BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

La montaña, en un altar (Lynnshill)

Lynnshill me deja hecho el bloggeo del día. Se queja sobre la dominante posición del fútbol en las listas, preferencias, audiencias, miméticos comportamientos de canijos, abuelos y adolescentes y ropa preferida para bajar a comprar a la butíc del pan -oh, si, la Dolce&Gabanna de mi barrio- bien de blanco, bien de azul marino.

Bueno, de esto me quejo más bien yo. A quien el futbol se la pela. Del puto azul marino. Cíclico regreso al orden, a la separación de clases, al (curiosamente) elegido color por los esteticistas para chandaleros de equipos señores y de la gloria deportiva. Ese chandar del ikercasiyash con cenefa blanquita y dorada sobre un azul marino que, se nota, a pocos ha dado de hostias y a pocos ha impedido una matrícula rápida y sin incidentes en una universidad y a nadie le ha puesto una multa por aparcar a deshoras. Para mi que el negro de las sotanas es, ay, azul marinísimo intenso como el que dejan millones de coches sobre el asfalto de mi ciudad. Lo que pasa es que tenéis un filtro permisivo que os hace ver un color negro prácticamente. Pero no. Es azul marino chandal. Es un puto azul marino almirante bedel secretaría de facultad regulador de la ORA adolescente de las esclavas de María de la ESO.

Por eso tenemos que mandar al futbol a los pozos, a sus enfervorecidas masas a emplear tanto talento mental en algo más creativo, y elevar a la montaña a un altar ateo y rebelde. No sea que se ocurra a alguno canonizar las ascensiones, beatificar las vías 7b+ o convertir unos tubos de las Cabezas de Hierro en las Cruces de Getsemaní. Y mira que esto tiene un peligro… la ascensión eternamente emparentada con el cielo, la caída al vacío como imaginería del ángel caido, los miles de feligreses de las bases nacionalistas católicas, catalanas y vascas y gallegas y de, me temo, corazón azul marino.

5 comentarios

  1. Dice ser Betote

    ¿Hablamos de fútbol o de deportes?Un saludo.

    18 Enero 2007 | 12:09

  2. Dice ser cabesc

    Sin dichoso azul marino pero misma identidad: colegio público de los 70 con tirones de patilla y panes volando en el comedor, rezos atravesados en mi mente atea y zapatillas añejas en la mesa del profesor.

    18 Enero 2007 | 12:29

  3. Dice ser Spanjaard

    Hombre, Betote… creo que el tema está claramente expuesto. Hay otros deportes más allá del fútbol, pero éste nos avasalla. Saludos

    18 Enero 2007 | 13:02

  4. Dice ser Talín

    En mi época de escolar, prefería el gris de las “concepcionistas”,… ¿o era verde?

    18 Enero 2007 | 13:08

  5. Dice ser despacio

    Pues tienes razón, el fútbol y los futboleros nos avasallan.Menos mal que soy medio daltónico, no del todo: dice mi mujer que el día que explicaron los colores, no fui al cole.En cualquier caso, me quedo con la montaña, sin altar ni nada, que allí no se confunden los colores.

    18 Enero 2007 | 15:16

Los comentarios están cerrados.