Soy sueca, pero vivo en España desde hace unos meses, y hay tantas cosas que me llaman la atención...

Archivo de octubre, 2010

Un perro en Indonesia y cáncer en Holanda

Lo que ocurre con los insultos es que no importa lo que pienses sobre ellos. No importa qué tipo de palabras enseñas a tus hijos o lo que tú mismo aprendes en la escuela. Existen y es posible que digan más sobre tu país de lo que piensas.

Vamos a empezar con la modalidad de insulto escandinavo/sueco.

El 1 de enero del año 2000 la Iglesia sueca comenzó a ser, por ley, independiente del Estado. Pero puedo asegurar que las palabras que elegimos para insultar son las mismas para protestantes y católicos. Juramos sobre todas las cosas que nuestra cultura es mala. Este es el principal problema.

En Holanda, tienen una manera diferente de insultar y lo que usan son básicamente palabras relacionadas con la enfermedad. Insultar usando expresiones con el cáncer es muy común.

Viajemos un poco más al norte de nuevo, a Gran Bretaña. Estoy segura de que los españoles conocen palabras como “fuck”, “cunt” o “arsehole”. Los británicos son en general muy buenos insultando a los demás con expresiones con contenido sexual…

Por la zona de Indonesia, la manera más común para insultar es aludiendo a los animales. Decir que alguien es un perro es realmente insultante. Y a partir de mi experiencia en Asia, los gatos y los perros no son las criaturas mejor bienvenidas en el mundo. Bueno, a veces son bienvenidos, pero en la mesa, con un cuchillo y un tenedor…

¿Y qué en España, entonces? ¿Puta? ¿Joder? ¿Bruja? ¿Zorra? ¿Hijo de puta? ¿Mierda? ¿Ostia?

¿Qué crees que todo estos insultos dicen sobre la cultura española y su tradición…?

Y ahora, dejad que las palabras fluyan.

La Lista

Aquí está una lista de las cosas de las que más he disfrutado desde que llegué:

Puesta de sol: en A Coruña, en julio, y en Mallorca, en septiembre

Mejor festival: Jazzaldia de San Sebastián. Sin duda, el festival más cordial.

Patti Smith

Patti Smith

Comida: atún rojo en La Montería, y porque el personal es muy amable. (c / Lope de Rueda)

Almuerzo más largo: 8 horas.

He aprendido a cocinar: Pulpo gallego (gracias a mi compañero de piso).

He aprendido a disfrutar: A caminar lentamente; en Suecia, caminamos muy rápido.

Para aprender más español: El cine Renoir, donde proyectan películas en versión original, con subtítulos en español.

Mi siguiente viaje: Sevilla

Lugar al que nunca volvería a otra vez: Marco Aldany. El precio es el doble del que debería ser, el ambiente es realmente hostil, considero que me engañaron y se aprovecharon de mi… ¡No sabía argumentar en contra de ellos en español! “La culpa es tuya”.

Manera de pasar una tarde de domingo: Jugar al Kubb (juego sueco antiguo) en El Retiro con mis amigos y gente que simplemente llega, y sorprendentemente, nos pregunta qué estamos haciendo.

El mejor concierto: Paco De Lucía, Palma, 2 octubre.

Nuevo color para vestir: Rojo, el color del campeón del mundo. Mis amigos y yo vestimos de rojo de la cabeza a los pies para demostrar nuestro apoyo a España. Fue una gran experiencia estar del lado del equipo vencedor. Además, Suecia realizó un mal juego durante el torneo…

Y la lista continúa …