BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Regalar o morir

El British Council colgará 8.000 obras de artistas británicos en Internet para que todos podamos disfrutarlas; cuadros de Henry Moore, David Hockney, Lucian Freud, Gilbert & George o Damien Hirst (toda la vanguardia) estarán a disposición de los amantes del arte todos. En lugar de estar relegadas a un almacén, que es de donde mora hoy, estas piezas tendrán la oportunidad de influir en otras mentes. Que es el objetivo del Arte todo. La iniciativa saca a la luz el dilema que tienen los artistas hoy, al verse obligados a elegir entre ingresos hoy o influencia mañana. La explotación comercial del arte hoy consiste en limitar (y cobrar) el acceso; sin pago no hay libro, o música, o fotografía, o vídeo. Pero si no hay acceso, el impacto cultural de la obra desaparece, es como si nunca hubiese existido. El British Council ha decidido, correctamente, que su misión es extender el arte británico, y que la mejor forma de hacerlo es facilitar el acceso global. Cualquier cultura que quiera sobrevivir en el maremágnum de la Red hará bien en copiar la idea. Colonizar la Red, por amor al arte.

Los comentarios están cerrados.