BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Mitos y miedos sobre las grandes distancias

Esto es un tema recurrente en las discusiones entorno a ese mito del maratón. Que si tu, claro, tienes una genética cojonuda y te puedes presentar en la salida de un maratón para terminarlo pero claro, yo, me sacas de la media y ya necesito entrenar porque si no…

Ahora estoy rematando la edición del numero 3 de la revista IRRECUPERABLES y me he empeñado en desmontar la parte genetista de esos miedos. Está lista para salir una perspectiva evolucionista del ejercicio físico en los humanos que, espero, quite a muchos el pavor a correr durante 42km. Viene a concluir que los últimos 200 años de sedentarismo y cambio de hábitos de las sociedades industriales y avanzadas (a lo sumo 70 años, en España) no pueden haber deteriorado la base genética de miles de años que nos tiene preparados para recorrer casi 20km diarios. Bueno, a correr y a caminar.

Porque es ahí donde está el problema. No es que nos sintamos incapaces de afrontar el palizón de kilómetros para el que, para más inri, estamos preparándonos durante meses, durante toda la temporada de las carreras populares. Es que no nos vemos sufriendo

Y, [a] sufrir no está en nuestros planteamientos occidentales. Hemos mandado al cuarto oscuro el concepto ‘sufrir para conseguir un objetivo’ y solo admitimos tal con la matización ‘únicamente si mi ego se ve recompensado’. O sea, vale, correremos un maratón si nuestra absurda propuesta del plan de viaje es recompensado al milímetro, al minuto.

Por tanto, [b] convertimos un ejercicio de aventura en una calculadísima salida al albero. Si el toro entra al trapo, no se para, humilla y no flojea de manos, toreamos. ¿Dónde está la gracia de correr 42km, pues?. ¿En imitar la gesta de Filípides, de Pietri, de Spiridon Louis, o en convertirlo en un ejercicio estresante y mimético, uno más de los apretados eventos de nuestra agenda de urbanita donde cada segundo cuenta?.

El dia 22 de Abril tendremos otro maratón en Madrid. Otros 10.000 participantes y, entre ellos, los primeros 5.000 pensando en terminar lo antes posible. Lo peor es leer y escuchar los argumentos de otros 5.000 que no correrán porque confiesan no encontrarle sentido a tener que parar a caminar 4 o 5 veces y tardar 5 horas. Pasamos del homo sedentario a ser el homo machaca. Hispania brava et irredenta est.

1 comentario

  1. Dice ser Carlos

    Toooda la razón. Ansioso espero ese número 3…Un saludo.

    11 Abril 2007 | 08:47

Los comentarios están cerrados.