BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

La penosa batalla entre Carmen Lomana y su hermano, ¿dónde queda la dignidad?

Lunes. Después de un fin de semana en el que casi morimos asfixiadas con los cuarenta grados de Madrid, aquí está una, al pie del cañón, comentando y cotilleando sobre el agitado mundo del corazón.

El sábado pasado fui como invitada estelar a una fiesta de las grandes, la que montó James Costos, embajador de Estados Unidos y un hombre realmente maravilloso (lástima que sea gay), para celebrar el Día de la Independencia (por adelantado: es el 4 de julio en suelo americano), una party ideaaaaal en en el patio del Centro Conde Duque en la que no faltó detalle (ni famosos) y en la que, oh cielos, vi a Carmen Lomana, sana y salva y sonriente, después de su tormentoso paso por el Salvame Deluxe del pasado viernes.

Carmen Lomana, a su llegada a la fiesta en el Conde Duque. Foto: © Gtres

Carmen Lomana, a su llegada a la fiesta en el Conde Duque. Foto: © Gtres

En el programa del corazón trataron de escarbar, para sacar algo en claro a la luz, en los líos de la herencia de su madre, pero lo único que se consiguió fue que todo se volviera más y más oscuro, empezando por la incomprensible relación que tiene la diva televisiva con su hermano Rafa, que llamó por teléfono y dijo: “Solamente me he dirigido a esta persona como personaje público y por su actuación en Supervivientes. A esta persona la tengo por juzgado porque ha entrado en terreno personal no autorizado. Tendrá que demostrar delante de un juez todas las barbaridades que está haciendo”. Repitió lo de “esta persona” varias veces, como si no fuera su hermana. Y añadió: “La tengo metida en el juzgado”.

Aseguró que él no habla de ella a nivel personal, pero lo cierto es que uno de los colaboradores, Kiko Hernández, leyó un WhatsApp que él mismo le había mandado en el que calificaba a su hermana de todo menos bonita.

Carmen Lomana, en el entierro de su madre, que murió el 15 de junio. Foto: © Gtres

Carmen Lomana, en el entierro de su madre, que murió el 15 de junio. Foto: © Gtres

Me parece muy muy muy triste que la relación entre dos hermanos sea tan terriblemente mala, y mucho más que se hagan públicas las desavenencias, y mucho más que tal cosa ocurra cuando no ha pasado ni un mes desde que murió su santa madre.

Y sí, vale, los cheques de Sálvame y otros platós televisivos pueden llegar a ser muy convincentes, tanto para ella como para él, pero, ¿de verdad es necesario el espectáculo a cualquier precio?

“Mi madre Josefa, que en paz descanse, el año pasado ha tenido la cabeza en su plena conciencia. Hizo un documento con plena conciencia y espero que se respete su última voluntad”, dijo el hermanito de la Lomana, refiriéndose al sorprendente documento sobre las joyas que, siempre según él, redactó la madre antes de morir.

A saber: “Quiero por medio de este testamento detallar el reparto de las pertenencias más importantes que tengo en mi casa. Se distribuirán entre tres de mis hijos, María José, Carlos y Rafael, quedando excluida de cualquier objeto o pertenencia mi hija María del Carmen”. No es que haya sido desheredada, como se ha publicado en algunos lugares, pues el testamento es otra cosa y va por otra vía, sino que, según este documento, Lomana quedaría, entre otras cosas, sin las joyas de mamá. Lomana dice que no tiene validez, pues no fue redactado ante notario…

Y esto es precisamente lo que más indigna a la diva, que dice que ella no tiene interés alguno en las joyas, pero no puede soportar que vayan a parar en su mayoría a Rafa, porque eso podría significar que las luciría la esposa de éste, que, siempre según el culebrón, no se llevaba bien su madre. “Me parece tremendamente injusto que esas joyas vayan para la mujer de Rafa”, dijo Carmen.

carmen-en-el-programa

Entonces, su madre, ¿por qué dejó escrita esa última voluntad?

Nadie lo sabe. Carmen Lomana asegura que ella y sus hermanos se quedaron perplejos, y añade que su madre no tenía la cabeza en su sitio, de ahí a que pudo ser… ¿manipulada?

“La relación con mi madre siempre fue estupenda. En el último año mi madre estaba mal… En el documento, que no tiene validez, me excluye de todo. Cuando lo leyó el notario el documento nos quedamos los tres muy extrañados. Me quedé asombrada. Yo sabía que había algunas joyas que eran para mí, estaba todo muy claro”, dijo la diva.

No me queda otra que cerrar este post con la pregunta de más arriba: ¿sabe alguien dónde queda la dignidad?

3 comentarios

  1. Dice ser Lola

    Te parecerá mal que los asuntos entre estos dos hermanos se ventilen en público pero a ti te ha faltado tiempo para publicarlo.

    29 junio 2015 | 10:28

  2. Dice ser azoteman

    esta gentuza vive de salir en la asquerosa prensa rosa…..
    pues que salgan, para lo bueno y para lo malo.
    al igual que todos los famosetes subnormales que cuando hay billetes quieren salir y luego les molesta que se metan en su vida privada….
    a mamarla todos escoria!!

    29 junio 2015 | 10:36

  3. Dice ser RVFCore

    Siempre es complicado conocer a la gente de lejos, pero si y tuviera que fiar mi vida a cuál de los dos Lomana dice la verdad, la apostaría a Rafael.

    Solo tenemos que ver a Carmen negar haber dicho lo que se publicó en Lecturas hasta que alguien sacó el audio donde dice exactamente lo publicado, entonces dice que no, que es que no se le ha entendido bien (entiendo que copiando a su adorado podemita). Rafa en cambio me parece un tipo sano, bruto como él solo pero de raza y con una trayectoria profesional concreta y definida, mientras que Carmen que se sepan lo único que ha hecho en su vida es heredar y sentar cátedra sin tener idea de la materia.

    29 junio 2015 | 13:37

Los comentarios están cerrados.