Entradas etiquetadas como ‘radio’

Millones de mariquitas se reúnen en una antena de radio y nadie sabe por qué

Una antena de radio perdida en medio de Mount Burr, al sur de Australia, ha atraído a millones de mariquitas por razones que nadie puede explicar con rotundidad. ¿Será por la buena onda? 😉

La reunión multitudinaria, casi como en un festival de música, fue documentada por el fotógrafo de vida silvestre Steve Chapple, que publicó varias imágenes y un vídeo de esta ‘improvisada rave’ de insectos, en su página de Facebook. Lee el resto de la entrada »

Escucha el himno de Inglaterra dentro de su cabeza 1.700 veces por semana

Un jubilado británico de 87 años ha desarrollado una rara ‘condición patriótica’ en la que escucha una y otra vez, dentro de su cabeza, el himno nacional de Inglaterra. O-O

Ron Goldspink, residente en el municipio de Bilton, espera conocer a la reina Isabel II cuando visite su pueblo el próximo mes de diciembre para decirle que ha escuchado God Save The Queen con más frecuencia que ella. 😉 Lee el resto de la entrada »

Veronika Nágrová: “Lo más duro fue desnudarme”

Veronika Nágrová no imaginaba que una apuesta le obligaría a presentar su programa de radio desnuda y con una webcam emitiendo en directo.

Esta DJ y locutora checa de 30 años trabaja para la emisora Kiss Proton de su país y, habitualmente, presenta su programa con ropa. ¿Queréis saber qué pasó?

Pues bien, ella misma nos lo cuenta para estrenar la sección “Entrevistas con El Becario”:

– ¿Cuál era la apuesta exactamente?

– Al principio no se trató de una apuesta. Nosotros sorteamos un viaje en avión (cada semana uno) en nuestra emisora. Era viernes y mi jefe me dijo que uno de nuestro oyentes tenía que llevarse el viaje aquel día y me pidió que hiciera el programa sobre eso.

Así que le dije a nuestros oyentes que uno de ellos se iba a llevar el viaje por la tarde. Dije que casi podía prometerlo y que si no dábamos el viaje el viernes trabajaría desnuda el lunes desde las 12 a las 15.

El problema es que mi jefe creyó que éste era un gran recurso para que llamaran. Avisó a los oyentes y decidió que el viaje se daría el lunes… por lo que tendría que trabajar desnuda.

– ¿Qué fue lo peor de perder la apuesta?

– No creía que mi jefe fuera capaz de hacerlo, pero cuando un amigo me llamó y me dijo que el jefe ya hablaba de mi “lunes desnuda”, empecé a pensar en ello y me reuní con mis amigos para ver cómo podía hacerlo.

Lo peor fue el fin de semana, porque sé que no tengo el cuerpo de una modelo. Aún así, me dije a mí misma que eso sólo daría para algunos chistes… aunque me daba miedo que la gente no lo entendiera. No quería exhibir mi cuerpo, así que lo más duro fue desnudarme.

– ¿Y lo mejor?

– La gente. Me llamaron, me escribieron correos electrónicos, SMS… Me animaron mucho. Nunca pensé que este chiste daría para tanto.

– ¿Tenéis habitualmente una webcam en el estudio?

– Sí, la tenemos siempre, pero aquel día, después de 150 minutos resultó muy difícil ver las imágenes que emitía porque había mucha gente conectada.

– ¿Esperabas tanta importancia? La prensa internacional habla de ti

– No, ni me lo imaginaba. Para mí fue muy importante hacer lo que había prometido, pero no puedo creer que haya llegado a los periódicos.

He hecho entrevista para medios austriacos, alemanes y eslovacos. Es gracioso, pero espero que mi próxima entrevista no sea porque he trabajado desnuda… sino porque soy una exitosa profesional, jeje.

– ¿Cómo te sentiste? ¿Lo repetirías?

– Los primeros diez minutos fueron los peores. Pero yo no tengo problema para hablar de sexo y no creo que el cuerpo desnudo sea nada malo. Todos hemos visto desnudos a un hombre o a una mujer. De todos modos, esto no era por la desnudez, sino por llevar a cabo mi promesa.

– ¿Se enfadó tu familia?

– Estaba preparada para comprar flores y algún regalo a mi madre. Le avisé de que iba a salir en televisión… pero mi madre es genial y cuando me vio sin ropa en la pantalla no podía parar de reír.

Envía el post

Bookmark and Share

Cómo alucinar con dos pelotas de ping pong, una radio… y sin drogas

Me pasa Pablo, el autor del ‘Blog de blogs’, un enlace que me deja alucinado, y nunca mejor dicho. Se trata de una noticia del ‘Boston Globe’ que cuenta cómo engañar a la mente humana y alucinar solamente con dos pelotas de ping pong cortadas por la mitad y una radio. Hackea tu mente, my friend.

Parece coña, pero detrás de esto hay un trabajo científico importante que trata de demostrar que nuestros sentidos son fáciles de engañar.

¿De qué va el experimento? Mis carencias con el inglés, unidas a una flagrante falta de tiempo (y talento) me llevan a utilizar la versión traducida de ‘Maikelnai’s Blog’ (que me da mil vueltas) para explicarlo:

Primero: “Échate en el sofá” y relájate.

Segundo: “Coloca la radio detrás del lugar en el que vayas a recostar la cabeza con un canal de ruido estático (ninguna emisora sintonizada)”. Interferencias, vaya.

Tercero: “Tápate los ojos con las semipelotas de ping-pong” (cápsula de huevos kinder).

Cuarto: “Fíjalas con esparadrapo para que no se muevan”

Según el artículo que traduce ‘Maikelnai’s’, en breves instantes nuestro cerebro empezará a inventarse cosas, experimentando “una extraña colección de distorsiones sensitivas” (debidas a la escasez de estímulos que provoca el experimento) como:

Ver caballos saltando entre las nubes

Escuchan la voz de un familiar ya muerto.

PD: Todavía estoy temblando. Espero que este post sirva como curiosidad y que a nadie se le ocurra ver qué pasa. Yo, desde luego, no lo haría. ¿Acaso hay algo más bonito que la realidad?