BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Pataliebres o jurgoleros: la ciencia escoge…

¡Cojones! Un estudio de la Universidad de Copenhague ha tratado de determinar qué es más beneficioso: el fútbol o el atletismo. Los resultados son claros: el balompié reduce más peso y aumenta más la masa muscular.Se veía venir. Cito y pego de Diario Médico (sept.07).

Un experimento de la Universidad de Copenhague en colaboración con el Hospital Bispebjerg ha tratado de comparar los beneficios que se obtienen de la práctica de fútbol y de correr largas distancias.Para ello se realizó un seguimiento de un equipo de fútbol de aficionados formado por 14 hombres en baja forma física de entre 20 y 40 años. Durante un periodo de tres meses se sometió a los jugadores a pruebas para determinar la masa muscular, el porcentaje de grasa, la presión arterial, la sensibilidad insulínica y el equilibrio.

El equipo entrenaba entre 2 y 3 veces a la semana durante una hora aproximadamente. El grupo de investigación, liderado por Peter Krustup, observó que se produjeron grandes beneficios de la práctica de ejercicio, ya que disminuyó el porcentaje de grasa y la presión arterial, mientras que aumentó la masa muscular. En paralelo al experimento se realizaron las mismas pruebas a un grupo de corredores que entrenaba el mismo número de veces que los futbolistas, aunque con resultados más pobres, y a un grupo control.

Según los investigadores, aunque es saludable correr largas distancias a una velocidad moderada, los resultados del trabajo parecen mostrar que los beneficios de practicar fútbol son mayores. La mejora en la forma física de los participantes y el aumento en la masa muscular fue mayor en el grupo de los futbolistas. Además, durante las últimas ocho semanas de la observación sólo los individuos de este grupo mostró mejoras, explica Krustrup. Tras doce semanas de entrenamiento, los futbolistas habían perdido 3,5 kilos de grasa y ganado más de 2 kilos de masa muscular, mientras que los corredores redujeron dos kilos de grasa y no aumentaron la masa muscular. En ambos grupos mejoraron los parámetros de presión arterial, sensibilidad insulínica y equilibrio del organismo. Los investigadores opinan que la mejora en la salud de este grupo radica en los cambios que se realizan al pasar de caminar a correr y a esprintar continuamente. “Aquí reside parte del secreto. El fútbol es un ejercicio completo que mantiene el pulso alto y permite realizar acciones de alta intensidad, y utilizar todas las fibras de los músculos. Sin embargo, al trotar a un ritmo moderado sólo se utilizan las fibras bajas”, explica Krustrup.

Y agárrate porque llegan las apreciaciones…

Los futbolistas consideraban que el ejercicio no era extenuante, al contrario que los corredores, quienes aseguraban que la práctica era muy dura. Krustup explica que el compañerismo en el fútbol permite olvidar el esfuerzo que se realiza, mientras que el corredor lo hace en soledad y es consciente del sacrificio. Los resultados han animado a los investigadores a continuar el estudio desde un punto de vista fisiológico. Para Krustup, el fútbol muestra una gran capacidad a la hora de combatir enfermedades relacionadas con el estilo de vida: “en la lucha contra la obesidad y la inactividad, el fútbol parece ser una alternativa obvia al jogging y a la gimnasia. Puesto que es un deporte muy popular, es más factible que los individuos se aficionen, ya que combina diversión con vida social”.

Chavales, estamos perdidos. La ciencia ha hablado… por boca de los sujetos estudiados. Es el principal problema de este estudio, que considera los participantes como entidades pensantes y cuyas percepciones subjetivas son tenidas en cuenta. “Esto es duro de cojones, aquí quería yo ver a Raúl” contra “¿matarnos a sudar?, que va, lo justo”. Por la boca muere el pez.

El original (extracto), en: Peter Krustrup y otros, Recreational soccer has significant beneficial effects on performance and health profile. Department of Exercise and Sport Sciences, University of Copenhagen, Denmark.

13 comentarios

  1. Dice ser Sylvie

    Ya sé porqué no me gustan los futbolistas…y si los atletas…

    besitos.

    11 Enero 2008 | 11:03

  2. Dice ser Sergio

    Pues estoy de acuerdo en las apreciaciones del artículo y los resultados ciéntificos me parecen los razonables.

    Los corredores somos más papistas que el papa (minúsculas a propósito) y nos pensamos que porque nuestro deporte cansa y es muy duro pues es el más completo y el mejor… y no:
    lo normal es que aburra a la mayor parte de la población que lo ha realizado, fundamentalmente si lo hace en solitario, sea lesivo en muchas de las ocasiones y genera descompensaciones musculares en la mayoría de los casos. Correr tiene un punto de “elección personal irracional” que es lo que hace que a los que nos gusta no podamos vivir si él, pero que, por otro lado, al resto de los mortales aburra.

    “Es el principal problema de este estudio, que considera los participantes como entidades pensantes y cuyas percepciones subjetivas son tenidas en cuenta”.

    Los datos de pérdida de peso son objetivos y hablan a las claras. Y sobre la subjetividad de las concluiones del estudio: creo que son esenciales para lo que el estudio en el fondo tratará de demostrar. Que para practicar una actividad saludable para mantener un mínimo de forma física pues es mejor hacerlo acompañado y pasándoselo bien para que esa actividad, así como sus beneficios, se prolonguen en el tiempo.

    11 Enero 2008 | 11:11

  3. Dice ser Sergio

    … y no me gusta nada el fútbol, he olvidado añadir

    11 Enero 2008 | 11:12

  4. spanjaard

    Jijiji… Sergio tiene razón. Ha sido colgar esto y acordarme de una foto de Rafa Nadal que hemos visto esta mañana en casa en el ADN. Dice mi esposa, “¿Nadal tiene esos brazos? pero si es un Titán”.
    Claro, yo venía de correr a las 5.40am, con unas mallas largas azulonas Joma y una chaqueta de invierno NB y me he quitado la ropa en la ducha y… no, no seáis sucios, no he empezado a tocarme. Me martilleaba esa frase del titán. En qué momento pusimos tanto espejo en el baño.

    Mi pulla sobre la subjetividad es la del periodista de Diario Médico al hacer notar lo del “compañerismo del fútbol”. Obviamente rechina porque no en todos los países se corre solo como en Dinamarca. Tampoco en todos los países los que juegan al fútbol se lo toman como compañerismo. Pero siempre está bien que nos bajen del pedestal.

    11 Enero 2008 | 11:50

  5. Dice ser Sergio

    Depílate el torso… da sensación de estar más cachas…

    Fdo.- hombros escurrios.
    PD.- la foto de Nadal Acojona… la virgen que dorsales

    PD2.- las patas de Berlanas tb acojonan
    http://www.elmundo.es/albumes/2008/01/09/calendario_atletas/index.html

    PD3.- Y Chema da penita el hombre 🙂

    http://www.elmundo.es/albumes/2008/01/09/calendario_atletas/index_9.html

    11 Enero 2008 | 12:16

  6. Dice ser Landes

    Bueno, miden el aumento de masa muscular y la perdida de peso con numeros, pero no dicen nada de los otros factores biológicos. Habría que ver también que tipo de entrenamiento han llevado los corredores ¿han hecho cambios de ritmo? ¿cuestas? o sólo rodajes. Y esos rodajes ¿a qué ritmo?. El futbol sólo se puede jugar de una forma mientras que hay muchas formas de entrenar corriendo.

    11 Enero 2008 | 12:32

  7. spanjaard

    No hay por qué dudar de la variedad del entrenamiento que sometieron a los jurgoleros porque, en otro trabajo similar, el esquema (esta vez en bicicleta estática) era:
    During the whole period, bicycle training was performed four times a week and each training session lasted 60-75 min. The weekly program was repeated seven times and consisted of four different sessions, always initiated with a 10 min warm up and ending with a 5-10 min cooling down period. In the main part of each exercise session, set periods of exercise of varying duration and intensity (from 65-85 % of maximal oxygen uptake) were performed, interspersed with breaks of active recovery at 50 % of maximal oxygen uptake. The training intensity was adjusted to match measured changes in maximal oxygen uptake after 3.5 weeks of training.
    Cita:
    Jørn W. Helge, Peter W. Watt, Erik A. Richter, Michael J. Rennie & Bente Kiens, “Fat utilization during exercise: adaptation to a fat-rich diet increases utilization of plasma fatty acids and very low density lipoprotein-triacylglycerol in humans”, Journal of Physiology (2001), 537.3, pp. 1009-1020.

    original en: http://jp.physoc.org/cgi/content/full/537/3/1009

    11 Enero 2008 | 12:40

  8. spanjaard

    Aunque no conocemos las entrañas de esos entrenamientos. No está más que publicado un poster. googlead “Effects on training status and health profile of prolonged participation in rec-reational football: Heart rate response to recreational football training and match-play” de Birgitte Rejkjær Krustrup, Ian Rollo, Jens Jung Nielsen and Peter Krustrup.

    11 Enero 2008 | 12:47

  9. Dice ser Juanma

    La verdad es que sí es más divertido, ya lo demuestra al decir ‘jugar’ al fútbol.

    Lo malo del fútbol es todo la basura que lo rodea.

    11 Enero 2008 | 13:42

  10. Dice ser Pablo

    ¿Y los efectos psicológicos? Hay estudios sobre el beneficio de la carrera a pie contra la depresión (efectos biológicos sobre los recaptadores de serotonina y los sistemas cerebrales de dopamina). Además, un tío deprimido no irá a jugar una pachanga, irá a reconcomerse corriendo en su solitaria miseria y entonces, sin él esperarlo… tachán.

    11 Enero 2008 | 16:24

  11. spanjaard

    Tachán… ¿le saldrá un conejo de una cuneta? Me has dejado con la intriga, Pablo.

    11 Enero 2008 | 16:32

  12. Dice ser Cientounero

    Pero eso que corriendo se pierde masa muscular es conocido de siempre. Claro que no aumenta la masa muscular. No veo yo nada sorprendente en el estudio ni nuevo en ese punto de vista. Se adquiere resistencia, nada más.

    Dime que masa muscular tienen los keniatas o marroquis que nos ganan en las carreras.

    11 Enero 2008 | 18:56

  13. Dice ser Adrian Vogel

    Le veo un problema al estudio. ¿Tres meses? Es poco, muy poco. La vida media de un futbolista es mas larga que esos tres meses. Y las secuelas (negativas) que deja el fútbol no se miden en tres meses. No conozco las repercusiones en los corredores, pero si en los futbolistas o mas bien ex futbolistas.

    13 Enero 2008 | 01:30

Los comentarios están cerrados.