BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

A golpe de capítulo.

Siento debilidad por saber qué les dice sobre su trabajo a los hijos (si los tuviere) y esposa del guionista principal de Cuéntame cuando éste llega a casa. O qué hará cuando salga a la calle a comprar el pan el responsable de figuración de Cuéntame, si es que se atreve. O si, cuando se arreglan para salir a cenar por Fuencarral o Gran Vía, los mentores de ese bodrio repasan mentalmente alguna escena mientras se miran en el espejo…

Y es que anoche caí de morros en una escenita de la serie más lenta, aburrida y previsible de TVE de los últimos 5 años. Superando telenovelas, miraquienbailas, todo. Supera a la gala homenaje de Bosé de anteayer. Tener de fondo la televisión y a espaldas de mi portátil hace que la presencia televisiva me joda hasta que digo “basta” y me giro. Anteayer Pillé a Bosé haciendo gestos al realizador cuando claramente había perdido el hilo de la canción con Laura Pausini. Pero ayer cacé a una especie de filibustero fascista fumando (sic. FFF) negro en el velatorio de Franco mientras inculpaba de falta de cojones a un rojín de bigote de opereta (el hijo de los Alcántara, que debe haber sido el personaje de ficción que más acontecimientos históricos desde Yo, Claudio). Al loro la coletilla, que así por encima, decía

Tantos cojones que tenéis que ni en el velatorio le habeis perdido el miedo al dictador…

Y es que no veo por dónde tomarlo. ¿Quieren decir algo el guionista jefe y su recua de guionistas auxiliares?, ¿resumen el valor de los rojos a lo que se comentara el 20N de 1975?. ¿Es una coletilla (a one liner, como se recrea la cinematografía teórica) puesta para adorno de las habilidades interpretativas de un gachó que tenía pinta de fascista aunque no hubiera abierto la boca? ¿Consideraba necesario el equipo de producción introducir un elemento de reflexión en los espectadores?

¡Pero si no hace falta! Si los televidentes que conozco que siguen Cuéntame son o sexagenarios medio dormidos o fieles que reviven los atrezzos de su época gloriosa. Escasamente un 5% es suficientemente avispado como para captar las ironías y mensajes de profundidad de las series recreativas políticas españolas. Y, la mitad, son críticos que no tienen más cojones que verla para poder escribir sobre ella. Como el amigo J. Pérez de Albéniz. El Descodificador. Que hoy abre con…

“Vivimos en un mundo raro. No aquel sembrado de mentiras …”

Recordatorio Runner. El Domingo, 0900 en Manzanares el Real.

5 comentarios

  1. Dice ser Sylvie

    Yo no la he visto nunca, así que no la puedo juzgar…tú si, no?

    Conozco mucha gente que disfruta viéndola…y ya lo dice el refrán…sobre gustos, no hay nada escrito.

    besitos.

    21 Diciembre 2007 | 12:45

  2. Dice ser Juanma

    yo antes la veía, ahora me aburre… pero sobre la escena en cuestión, no sé macho, igual viéndola tiene ‘algo’, pero así leída no le veo yo nada.

    bon nadal!

    21 Diciembre 2007 | 14:45

  3. spanjaard

    Que no, Juanma, que es un ejemplo de mil. Giras la cabeza y de 4 cosas que oyes, dos huelen a rancio.

    21 Diciembre 2007 | 15:39

  4. Dice ser Adrian Vogel

    De eso se trata: Que huela a rancio. Ese era el olor. Ese era el país. Y según dices parece que lo han conseguido.

    21 Diciembre 2007 | 20:55

  5. Dice ser lampuzo

    ¡Que si.. que llevas razón..Que somos los buenos… y ahora ¿que? ¡Nos ponemos a hacer algo en referencia a lo que se nos viene encima..! Tenemos un cambio de ciclo económico con su correspondiente recesión y nos la están vendiendo como una consecuencia del cambio climático. (Vete a ver la entrevista a Secretario de Agricultura en el País de hoy)

    ¡Cuñaaao!

    22 Diciembre 2007 | 13:23

Los comentarios están cerrados.