BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Tres maneras de recuperarse de 50km corriendo

UNA.

Dice mi cuaderno de Pitágoras, como reíamos esta madrugada Carlos, el perrito tristón según la caterva de irreductibles de las 5.55, que son más de 350 entradas ya. Me embarco, cediendo la colgadura de mis entradas a este blog, a una iniciativa llamada Diario Semanario Digital, si no me falla la memoria. Con este pensamiento y si tendría que hablar mas de deporte y menos de gruñimientos, del planeta que se calienta pero no tanto, como dice el del frenillo, digo que con este pensamiento he ido subiendo la puñetera calle Benasque. A ver si cuelgo un mapa, por cierto, y la conocéis.

DOS.

Estreno mundial de par de zapatillas. Tras una ligera duda he preferido ir a lavar los capilares y refrescar mis piernas tras los 50 del Domingo con un par de Fila nuevecitas y a precio de factory. Han resultado ser cómodas pero, sobre todo, las zapatillas de pisada más silenciosa que nunca haya visto (imposible oirlas).

TRES.

Con la composición punk not dead de mi hijo Martín de 5 años. Atención a la canción: Una mosca puñetera / se cagó en la carretera. / Junto a la caca se tiró tres pedos / uno, dos, tres. Pura cepa.

CUATRO

Con la noticia de la eliminación por silencio de ese enorme blog de Javier Pérez de Albéniz, El Descodificador, que se editaba en el diario El Mundo. Su crítica constante a la mentira y morralla que aparece en medios de comunicación afines a la línea editorial del diario que le acoge/acogía, parece que ha desencadenado los mecanismos de control habitual. Chistazo, represión. De momento ya han fichado pieza de recambio. Es la guerra y los blogs se hacen eco.

O sea, tres, que son cuatro.

Los comentarios están cerrados.