Entradas etiquetadas como ‘minnesota’

Detenido por eyacular en el café de una compañera de trabajo que le gustaba

165088-332-380En mi corta carrera como periodista he visto cosas asquerosas, pero como la historia de hoy muy pocas. Nublado por el deseo, un estadounidense ha querido seducir a una chica de su trabajo eyaculando en su café para demostrar la pasión y el amor que sentía por ella. Una forma ‘peculiar’ de cortejar a una dama. ¿No creéis?

John R. Lind, así se llama este ‘cremoso seductor’ de Minnesota, admitió que ‘repartió su cariño’ en varias ocasiones en el café y en el escritorio de su compañera. La razón de peso: quería llamar su atención a toda costa. No valían unas flores, una caja de bombones o una declaración de amor en público, es mucho mejor poner perdida una mesa y decorar una taza con… (me ahorro el final de la frase no vaya a dañar la sensibilidad de algún lector) para conquistar a la linda fémina. Lo que tienen algunos dentro de su mollera no lo descifra Sigmund Freud ni en mil sesiones de psicoanálisis. Lee el resto de la entrada »

Una universidad enseñará a sus alumnas cómo llegar al orgasmo

female_orgasmBajo el eslogan “Los aficionados al orgasmo y principiantes son bienvenidos a acudir y aprender de todo, desde orgasmos múltiples hasta el misterio del punto G”, la Universidad de Minnesota acaba de presentar a sus estudiantes la apertura del seminario ‘The Female Orgasm’ (‘El orgasmo femenino’, obviamente), con el que pretende que sus alumnas y alumnos descubran todos los secretos de la sexualidad de la mujer.

Lo primero es lo primero. ¿Qué es eso de ‘los aficionados al orgasmo’? ¿Acaso hay alguien que no lo sea? Si encontráis un caso, por favor, hacédmelo saber, que trataré de concertar una entrevista con él/ella para que nos explique los motivos. Si atendemos literalmente al mensaje, el seminario se les va a llenar de gente. Porque, lo garantizo, entre los universitarios la tasa de ‘aficionados al orgasmo’ ronda el 99,99%, a ojo de buen cubero.

Hecho el inciso, vayamos a la noticia. El seminario está programado para octubre de este año en el campus de Twin Cities, y se trata de un evento para que ellas aprendan a conseguir mejores orgasmos y ellos sepan cómo proporcionarlos. ¡Oh, yeah! Según Patricia Mattern, una de las responsables del evento, se organizarán actividades interactivas (¡¡¿qué tipo de interactividad?!! Igual medito pedir vacaciones y hacer un viaje relámpago a Minnesota…), se reproducirán vídeos y habrá coloquios en los que intercambiar impresiones. “Como una institución de investigación, estudiamos, publicamos y educamos sobre un amplia gama de temas, incluyendo la sexualidad humana”, explica Mattern.

El seminario tendrá un coste para la universidad de unos 3.000 € y contará con la participación de reconocidos educadores sexuales como Marshall Miller y Kate Weinberg, que han organizado eventos similares en otras universidades estadounidenses. De hecho, hay gran expectación por la charla de Miller, quien se atrevió a señalar a uno de los tótems americanos en una de sus intervenciones: “hubiera sido increíble ser una mosca para entrar a la Casa Blanca y observar de cerca las aventuras sexuales de John F. Kennedy.

Si se quedan cortos de temas de discusión, yo les aporto uno que me tiene intrigado desde hace unas semanas: hacer abdominales te puede conducir al orgasmo, para que vean que los estudiantes también tenemos iniciativa.

¿Un ‘Bigfoot’ en Minnesota?

¿Oís ese ruido? Es el sonido del troncomóvil del misterio, que como cada viernes surca los ordenadores becarios. La historia de hoy es de ésas que deja sin aliento. Sucedió en Minnesota, cerca de la cabaña de caza de la familia Kedrowski.

Allí se hospedaban Casey y Peter, acostumbrados a grabar lobos y linces, que se llevaron una gran sorpresa cuando en la cinta que grabaron este año (se ve que van una vez al año), descubrieron a la extraña criatura que pasea por el bosque sobre estas líneas.

No es un oso (por los brazos, dicen), no es una persona (demasiado alto, al parecer), así que los hermanos han concluido que es un Bigfoot (ale, así de fácil), según publica la prensa americana.

“Vino a nuestras mentes, pero no queríamos decirlo, porque nunca hemos visto un Bigfoot“, contaba Casey. ¿Pensábais que había llegado lo mejor? Pues “ja” (que debe significar “no” en algún idioma).

El padre de Casey, de nombre Tim, contactó con Tom Sherman y Bob Olson, miembros del (ajústense los machos) Northern Minnesota Bigfoot Research Team, algo así como el Equipo de Investigación de Bigfoot del norte de Minnesota (para flipar). Sherman, experto en Bigfoots (cuántos no habrá visto, ¡madre!), dijo que lo que habían grabado era un Bigfoot (y punto).

Casey, de 20 años, dice que en su familia nadie cree que este tipo de criaturas existan, pero que ahora son menos escépticos que antaño.

PD: Inquietante… (Dios, mientras lo escribía me he acordado de la voz de Landau en El Informal. ¡QUÉ TIEMPOS!)

Hoy hace un año…

Nos preguntábamos si volvía Monica Lewinsky a la Casa Blanca

Schuster, Juande y Mijatovic hablaban a tres bandas

Primitivo nos demostraba que los becarios no tienen edad

– Envía el post:

Bookmark and Share