BLOGS

Soy sueca, pero vivo en España desde hace unos meses, y hay tantas cosas que me llaman la atención...

El príncipe no se llama Guillermo

He tomado un descanso con este blog para explorar España de verdad. Para cada segundo pensar en lo que voy a escribir… últimamente sentía cómo iba eliminando la alegría de las experiencias.
He dedicado mucho tiempo a aprender más español. Pensé que mis conocimientos del idioma no serían lo suficientemente buenos para escribir un blog. Pero aquí estoy, y es como ser una estudiante de nuevo – cuando termina de escribir otra prueba o examen. El proceso nunca finaliza y sé que nunca aprenderé totalmente el idioma.

Bueno, continuamos!


El príncipe no se llama Guillermo

Estáis haciendo un flaco favor al doblar las películas. Es totalmente irrespetuoso para el gran equipo de filmación detrás de la película. Es como tomar una obra de Dalí y pintar sobre ella tus colores favoritos.

Sé que hay españoles que están totalmente de acuerdo conmigo, pero ¿dónde están sus voces? ¿Por qué no protestan con voz alta?

El doblaje se realiza no sólo en el cine, sino también en los periódicos. Lo que más me irrita es cambiar los nombres de las personas. Por ejemplo, el príncipe William de Inglaterra es Guillermo. Una cosa que han hecho simplemente porque es “más fácil” para que vosotros lo pronuncies.

Pero como ya he dicho, os hacen un flaco favor y este es un ejemplo del porqué;
Entre los temas más universalmente tratados en situaciones sociales están las noticias, el cine y la televisión. Pero cuando un español discute películas o noticias con el resto del mundo no entiende de lo que se está hablando. Porque Matthew McConaughey, no se llama “Mateo” y el nombre de la película no es ‘Cisne Negro’, se llama ‘Black Swan’.

El lenguaje no es sólo un idioma. El idioma tiene sus pequeños caminos, giros, lanzamientos y diferentes tipos de carácter distintivo que nunca serán doblados de una manera digna. Realmente se transforma en algo muy vergonzoso.

Yo diría que los países que no doblan las películas tienen mejores habilidades, ya que no sólo conocen más idiomas, sino también mejoran el conocimiento general sobre las diferencias culturales.

Háganse un favor ahora, traten de superar su pereza y ver películas en versión original.

Tendrán un valor para su futuro. Y sólo el principio es lo que es difícil. Es como aprender a montar en bicicleta! Paciencia!

Saludos y les deseo un buen fin de semana!

¿Qué tal los hombres?

Hay diferentes maneras de aprender algo nuevo en la vida… Recientemente, he aprendido mucho sobre la psique del hombre y su vida emocional. Y debo ser honesta, me ha sorprendido. Para entenderlo, necesito rebobinar la cinta. Mi padre tiene tres hijas. Desde este punto de vista, tal vez haya muchos padres por ahí pensando que esto sería una pesadilla. Sentarse a esperar a que sus hijas vuelvan a casa a tiempo y sobre todo, cuidar para que sus hijas no anden con cabrones.

Esta ha sido la reacción más normal cuando digo que tengo dos hermanas de más o menos la misma edad.

Primero, esta reacción indica que los hombres no pueden controlarse. Y segundo, que las chicas no podemos decidir por nosotras mismas lo que queremos. Les dejo esta parte de la historia para pasar a la siguiente.

¿Se han dado cuenta de que siempre la sociedad ha asumido que los hombres deben ser más fuertes que las mujeres? En caso de accidentes, ¿cómo se actúa? “¡Las mujeres y los niños primero!” Y cuando lees las noticias no es raro que digan: “… la mayoría de las víctimas eran mujeres y niños”. En pocas ocasiones las víctimas son hombres, porque ellos son ‘soldados’.

Lo que quiero decir con esto es que los medios de comunicación (cine, televisión, periódicos…) han presentado durante mucho tiempo la imagen de que los hombres son títeres y las mujeres tienen una luz especial sobre ellos.

He hecho algunas investigaciones entre mis amigas. Muchas de ellas admiten a regañadientes que en muchos casos trataban a sus novios o ex novios como si ellos no tuvieran sentimientos. Pero muchas de ellas exigen
que sus novios escuchen sus sentimientos. Un amigo de Inglaterra me dijo: “Si las mujeres tratan a los chicos como si no tuviesen sentimientos, alcabo de un tiempo los chicos acaban pensando que no los tienen y por lo
tanto no los muestran”.

Esto despertó mi curiosidad y quise averiguar más. Así que empecé a hacer preguntas a muchos de mis conocidos sobre ello (sobre la vida emocional de los hombres). Y un amigo me dijo que, por lo general, piensa que las chicas son un poco más egoístas que los hombres. En las relaciones se necesita espacio emocional, las chicas en general dejan muy poco espacio para el hombre. Este amigo es el español. Pero cuando pienso en ello, esto es algo universal y estoy de acuerdo.

Pero, ¿qué ocurre con los hombres? ¿Es cierto el viejo dicho de “los hombres no lloran”? ¿Sentís que podéis tener espacio para los sentimientos?

Cuando le pregunté a mi padre cómo se planteaba el hecho de tener tres hijas contestó que siempre tenía una gran fe en nuestra propia capacidad para tomar decisiones prudentes. Y esto dio lugar a tres mujeres fuertes. Y que su creencia en nuestra propia capacidad le ayudó a no estar preocupado por los cabrones que han corrido detrás de nosotras… Mi padre es un hombre inteligente…

Quiero participar en el cambio de estructura social, de la sociedad que existe hoy. Una estructura que, indirectamente, establece que los hombres no tienen sentimientos y son intercambiables en todas las guerras
mundiales. Por lo tanto, que el debate comience y, por favor, contarme sobre vuestra propia experiencia y si creéis que hay gente sin sentimientos.

¿Y las chicas? ¿Deben callar más en ocasiones y escuchar los sentimientos de sus parejas?

Como andar por Estocolmo sin sentirse un torpe

¿Teníes pensado viajar a Estocolmo? Aquí tenéis una lista de recomendaciones;

Primero, debes pensar en reducir al mínimo tu grupo. Los españoles suelen viajar en grupos grandes. Así que corta a la mitad de tu grupo (admite que hay personas en tu grupo que pueden sobrar …). Lo primero que debes hacer para integrarte es cambiar tu reloj mental. Así que toma el desayuno entre las o y las 9 horas. Y el almuerzo, entre las 12 y las 13 horas; no suele ser después de las 14:00. La cena la tomamos entre las 17 y las 21 horas. Les gusta picar algo después de las 22 horas. Los restaurantes cierran muy temprano y tu última elección será tomar un kebabs o un perrito caliente.

Un poco de reglas sociales…

A fin de no asustar a un sueco, de debes sentarte al lado de alguien en el autobús (si hay otro lugar). Los suecos están muy preocupados por los espacios personales. Esto se aplica no sólo al transporte público, sino a toda la sociedad. En caso de que te sientes en un parque, siéntate a una distancia en la que no oigas a tus vecinos. Entonces sabes que hay una buena distancia. Si vas a un restaurante en España, el camarero te sienta junto a otros invitados. Esto no ocurre en Suecia, donde seleccionan la ubicación, lejos de todos los demás.

Observa la distancia entre la gente...

Observa la distancia entre la gente...

¿Fumas? En tal caso, no está bien que te sientes al lado de alguien que come y enciendas un cigarrillo. ¿Tienes ganas de fumar, incluso al aire libre? Pregunta primero. NUNCA fumes dentro de una casa, siempre fuera.

¿Quieres mezclarte más? Si eres un hombre, vete a un centro comercial y mira cómo la gente se viste. Algunos españoles creen que los hombres suecos cuando visten son un poco femeninos… Pero los suecos en general consideran que la moda es la clave, especialmente en Estocolmo. Si eres una chica, compra una revista llamada ‘Sofies Mode’ y copia el estilo. Entonces eres una ‘Stockholmska’(una chica de Estocolmo). Ahora mismo es el maquillaje mineral es lo último. Cópialo también.

Para aumentar tus posibilidades de hablar con una persona de Estocolmo emborráchala ya. Especialmente a los hombres y preferiblemente antes de las 23 horas. Después de esto tendrás un amigo para toda la vida. La cerveza es lo más barato, alrededor de 5,50 euros por jarra… (las cañas no existe en Suecia porque son muy pequeñas…). Las normas sociales del espacio personal no existen en los pub/clubes/bares. Los suecos tratan de hablar contigo en inglés, así que asegúrate de tener algunas frases listas.


Temas de conversación que se deben controlar antes de llegar a Estocolmo:

Primero – Precios de la vivienda.
Segundo – ¿En qué lugar de Estocolmo vivimos?
Tercero – Compraventa de piso / apartamento.
Cuarto – Hablar sobre temas suecos: películas de Ingemar Bergman o los muebles de IKEA.
Y después… invítales otra cerveza para hablar de cosas más personales.


Para una buena copa y con decoración impresionante:
Le bar Rouge, Österlånggatan, Metro- Gamla Stan.

Para cenar después de las 23:00: Ethio Star (comida Etíope), 19A Saltmätargatan, Metro-Rådmansgatan
Brunch: Fåfängan Restaurang & Café, Klockstapelsbacken 3.
Mejor Club: Fasching, Kungsgatan 63, Metro- TCentralen
El mejor jazz: Glenn Miller Café, Brunnsgatan 21 A, Metro – Hötorget

Estaba en Estocolmo pero siempre con Cava Español...

Estaba en Estocolmo pero siempre con Cava Español...

Como saborear una cultura

Siempre hay muchas razones por las que alguien decide mudarse a otro país. La más común es un cambio de trabajo o, simplemente, estar cerca de tu pareja.

En mi caso, una de mis razones principales es mi interés por la cocina.

No me malinterpreten. Suecia tiene una cultura de la comida que es muy especial y estoy muy agradecida por eso. Pero es un país muy frío, en el que hay pocos ingredientes naturales, salvando las patatas o la carne de venado. Por esto y por la gran migración, nuestros menús se mezclan y se fusionan con los del resto del mundo.

Para los suecos es perfectamente natural preparar comida tailandesa, mezcla de influencias italianas y de la gastronomía de los países árabes. Mi primera pulpo gallego

Pero sin duda España es el paraíso para mí. Ir al mercado y comprar pescado fresco y mariscos me hace sonreír como un niño en la víspera de Navidad. Para describir esta sensación les cuento un ejemplo. Un paquete de ostras costará unos 12 euros en Suecia. La primera semana cuando llegué a Madrid estaba con mi hermana en una tienda y me dijo: “Niña, vas a flipar al ver esto; un paquete de ostras a 3,99 euros”. ¡Sentí una alegría cercana a las lágrimas!

Llevé las ostras a casa, compré una botella de champagne e hice a mis compañeros felices. ¡Un auténtico lujo!

Otra anécdota es cuando visité Tailandia y pasé por un restaurante rústico donde todo era a la parrilla sobre el fuego. Tenían un tiburón y les pregunté cómo lo cocinan. El chef cogió mi mano, me presentó a su esposa y juntos cocinamos el tiburón en una fogata en la playa. Estar interesado en la cocina definitivamente me ha abierto a nuevos amigos que nunca pensé encontrar.Mi primera paella

El otro día conocí a Larry en el restaurante Ototoi (Calle Alcalá 35, Madrid). Empezamos a hablar de la cocina y me enseño a preparar sushi. Realmente sabía lo que estaba haciendo, me enteré de algo nuevo y conseguí un nuevo conocido.

Esto demuestra que con la curiosidad, haciendo preguntas, profundizando en las culturas alimentarias diferentes se pueden aprender más. No sólo porque la comida es de algo básico para sobrevivir, sino porque es parte de la vida, de verdad.

Noticias:

He desarrollado una adicción a todo tipo de jamón serrano.

Estoy muy contenta por algunos de los comentarios que recibí en mi post ‘ Expectativas que matan’. Me alegra que pueda ayudar a alguien.

Y la noticia más importante: ¡He firmado un contrato nuevo y ahora puedo quedarme aquí en España durante al menos un año más! ¡Olé!

Un perro en Indonesia y cáncer en Holanda

Lo que ocurre con los insultos es que no importa lo que pienses sobre ellos. No importa qué tipo de palabras enseñas a tus hijos o lo que tú mismo aprendes en la escuela. Existen y es posible que digan más sobre tu país de lo que piensas.

Vamos a empezar con la modalidad de insulto escandinavo/sueco.

El 1 de enero del año 2000 la Iglesia sueca comenzó a ser, por ley, independiente del Estado. Pero puedo asegurar que las palabras que elegimos para insultar son las mismas para protestantes y católicos. Juramos sobre todas las cosas que nuestra cultura es mala. Este es el principal problema.

En Holanda, tienen una manera diferente de insultar y lo que usan son básicamente palabras relacionadas con la enfermedad. Insultar usando expresiones con el cáncer es muy común.

Viajemos un poco más al norte de nuevo, a Gran Bretaña. Estoy segura de que los españoles conocen palabras como “fuck”, “cunt” o “arsehole”. Los británicos son en general muy buenos insultando a los demás con expresiones con contenido sexual…

Por la zona de Indonesia, la manera más común para insultar es aludiendo a los animales. Decir que alguien es un perro es realmente insultante. Y a partir de mi experiencia en Asia, los gatos y los perros no son las criaturas mejor bienvenidas en el mundo. Bueno, a veces son bienvenidos, pero en la mesa, con un cuchillo y un tenedor…

¿Y qué en España, entonces? ¿Puta? ¿Joder? ¿Bruja? ¿Zorra? ¿Hijo de puta? ¿Mierda? ¿Ostia?

¿Qué crees que todo estos insultos dicen sobre la cultura española y su tradición…?

Y ahora, dejad que las palabras fluyan.

La Lista

Aquí está una lista de las cosas de las que más he disfrutado desde que llegué:

Puesta de sol: en A Coruña, en julio, y en Mallorca, en septiembre

Mejor festival: Jazzaldia de San Sebastián. Sin duda, el festival más cordial.

Patti Smith

Patti Smith

Comida: atún rojo en La Montería, y porque el personal es muy amable. (c / Lope de Rueda)

Almuerzo más largo: 8 horas.

He aprendido a cocinar: Pulpo gallego (gracias a mi compañero de piso).

He aprendido a disfrutar: A caminar lentamente; en Suecia, caminamos muy rápido.

Para aprender más español: El cine Renoir, donde proyectan películas en versión original, con subtítulos en español.

Mi siguiente viaje: Sevilla

Lugar al que nunca volvería a otra vez: Marco Aldany. El precio es el doble del que debería ser, el ambiente es realmente hostil, considero que me engañaron y se aprovecharon de mi… ¡No sabía argumentar en contra de ellos en español! “La culpa es tuya”.

Manera de pasar una tarde de domingo: Jugar al Kubb (juego sueco antiguo) en El Retiro con mis amigos y gente que simplemente llega, y sorprendentemente, nos pregunta qué estamos haciendo.

El mejor concierto: Paco De Lucía, Palma, 2 octubre.

Nuevo color para vestir: Rojo, el color del campeón del mundo. Mis amigos y yo vestimos de rojo de la cabeza a los pies para demostrar nuestro apoyo a España. Fue una gran experiencia estar del lado del equipo vencedor. Además, Suecia realizó un mal juego durante el torneo…

Y la lista continúa …

Levantando mis propias paredes

Mi hermana me preguntó esta semana si puedo ir a un concierto en febrero. Quiere reservar las entradas ahora, ya que es posible que se agoten muy pronto.

Los ojos se me llenaron de lágrimas cuando me di cuenta de que no puedo reservar algo para febrero. Ni siquiera sé si voy a estar en Madrid. Por primera vez en mi vida no tengo ningún plan certero. ¿Mi jefe sigue dispuesto a pagarme por trabajar a distancia? En ese caso, ¿mi inquilino en Estocolmo todavía querrá alquilar mi apartamento? Y si eso ocurre… ¿me quedo en Madrid?

Esto me ha hecho pensar acerca de las diferencias de estar aquí, en Madrid, y en mi ‘hogar’, Estocolmo, y en lo que realmente es un hogar.

Recuerdo cuando compré mi apartamento en Estocolmo. No hace ni siquiera un año desde que mi ex y yo tuvimos una gran bronca. Tras dos años juntos, nos íbamos a ir a vivir juntos a un apartamento más grande. Dos meses antes de que esto ocurriera, él cambió de opinión. Quería vivir solo. Y yo barajé todas las opciones: ¿Alquilar? ¿Compartir casa? ¿Comprar? No, comprar una casa me convierte en adulta -pensaba-; además, ¿qué banco va a dejar dinero a una joven escritora que no tiene ninguna seguridad económica? Pero tras estudiar las alternativas, llegué a la conclusión de que me saldría tan caro alquilar como comprar un apartamento. Encontré uno cerca del Globe Arena de Estocolmo, utilicé argumentos pobres, pero bien armados, con el banco y compré mi propia casa.

Pero cuando me planté allí y empecé a retirar el papel pintado de varias generaciones mientras escuchaba ‘All The Single Ladies’, de Beyonce, no me sentí feliz. ¿Por qué? Porque no era realmente lo que yo había decidido. Vivir sola en esta casa no era lo que yo quería. Era su deseo. Su último paso fue no dar ni un paso más en nuestra relación. Su obra maestra. Su triunfo. Su soledad.

Por eso no siento ese apartamento como mi hogar. Para mí representa los restos de una relación disfuncional en la que uno presiona para convertirse en soltero y el otro hace lo propio para sentirse más vinculado a su propia isla. Cada pared es una traición, el suelo está frío, el techo es destructivo.

Tuve que pagar mucho por mi casa. Dinero que recuperaré. Lo que él ganó fue una vida en común, pero en su empresa.

Lo que más deseo, por encima de todo, es poder reservar las entradas para el concierto de febrero y hacer mías las canciones que allí suenen. Quiero borrar de mi memora “All the single ladies’ y dejar que las paredes de Madrid se conviertan en mis propias paredes.

Expectativas que matan

Todo esto de la búsqueda de una pareja, las relaciones, el matrimonio para toda la vida y la danza llamada amor me hace pensar: ¿cómo funciona realmente?

Un hombre me contó una historia sobre cómo había estado enamorado de una chica. Nunca hizo nada al respecto, y un día la vio en brazos de otro hombre y su corazón se rompió. No creo que el mejor consejo en este caso hubiera sido: “Deberías haber hecho algo diferente”. Porque creo firmemente que si algo está bien, entonces todas las piezas encajan en el lugar correcto.

Tengo un amigo que nunca ha mantenido una relación seria. Lo ha evitado hasta el último momento, y ahora está a punto de crear un perfil en una web de citas. Me pidió que le ayudara a escribir un texto descriptivo para su perfil. Le pregunté qué esperaba de una relación. No entendió bien la pregunta, así que le dije: “Si has tenido alguna vez el corazón roto en pedazos, si has sufrido esas peleas interminables… Entonces ya sabes a qué me refiero. Sabes lo que es beneficioso para ti y también qué evitar cuando te embarques en una nueva relación”.

Tras hablar con mucha gente sobre este asunto, me he dado cuenta de que las parejas pelean por las diferencias que los separan, pero también porque esperan que la persona con la que mantienen una relación se comporte de la manera en la que ellos han imaginado que lo hará, se generan unas expectativas acerca de cómo debe actuar/ser su pareja.

Palma 2010

(Palma 2010)

Por ejemplo, otro amiga mantuvo una relación idílica durante dos años, hasta que ella le preguntó si algún día quería crear una familia. Él dijo que él no quería ser padre, y se enzarzaron en una lucha que se prolongó durante todo año siguiente… y último. Él intentó cambiar la forma de pensar de ella, y viceversa.

Estas expectativas que las personas se generan acerca de los demás son como un veneno que lentamente destruye todo lo positivo. Llamadme cínica, pero realmente no creo que se pueda pretender que una pareja satisfaga todos tus deseos. Con esto no quiero decir que crea en la poligamia, pero sí pienso que la persona con la que compartes tu vida sólo puede satisfacer una parte de esos deseos.

La receta para una relación exitosa pasa por tener malos ratos que nos harán capaces de aprender qué es lo mejor para nosotros. Es necesario pasar tiempo con uno mismo, aprender qué es lo que nos divierte hacer, qué es lo que te hace sonreír en una noche de domingo lluviosa cuando tu pareja quiere ver un partido de fútbol… En vez de intentar sacarlo del sofá, déjalo allí, sal a la calle y tómate una cañita con tus amigas. También es importante que tú -al igual que tu pareja- no trates de llevar siempre a tu compañero/a en tu misma dirección; animaos mutuamente a hacer vuestras propias cosas, a vivir vuestra vida de una forma más independiente. Cuando os reencontréis tras haber hecho planes diferentes, tendréis más que contaros cuando os deis la mano u os miréis a los ojos antes de iros a dormir. Y probablemente esto suena como un cliché, pero es cierto:

La comunicación es la clave de todo, como lo es mantener una relación basada en la realidad y no en expectativas. Es una pérdida de tiempo, tanto para ti como para tu pareja.

Un corazón roto no toma buenas decisiones

Un corazón roto no toma buenas decisiones.
Lucha bajo el sotobosque
Azota tu cara cuando corres a través de él
Se culpa a sí mismo por los errores que cometió

Y lo sigue haciendo mal para corregir los fallos que tú tuviste
Cae en los brazos de gente que no lo merece
Solo porque significaría un momento de paz
Un momento de descanso antes de que el dolor empiece de nuevo

Después de haber tropezado en la enmarañada vegetación
Marcó su camino en la selva de la desesperación
Resbaló sobre el hielo del infierno y tú caíste de espaldas
Entonces
Sólo entonces
Puede tu corazón mirar a la luna y su luz
Y ves que las estrellas están dispuestas a sonreirte de nuevo

Y te das cuenta de que el mundo sigue girando a pesar de que tu corazón está haciendo una pausa
Pero no ha dejado de latir
Porque cada minuto que lucha por levantarse del frío hielo
Tus pies toman un profundo suspiro
Y tu nariz comienza a apuntar
hacia algo nuevo, hacia algo que podría ser tu hogar
Un corazón roto no toma buenas decisones
Pero un corazón vivo tiene una sola opción

Seguir luchando

Cada vez me estoy enamorando más y más…

Este último fin de semana fue totalmente loco. Mis padres vinieron de visita desde Suecia y alquilamos un coche.

El sábado estuvimos viendo jugar al Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu. Nunca había estado allí antes. Aunque el partido tuvo un ritmo lento, fue una experiencia genial. ¿Alguien tiene entradas para el ‘clásico’? ¡Que me las mande!

También estuvimos en Segovia, una ciudad muy hermosa, donde comimos fenomenal. Me quede muy sorprendida de las construcciones antiguas y cómo la gente puede ser tan… inteligente.

Mi lugar favorito hasta ahora es Manzanares el Real. Me gustaría vivir allí algún día. Después de un gran almuerzo, estuvimos un rato en las lagunas frías y paseamos alrededor de las montañas.

Ahora tengo otro amigo de visita. Vamos a ir a las Islas Baleares el próximo fin de semana.

Cada vez me estoy enamorando más y más de España…