BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Kenia, la romántica frustración

Hay palabras que, en el mundo de los deportistas, suenan a atletas en estado puro, a fibra y a mística del deporte animal. Escuchar nombres de lugares como Central Park, RDA, o Etiopía es equivalente a tensar las mandíbulas, apretar los puños y respirar treinta pulsaciones por minuto más agitadamente. Sao Paulo, Vallecas o Behobia son nuestros mitos de zapatilleo. Pero Kenia representa la pureza. El deporte romántico. Seres que corren mostrándonos para qué fuimos diseñados un día y cómo adaptamos nuestras carencias a virtudes. Kenia es para los corredores una palabra evocadora. Es el máximo de la posibilidad de esa reserva de nuestra pureza que es Africa. El espejo al que los deportistas miramos orgullosos para mostrar a los explotadores y racistas que esa es nuestra raiz. De ahí viene que yo corra, pensamos.

Y arranca 2008 y las noticias nos devuelven a Kenia convertida en una sopa tribal donde los fideos se cortan con machetes. No, en nuestro dorado Eldoret, en la tierra de los Tergat, Kipchoge, Barmasai, Tanui, los caminos por donde galgos como Chepkemei, Keino o Kepchumba levantan el polvo milenario del homo corredor, ahí no puede haber esa miseria, pensamos. Pero Kenia es un país construido desde la reforma de los reinos medievales tribales hacia la colonización. La creación de esa idiotez del siglo XIX que nos llevó a guerras, holocaustos, exterminios, esa patochada humana llamada frontera (pero también llamada Estado, llamada bandera, llamada himno, llamada nacionalismo), encuadró a unos y otros dentro de un régimen desequilibrado. El Imperio y las Naciones vieron como bueno un arreglo moderado y Jomo Kenyatta arrancó con esa entelequia que hoy tenemos en titulares.

El año nuevo keniano nos trae muertos a machetazos y abrasados. El año nuevo nos debería haber dejado las victorias de sus corredores en la San Silvestre Vallecana como últimos titulares sobre Kenia, piensa el romántico corredor. Pero es lo que somos.

2 comentarios

  1. spanjaard

    Añado el trabajo de Hernán Zin en su blog de hoy.
    https://blogs.20minutos.es/enguerra/

    02 Enero 2008 | 09:30

  2. Dice ser SYLVIE

    Hay días que una prefiere seguir siendo una romántica…

    Besitos y feliz 2008… sin demasiados amaneceres excesivamente realistas.

    02 Enero 2008 | 17:08

Los comentarios están cerrados.