BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Con todos ustedes, las "cuatro pollas"

Buenos días. Les paso a presentar ese monumento que se divisa cuando uno trota por los caminos de la zona norte de Madrid, zona que se extiende hasta donde uno quiera. Somos como los de Bilbao, dicen. Las afueras del norte de Madrid pueden suponer hasta el puerto de Somosierra, La Bola del Mundo, Daganzo de Arriba o Torrelaguna. Desde todos estos sitios se ven, al fondo, las cuatro nuevas espadas de la construcción, los nuevos sables de telón de fondo desde los que recíprocamente, con toda probabilidad, le verán el culo a uno cuando se pare entre las retamas por el Soto de Viñuelas o se reirán de aquellos que pinchen en el carril bici de la carretera M-607, o se harán cruces desde sus oficinas acondicionadas para el calor cuando allá al fondo, por la rampa de Colmenar Viejo, los caminantes y corredores ultrafondistas afronten los 100km en 24 horas de cada Junio (sine die).

¡Es todo más alto, más a lo burro!, ¡su sombra es la más grande y la más fresca!, ¡las plusvalías generadas por el cambio de uso de suelo son aún mayores que todo lo conocido!. Señooooooooras y señoooooores, con ustedes, la mejor transformación, aquí, ante ustedes y en primicia, de terrenos dotacionales ocupados como regalo de régimen franquista al sistema de castas del fútbol español al asentamiento de ese club entre los monstruos emblemáticos del poder financieroooooooooo. ¿No sientes como el esperma sube por tus aferentes y te cosquillea el bajo vientre?, ¿aún no?. ¡Pero si son cuatro!. ¡Pero si a la ciudad y al Real Madrid le vienen oleadas de ese orgasmo desde 1997!. Ah, que no eres un hincha beneficiario de la operación. Te las presento:

Una. Torre Espacio. Propiedad de la inmobiliaria Espacio, dirigida por un antiguo candidato a presidente del Real Madrid (ah, qué sana envidia, el mundo de los maratones no genera este glam ni a tiros).
Dos.Torre Sacyr-Vallehermoso. La oligarquía de la construcción madrileña, de tiros largos. Con un arquitecto diseñándola apellidado Álvarez-Sala Walter , ¿quién no se va a poner cachondo?.
Tres. Torre Repsol, mediante la compra de derechos de aprovechamiento edificable a Caja Madrid (carambola en tercer grado), Repsol sigue siendo un clásico de la zona alta de Madrid.
Y cuatro. Torre Mutua Madrileña, construida a partir de ACS, la gigante empresa que regenta el presidente … ¡¡¡del club de fútbol ex-propietario de los terreeeeeeeeeeeenos!!!.

Ah, ese deporte, que tira de los corazones hacia arriba para hundir las rentas de los ciudadanos hacia abajo. No me digáis que no están enhiestas… como pollas.

5 comentarios

  1. Dice ser Bulderban

    Y, en la foto, abajo a la izquierda el pobre pajarito de Alcampo con cara de acojonado, fiel testigo de todo esto… ¿que coños opinará?

    23 Agosto 2007 | 09:25

  2. Dice ser Pablo

    Se ven desde todos los lados, su silueta se vislumbra también desde el Sur y desde el Este de la ciudad, son un monumento a la especulación y al horor.

    23 Agosto 2007 | 09:38

  3. Dice ser Spanjaard

    Jajajajaj, Pablo, parece que hablas de un memorial al holocausto judío. Si sólo es el holocausto de la capacidad de renta de dos generaciones de españoles.

    23 Agosto 2007 | 09:43

  4. Dice ser Sergio

    Como pollas, como pollas… entonces estarían un poco inclinadas ¿no? 🙂

    23 Agosto 2007 | 14:20

  5. Dice ser El Borde Informatico

    Pues a mi me gustan. (las torres que no las pollas)

    24 Agosto 2007 | 16:03

Los comentarios están cerrados.