Entradas etiquetadas como ‘poesia’

Este poema de 16 versos os dejará con la boca abierta

deep2Un día más las redes sociales me vuelven a sorprender. Esta vez me he quedado anonadado al ver las dotes poéticas de un alumno de secundaria para salir airoso de un difícil encargo literario: crear una pieza de 16 versos. Al menos eso comenta el usuario que ha publicado en Reddit la supuesta imagen de la ‘curiosa glosa’.

Bajo el título #Deep (#Profundo), el poema comienza con una estrofa de cuatro líneas que muestra con total claridad el fino humor de su autor:

Algunos poemas te dejarán perplejo

Pero este poema es sólo soez

Aquí hay cuatro versos de texto

Y doce de cocaína

La docena de líneas restantes son la mejor parte de la oda. Para qué escribir más si estaba hablando de ‘polvo blanco’. ¡¡¡Unas rayitas y a correr!!!

Y como remate final a esta ‘magna obra’ de la retórica moderna, otra frase lapidaria: “Realmente no consumo cocaína“. Había que dejarlo claro por si la policía se presenta en su casa en busca de pruebas. Lee el resto de la entrada »

Marian, perdóname por favor

En el post de los 99ºC bajo cero cometí un error imperdonable. Con buena intención quise nombrar a una serie de gente para dar los buenos días, pero me equivoqué al no acordarme de una de las primeras lectoras de este blog: mi querida Marian. Puse “a todos” porque sabía que me dejaba a mucha más gente, sólo trataba de poner ejemplos, pero es cierto que ella no se merecía esto:

Mi comentario

Jajajjaja, vaya debate! Claro, como el becario es tonto… se tiene que equivocar. Ayyyyy

Gracias a todos, y muchos besos para Rbk, Sara, Gustavo, Madrileñode…, don Antonio, Jom…. a todos!

Qué buen día hace hoy, leches

Tiene razón Sara en que con tanta fiesta Playboy me he quedado más gilipollas de lo que estaba (ella lo ha dicho mucho más suave, pero es que es así) y no he dedicado el tiempo suficiente a aquellos que me han apoyado desde el principio. Por eso quiero aprovechar este post, que escribo a toda leche porque quiero ver el Madrid-Atleti, para pedir perdón.

Marian me ha dicho que me seguirá leyendo, pero yo lo que quiero es que sepa lo importante que es para mí que siga comentando. Al fin y al cabo, ella me escribió la primera poesía, la más bonita del mundo:

Al becario de 20minutos

Becario, al que marginan sus compañeros de trabajo.

Que su sueldo es mínimo y su esfuerzo máximo

para intentar recibir un aguinaldo.

Becario, que censura comentarios,

al que llaman “nazi” o “progre”.

Él nunca sale ganando.

Becario, agazapado en un rincón,

decidió hacer un blog, cosa curiosa,

quería hacer una entrevista a Larrosa.

Becario, con sus monos de plástico

y dos yogures de fresa

espera terminar por fin la beca.

Copyleft:by Marian

PD: Marian, por favor, acepta mis disculpas y sigue comentando.

Envía el post:

“Aquí hay mucha puta y mucho hijo de puta” (I)

Para los que no estén muy al tanto, les pongo en antecedentes: es domingo, con lo que toca la sección Cultura becaria, el suplemento cultural del blog del becario que inauguramos la pasada semana con Nietzsche.

Hoy toca Miguel Hernández (lo que no significa que todas las semanas la sección vaya a tratar de un personaje), el poeta de campo nacido en Orihuela que fue a encontrar la muerte en una cárcel de Alicante, después de combatir en el bando republicano durante la Guerra Civil.

Precisamente eso, el ser de campo, era lo que García Lorca no podía aguantar del “paleto” poeta alicantino, otrora amigo. Lo cuenta a la perfección José Luis Ferris en Miguel Hernández: pasiones, cárcel y muerte de un poeta.

“¿Está Miguel? Pues échale”

Corría julio de 1936 y Vicente Aleixandre organizaba una despedida (que para muchos sería definitiva) antes de marcharse de vacaciones. A la fiesta estaban invitados “Pablo Neruda, Manuel Altolaguirre, Concha Méndez, Federico García Lorca, Miguel Hernández y Rodríguez Luna”.

Según confesaba el propio Aleixandre, Lorca llamó a primeros de julio para decirle que iría, pero al enterarse de que estaba Miguel Hernández dijo que no iría y le pidió que lo echara. Aleixandre no hizo caso y Lorca no sólo no fue, sino que jamás se despediría de Vicente.

Guerra contra los intelectuales

La de Hernández contra Lorca no era la única afrenta que el poeta alicantino tenía contra los poetas de ciudad. Miguel, que pasó gran parte de los días en las trincheras, no entendía que Rafael Alberti, María Teresa León y algunos otros, prepararan una fiesta en medio de aquella guerra.

Miguel Hernández irrumpió en el edificio de la Alianza, donde se celebraba una fiesta con el nombre de II Congreso de Intelectuales para la Defensa de la Cultura organizada por la mujer de Alberti, María Teresa León.

Hernández estalló y se acercó a Alberti para decirle: “Aquí hay mucha puta y mucho hijo de puta”. El poeta gaditano le animó a que lo dijera en voz alta al resto de asistentes, y Miguel lo que hizo fue escribirlo en una pizarra.

Entonces María Teresa León, que se había tomado las molestias de organizar el sarao, se acercó al poeta de Orihuela y le dio una bofetada que, según cuentan, acabó con Miguel Hernández en el suelo.

(Fotos: sld.cu, Fundación García Lorca y Miguelhernandezvirtual)

Envía el post: