Entradas etiquetadas como ‘pelotas’

Levanta y balancea ochenta kilos de ladrillos con sus testículos para relajarse

testiculos_pesoUn hombre chino, residente en la provincia de Henan, ha creado una nueva técnica que ayuda a vivir de una forma más relajada. Levanta grandes cantidades de peso con los testículos para buscar paz interior. Curiosa forma de encontrar la calma. ¿No creéis?

Este entrenador de ‘deportistas de élite’ (no me gustaría enfrentarme a una de sus tablas de ejercicios) asegura que “la relajación completa llega después del sufrimiento“. Bien por él, porque por lo menos practica con el ejemplo. Cosas de la filosofía oriental.

Además, como si no fuera suficiente elevar tal cantidad de ladrillos con ‘un par de pelotas’ (nunca mejor dicho), durante diez minutos, este portento de ‘huevos de acero’ balancea el pesado paquetito durante 320 veces. Ni una más ni una menos. Los chinos tienen todo medido al milímetro.

Lo que está claro es que la activad no es para tomársela a broma. Solo hay que ver su rostro de concentración para adivinar que este disciplina no está hecha para los que aprecian mucho sus partes pudendas.  ¿Algún voluntario para lograr la paz de espíritu?

Lee el resto de la entrada »

El desnudo de una chica del tiempo dejó ‘helados’ a los franceses

A veces los hombres somos simples. Mucho, diría yo. Demasiado, dicen ellas, y con motivo. Ha bastado que Doria Tillier, una presentadora del tiempo gala, de evidente atractivo físico, prometiera que si Francia remontaba ante Ucrania y se clasificaba para el Mundial aparecería desnuda en televisión para que las redes sociales hirvieran ante tal expectativa y que, a buen seguro, muchos, muchísimos, estuvieran pegados al televisor. Las audiencias habrán sido arrolladoras.

FOTO: Youtube

Doria Tillier (FOTO: Captura Youtube)

Prometo delante de toda Francia que, si nos clasificamos, mañana presentaré el tiempo desnuda (“à poil”, en francés)“, dijo ‘Miss Meteo’ (apodo por el que es conocida popularmente).

Francia ganó y tanto la presentadora como la cadena recurrieron al ingenio. Haciendo honor a aquel dicho de ‘pasar el verano en pelotas‘, Tillier presentó el tiempo en Poil (“à Poil”), una pequeña localidad del centro del país, dejando así con las ganas, gracias a ese juego de palabras, a muchos de los espectadores.

Una imagen grabada a mucha distancia y ofrecida al final del espacio, en la que se la veía correr desnuda por un campo de esa localidad, pero sin posibilidad de vislumbrar detalles, sirvió como único premio de consolación para todos los que habían estado pendientes. Mira que jugar así con los sentimientos de su audiencia. 🙂

PD. Gracias a @raulnash por ponernos tras la pista de esta chica del tiempo tan profesional.

Cómo alucinar con dos pelotas de ping pong, una radio… y sin drogas

Me pasa Pablo, el autor del ‘Blog de blogs’, un enlace que me deja alucinado, y nunca mejor dicho. Se trata de una noticia del ‘Boston Globe’ que cuenta cómo engañar a la mente humana y alucinar solamente con dos pelotas de ping pong cortadas por la mitad y una radio. Hackea tu mente, my friend.

Parece coña, pero detrás de esto hay un trabajo científico importante que trata de demostrar que nuestros sentidos son fáciles de engañar.

¿De qué va el experimento? Mis carencias con el inglés, unidas a una flagrante falta de tiempo (y talento) me llevan a utilizar la versión traducida de ‘Maikelnai’s Blog’ (que me da mil vueltas) para explicarlo:

Primero: “Échate en el sofá” y relájate.

Segundo: “Coloca la radio detrás del lugar en el que vayas a recostar la cabeza con un canal de ruido estático (ninguna emisora sintonizada)”. Interferencias, vaya.

Tercero: “Tápate los ojos con las semipelotas de ping-pong” (cápsula de huevos kinder).

Cuarto: “Fíjalas con esparadrapo para que no se muevan”

Según el artículo que traduce ‘Maikelnai’s’, en breves instantes nuestro cerebro empezará a inventarse cosas, experimentando “una extraña colección de distorsiones sensitivas” (debidas a la escasez de estímulos que provoca el experimento) como:

Ver caballos saltando entre las nubes

Escuchan la voz de un familiar ya muerto.

PD: Todavía estoy temblando. Espero que este post sirva como curiosidad y que a nadie se le ocurra ver qué pasa. Yo, desde luego, no lo haría. ¿Acaso hay algo más bonito que la realidad?