BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

El cumple de Alaska y sus dieciséis años de amor con Mario Vaquerizo

“Derrumbada de cansancio, ni voy a deshacer la maleta, a la cama directa. Tanta celebración es lo que tiene. Gracias a miles por las felicitaciones, los mensajes… amiguitas de Instagram, sois totales”, escribió anoche en su cuenta nuestra cantante más heterodoxa e incorrecta, Alaska, quizá la que más convencionalismos ha pasado por alto desde que cumplió 13 años y participó en una lluvia dorada en la primera película de Pedro Almodóvar.

Alaska, comida precumpleaños en el Ritz. Foto: @alaskaoficial

Alaska, comida precumpleaños en el Ritz. Foto: @alaskaoficial

Así llegó anoche a su peculiar casa la diva

Así llegó anoche a su peculiar casa la diva

Alaska ha tenido este fin de semana doble celebración: la de su cincuenta y dos cumpleaños (aunque este año los ha celebrado en la intimidad y no con un fiestón de los de época, como cuando cumplió los 50) y la de sus 16 años de amor junto a Mario Vaquerizo.

Se dieron el primer beso el 10 de junio de 1999, en octubre de 1999 se casaron en las Vegas y doce años después ratificaron su matrimonio en el Registro Civil

Se dieron el primer beso el 10 de junio de 1999, en octubre de 1999 se casaron en las Vegas y doce años después ratificaron su matrimonio en el Registro Civil. © Gtres

Cena para dos

Cena para dos

La singular pareja, criticada por muchos y seguida por más todavía, hace lo que le da la gana. Nadie apostaba por ellos. Pintorescos, exagerados y a veces artificiales, los dos piensan que la naturalidad está sobrevalorada. Mario lo dice y se queda tan ancho: “Yo me maquillo, ¿y?” Y así, diciendo lo que quiere, soltando perlas que algunos piensan que son barbaridades, ha llegado a tener más fans que su diosa (él tiene 459k seguidores en IG, ella 228k, si bien es verdad que él abrió su cuenta bastante antes).

El cambio de Mario ha sido espectacular: digamos que la fama le ha dado alas. Y si no podéis ver este vídeo impagable de aquel programa que se llamaba Tómbola (¿recordáis a Karmele y a Mariñas en acción?). Se ve el antes y el después en Mario, entonces modosito y callado, en una de sus primeras apariciones televisivas (¡no os lo perdáis!):

Dieciséis años de amor son muchos años, así que tal vez haya que revisar algunos prejuicios, ¿no os parece? Y es que no hay otra pareja en España a la que hayan acusado más veces de montaje. Pero, ¿puede mantenerse un teatro tanto tiempo? Y, sobre todo, ¿con qué fin?

Claro que a ellos tanto les dan las habladurías. Cada vez que escuchan algo así cantan su propia canción, y se quedan tan anchos.

Nadie apostaba por ellos, nadie, y sin embargo siguen juntos y de lo más enamorados. De hecho, los dos se deshacen en tequieros y cariñitos tanto en público como en privado, y él la adora.

mario-y-alaska-hace-anos

¿Nos habríamos precipitado con nuestros prejuicios?, ¿era imposible que alguien amanerado, que se maquilla y usa tacones y fan de ella viviera una historia amorosa auténtica con ella?

Yo no lo sé: podéis contestar vosotros en los comentarios. Por mi parte, sólo diré algo más: felicidades pareja.

3 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Soy uno de los excepticos, nunca hubiera apostado un centimo por esta pareja tan singular. Esperemos que sigan dando guerra en las revistas y TV

    Clica sobre mi nombre

    15 junio 2015 | 09:01

  2. Dice ser gato a los mandos

    Pues yo lo veo muy claro.
    Mario Vaquerizo buscó la luz excéntrica de Alaska justo cuando ella aún era alguien. Cortado a su imagen y semejanza, era un espejo donde mirarse mutuamente.

    Y en el ocaso de su carrera pública, fue Mario el que disparó la fama de los dos, siendo ella ahora una sombra de lo que fue.

    Y lejos de ser una crítica, dentro de esa vorágine de luces y maquillaje, el artificio es más auténtico que nunca.

    Personalmente no soporto el exceso que rezuman, pero también creo que, para bien o para mal, es lo que son.

    15 junio 2015 | 09:41

  3. Dice ser Atenta

    Esto es muy fácil de entender. No son ni un matrimonio, ni una pareja como las solemos entender, es decir, que se aman. Son dos amigos que se quieren mucho mucho y decidieron firmar un contrato llamado matrimonio.
    Es como si se casan….yo qué se qué ejemplo poner…Penélope Cruz y Goya Toledo. No es que sean lesbianas, es que han decidido firmar ese tipo de contrato. Son amigas.

    15 junio 2015 | 12:20

Los comentarios están cerrados.