de las noticias previas y las posteriores a la información incómoda de alguna manera desarticulará en la audiencia el mecanismo de esperar algo más importante que lo que ya se ha visto.
– Ofrecer la noticia completa sólo cuando los diarios del día siguiente o los otros medios de comunicación la hayan difundido.
Los noticieros completan sus partes informativos cuando los diarios o los otros medios de comunicación han difundido ya la información de una forma más completa.
– No decir las cosas por su nombre. Se comenta un episodio pero sin ir directamente al asunto.
En muchos noticieros se alude a ciertos acontecimientos pero sin hacer explícita referencia a ellos. Ante una situación crítica se dan muchos argumentos, pero no se va directamente al grano. Es una de las modalidades de ocultamiento de la información.
– Manifestarse sólo si el gobierno ya se ha manifestado. Ante situaciones críticas y donde aún no se ha desarrollado un periodismo
de investigación, el noticiero ofrece su punto de vista en función de la actuación que el gobierno tenga sobre un determinado asunto.
– No Omitir jamás la intervención de un ministro. La presencia de ministros o diputados sirven para legitimar puntos de
vista de una empresa de comunicación, periodistas, etc.
– Dar sólo oralmente las noticias importantes, sin ningún tipo de imágenes. La información que se transmite sólo a través de la palabra no tiene la misma fuerza que si se utilizaran imágenes. La propiedad del medio televisivo es la de recurrir a documentos visuales y no limitar la información a la palabra, como ocurre con la radio. Una noticia pasa desapercibida si no se recurre al lenguaje específico de la televisión: imágenes y palabras.
– Ofrecer imágenes de las cosas importantes si ocurren en el extranjero. Por el contrario, si ocurre una situación crítica a nivel nacional y se quiere que pase lo más desapercibida posible, se recurrirá a imágenes de acontecimientos que tienen lugar en otros países y, si la información que se transmite sobre ese otro contexto, es más espectacular ayudará a que pase más desapercibida la nota que se quiere ocultar. Asimismo, suele recurriese a escenas espectaculares, hechos truculentos, testimonios muy dramáticos para dar a conocer algo anecdótico o escasamente significativo.

A esto estamos expuestos a diario, por lo visto reciente y anteriormente. Si alguien tiene interés, enlace a una de las guías abiertas de la UNED con un curso entero: comunicación y manipulación.

El caso de la Javier Clemente con la selección de Irán parece no tener fin, y pasamos con esto a los deportes. Perdón, deporte.

Los comentarios están cerrados.