BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Blogii et orbe

Ayer, adverbio innecesario en la blogosfera dado que ni posee tiempo ni necesita de la ordenación mental (además todas las entradas quedan registradas con su ‘blogdate’), quedaba la cosa en que hoy -itero dos veces en la misma piedra- intentaría dejar alto el pabellón. Como aquel que casi tiramos en dos conciertos de los Ramones, que luego pasó a ser un cochambroso refugio de los futboleros y que, lo que no hizo el hooliganismo, lo consiguiera el emporio de las constructoras madrileñas. Es ésta la entrada número 300 en mi bitácora, como gusta de decir Amador, y aprovechando que se está haciendo un arroz con pulpo para la sesión de tupper (pica tomate, sofríelo con aceite reciclado de alguna fritura de pescado en cazuela de barro, dora ajo [ubi alium, ibi Roma] y lanza cualquier enlatado de pulpo en aceite de oliva, rehogando el arroz y dejando que chupe lentamente un caldo de pescado /aquí el Magopepo tendría listo algún fumet sublime de la costa alicantina, el cabroncete/ y, tras su correspondiente chorro de brandy, en media hora manjar de emergencia listo para el trabajo), pues voy dando forma a esta entrada.

Dudé en tomar la calle de enmedio y meterme con el orden establecido. Por qué la 300-ésima entrada debía ser especial, si a mí me apetecía contar cualquier cosa diaria, y dejar la 303 para la crónica abulense o la 302 para sensaciones de Barajas o mandar el 307 a que le miren el paralelo de las ruedas traseras. Ayer tenía además la ocasión solemne de dedicar una entradilla a mi amada, que me conoció corriendo, corriendo me ve y de mi correr sigue pitorreándose. Un beso.

Pero al mundo del lector de blogs le cabe cualquier cosa, es asunto comprobado, que le toque fibras, le despierte de la siesta, le encienda o incluso -fíjate- le aburra. Sin … esperad, voy a darle un meneito al arroz. Ya; estaba quedándose corto de caldo y rectificado queda. Sin demérito de esfuerzos de quien escribe o de quien lee, iba yo a contaros un top 5 de los sitios más maravillosos por los que uno ha lanzado las zapatillas. Pero resulta que por todos lados se me cruza el arroz. Pienso en las sendas del Erdre, río afluente del Loira, de la Loire, creo necesario precisar, que arrancan desde el coqueto tranvía de Nantes por una ribera mundial que compite en belleza con las cercanas pistas por las que discurre le Sentier des Rois, el GR de los reyes (ruines e innecesarios e insultantes) del citado río. También se me viene a la cabeza una hermosa trotada otoñal, totalmente alfombrada, en el cercano cañón de ese Duratón de buitres y de fresnos y chopos. Cuando voy a por el tercer cajón de la selección, se me mete entre oreja y oreja un arroz recurrente pero sublime, del abuelo Pepe, con bacalao. ¿O quizá me equivoco y se le escapó el bastón de mando en favor del yerno?, ¿fue uno u otro el que bendijo aquella mesa de 3 metros, llena de buena gente y de arroz con bacalao de viernes santo con olores a azahar y limonero tardíos?.

Decidme, blogia y mundo, si he de colocar yo o vosotros los siguientes lugares por orden de belleza, del bronce al oro (politizado, mediático, sangres mezcladas, poietinas, salbutamoles para una juventud mecanizada en los tiempos modernos del deporte de competición). Añadid los dos lugares anteriores antes de que se me cruce -ya viene el aroma de la cocina- un arroz, con bogavante éste, con pacharán, alboraia a un lado y esposa a otro y amigo a otro, trío indecente que se estiraba entrecerrando los ojos a la espera del juicio final. Ponedles lugar y orden, y después añadid los que a vosotros os hayan parecido los mejores lugares del mundo para correr. Quedan las praderas glaciares del Piz Kesch (alpes suizos), los canales nevados de Amsterdam por la noche y, no sé, hagamos patria, cualquier rincón de la ladera segoviana del Guadarrama.

Va por vosotros. Me voy que aún llego tarde.

11 comentarios

  1. Dice ser Carlos

    Voto: cualquier ruta que al final tenga esa cazuelita de arroz en la que, sin embargo, no se ve el mejor de los ingredientes, la buena compañía.Un abrazo. 😉 🙂

    08 Agosto 2007 | 07:00

  2. Dice ser Spanjaard

    Que vaya de vuelta (el abrazo, no el arroz), Carlos.

    08 Agosto 2007 | 07:19

  3. Dice ser Guille

    Arroz con pulpo, lo probaré, pero me da que debe estar raro, raro …Bueno, veo que me he conectado correctamente a tu blog, seguiré leyendo.Guille

    08 Agosto 2007 | 09:54

  4. Dice ser Spanjaard

    el arroz que te estás perdiendo chacho…

    08 Agosto 2007 | 11:26

  5. Dice ser SlowPepe

    Lo sabía. La verdadera mística de esta bitácora está en la anarquía temática (y, por qué no decirlo, en ese tonillo mordaz).Me gustó esa 300, pero más me hubiera gustado hicarle el pre-molar a ese arrocito divino.De las rutas que hablen los mejor informados: a servidor le quitan de la Carretera de les Aigües o los caminos rurales insulares y se pierde.Buen provecho, Luis, y venga ese abrazo trescientero.

    08 Agosto 2007 | 15:39

  6. Dice ser ELMOREA

    Aqui te haría un comentario con ambicion de ser interesante y original, pero voy a coger esa recetilla, que francamente no quiero perder de vista. La foto,…le falta oler, mierda de internet.

    08 Agosto 2007 | 18:17

  7. Dice ser Wild Runner

    Vengo del curro con un hambre atroz y me encuentro esto … uf, y pensar que ahora me tengo que poner a hacerme algo para cenar y que será, como muchas veces, cena de “supervivencia”.Anotadas quedan tus sugerencias correriles. Algunas pillan algo lejos pero así hay excusa para viajar.Saludos

    08 Agosto 2007 | 18:31

  8. Dice ser Cocoloco Amamower

    Tricentésima en su punto. 🙂 ;-)Esto no se hace, que acabo de venir de estar cuatro horas y pico por La Pedriza (andando; bueno, y algún chapuzón :-))) ¿Correr?¿Qué era correr?) )y estoy de Rodríguez (vamos, que no salgo de pasta-atún-gazpacho-puré de verduras y vuelta a empezar). Un día de estos me como tu bitácora. X-DDD [¡Menos mal que “recupero” los FinDe norteños]Enhorabuena, ánimo (que te sobra) y a por los 3.000 (habrá que ir añadiendo ceros). }:-)))

    08 Agosto 2007 | 21:42

  9. Dice ser Cocoloco Amamower

    En lo que respecta a territorios comanches, como no he salido de la Casa de Campo… :-(Pero recuerdo una vez que me deshidraté en París. :-Así que coincidiré con vos en lo que respecta a las Hoces del Duratón. Estuve hace ¿dos/tres? veranos paleando (en plan turista) y luego andando por mi cuenta y es un paisaje inolvidable.

    08 Agosto 2007 | 21:45

  10. Dice ser Cocoloco Amamower

    Y me voy a dormir, que no puedo ni con mi alma y no me salen las palabras ni con sacacorchos.Mañana miraré las tonterías que he puesto, y si eso, borro los comentarios. 🙂

    08 Agosto 2007 | 21:47

  11. Dice ser Correoradelamuerte

    En mis dos últimos entrenos al borde de pequeños desniveles, me ha dado por imaginar lo que tiene que ser correr al borde de un precipicio como el del final de “Quadrophenia”, o lo que es lo mismo, como el de casa del abuelo de Heidi… 😛

    08 Agosto 2007 | 22:02

Los comentarios están cerrados.