BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

Las primeras imágenes de la boda de Helen Lindes y Rudy Fernández

Los cheques son muy tentadores y algunos directores de revistas son bastante insistentes, pero no podía haber oferta económica que convenciera a Helen Lindes, muchos a Rudy Fernández, para vender las instantáneas del día más feliz de su vida. Por el contrario, las ha cedido gratuitamente, para que todos podamos ver lo espectacular que iba con su vestido de escote corazón, de encajes y bonita pedrería, una obra de arte creada para la ocasión por Rosa Clará.

© Pablo Beglez (EFE) (fotografía cedida por los novios)

© Pablo Beglez (EFE) (fotografía cedida por los novios)

La boda, que tuvo lugar el pasado 4 de julio, fue de ensueño: uno de esos enlaces con los que todas hemos soñado secretamente alguna vez. Un hombre alto y fuerte, atardecer sobre el mar, no demasiados compromisos (200 invitados), champán francés y un delicioso menú que fue servido en un sitio de cuento, La Fotaleza, un castillo con vistas impresionantes a la playa que se encuentra en Pollença (Mallorca). Si a eso le añadimos el amor verdadero, recíproco y libre de toda sospecha, que siente la parejita… ¿qué más se puede pedir?

¡Vivan los novios! © Pablo Beglez (EFE)

¡Vivan los novios! © Pablo Beglez (EFE)

Lo increíble fue que hasta que han llegado nuevas imágenes del enlace sólo teníamos las que los invitados fueron colgando en sus respectivas cuentas de Instagram, lo cual merece otro aplauso para Helen Lindes y Rudy Fernández. Me explico: suele ser habitual en bodas de famosos que quienes se casan sugieran a sus invitados, como el que no quiere la cosa, que no hagan fotos con sus móviles. A veces se hace para proteger la exclusiva, otras para proteger la imagen y ser ellos mismos quienes decidan qué fotos subir a sus respectivas redes sociales.

Se trata de una solución práctica, pero no particularmente elegante, pues prohibir algo a tus invitados en el día de tu boda… Allá cada cual. El caso es que Helen no ha prohibido nada (¡bravo!), como podemos deducir del reportaje fotográfico que nos han regalado sus invitados, vía Instagram, y en el que podemos ver algunos momentos estelares de la boda, además de parte del escenario.

Jennifer Bianchi, mujer del jugador Marcus Slaughter, fue la primera en subir una foto con los novios

Jennifer Bianchi, mujer del jugador Marcus Slaughter, fue la primera en subir una foto con los novios

Entre los invitados, famosos de dos tipos: del mundo del deporte y de la televisión, además de exmisses y de gente de la moda. Todos juntitos tan contentos.

fiesta

helen

Dani Martín (sin Blanca) y Canco Rodríguez, otros de los invitados VIPS.

jugadores

El exfutbolista Ruben de la Red junto al DJ Wally López

Lorena Van Heerde, íntima amiga de la novia, con Pau Gasol

Lorena Van Heerde, íntima amiga de la novia, con Pau Gasol

¡Llega el novio!

Marta Fernández, hermana de Rudy, subió esta foto a su cuenta. ¡Llega el novio!

Así son las cosas y así se las hemos contado, queridos lectores. El amor está en el aire, como véis. ¡No perdáis oportunidades!

Hasta mañana

Rosy

Blanca Suárez: “Que lance la primera piedra la que esté libre de complejos”

Siempre de actualidad. Blanca Suárez ha sido elegida estos días como una de las mujeres más deseadas, junto a Penélope Cruz y Úrsula Corberó, por la extraña web AshleyMadison (¿estáis de acuerdo con el ranking?). Además lleva siendo comidilla del mundo del corazón desde hace años, pues su popularidad no ha hecho más que aunmentar desde aquel Internado que tan milagroso fue para ella. En los últimos tiempos el candelero echa humo por su presunto noviazgo, nunca confirmado por ella, junto al popular Dani Martínez.

Portada-Womens-Health-Blanca-Suarez

Y sí, sigue sin hablar de una relación nueva, pero en el número de verano de la recomendable revista Women’s Health, cuya portada protagoniza, suelta perlas jugosas como lo que sigue: “El último año ha sido diferente, una mezcla de cosas muy buenas, otras no tanto. Hay gente que tiene una capacidad para cerrar etapas superfácil, pero a mí me cuesta mucho. Trato de vivir las cosas con calma. Por eso, para mí, estar en la cresta de la ola significa mantenerme ahí, en equilibrio, como en el surf, aguantando mientras buscas tu camino. Y yo ya estoy dispuesta a abrir otro capítulo”

¿Incluirá ese “nuevo capítulo” a Dani Martínez? El tiempo (y los paparazzis) lo dirán, de momento sólo sabemos lo que sabemos: que Blanca pasó una noche en casa del presentador. Ella misma ha declarado que son amigos y sólo amigos…

blanca-suarez-foto

En la jugosa entrevista, ilustrada con fotos a todo color en bikini (que no en bragas, tal y como se ha publicado) también explica qué hace ella para mantener el cuerpazo: ejercicio que le divierta.  “Desde que dejé de entrenar a diario, el deporte que hago -como el wakeboard o el esquí-, está casi siempre relacionado con el ocio… Ahora estoy integrando mucho más el ejercicio a mi vida, está más presente y tiene más sentido. Lo veo como una forma de desconectar, de apagar el móvil. Es un tiempo para mí del que saco beneficio físico y psicológico. Me permite descargar energía y encontrar una excusa para estar conmigo misma”

Y luego añade lo de los complejos, algo que me encanta y que suscribo totalmente: “Me molesta que la gente crea que por ser actrices debemos estar siempre perfectas. Se olvidan de que somos personas normales que tenemos celulitis. Que lance la primera piedra la que esté libre de complejos. Me parece muy injusto”

Blanca tiene toda la razón del mundo: a veces nos pensamos que las actrices son de otra galaxia, pero no, doy fe de que tienen las mismas inseguridades, o incluso más, que muchas de nosotras, por mucho que las veamos divinas en las revistas o delante de una cámara.

Que paséis un gran fin de semana

Rosy

Isabel Preysler y Vargas Llosa, adolescentes ‘in love’ en Lisboa

¿Creíais que el culebrón Vargas Llosa – Preysler estaba finalizado, al menos por un tiempo prudencial? Nada más lejos de la realidad: la revista Hola le ha dedicado su nuevo número… ¡tres portadas en menos de un mes!

hola

Las dudas que teníamos sobre si Preysler estaba en nómina de la revista junto con sus hijas parecen disiparse como las pocas ideas que nos quedan en este verano ingrato, al menos en Madrid, donde estos días estamos alcanzando temperaturas muy perjudiciales para la salud, al menos para quien viva sin aire acondicionado (yo).

A lo que íbamos: si el otro día escuché de labios de una avezada periodista del corazón asegurar fieramente que Isabel Preysler no concedería ninguna exclusiva, rechazando así cheques que podrían alcanzar cantidades de 600.000 euros, pero, ¿cómo podemos denominar esta nueva portada? Vale, es cierto, la reina de corazones no ha salido opinando ni hablando de su vida privada. A cambio, la vemos DE LA MANO junto a su “adolescente” novio, sí, adolescente, así lo califican sus propios amigos, que aseguran que ha recuperado una ilusión que parecía perdida.

Total, que en la revista, que he devorado esta mañana mientras me tomaba un Frappuccino en el Starbucks, se les ve ora cenando elegantísimos (chaqueta y corbata él, mono blanco sin mangas y semitransparente ella), ora bailando sonrientes, ora intercambiando una mirada de complicidad y… ¡un besito en el coche! No, hombre, no, en los labios no, no me seáis vulgares. El besito se lo da el Nobel en la carita, como debe de ser, que el paparazzi estaba cerca.

Pero no, ella no habla. Y subrayo lo de ella: él sí ha hecho unas no tan jugosas ni tan sorprendentes declaraciones: “Nuestra relación va muy bien”.

Que no, que ella no ha dicho ni mú, al menos de momento, y la avezada y famosísima periodista del corazón de la que hablaba hace un momento asegura que no va a hablar. Que la Preysler cuando dice que no es que no. Claro que, bien pensado, ¿para qué va a hablar ella, si ya lo hacen sus hijas? Primero lo hizo Tamarita, en su revista y en la 080 Barcelona Fashion para decir que el Nobel es lo más y que es su escritor favorito, además de asegurar tan tranquila que había leído (ejem) la mayoría de sus novelas.

Luego sucedió lo de Ana Boyer, la hermana recta de la familia, de la que se dijo que estaba algo sorprendida (por no decir enojada) con la relación amorosa pero también millonaria que se ha creado entre su mamá y el ínclito escritor. Pero no, de enfadada nada de nada, al contrario, como aclara esta semana, previo cheque bancario, en la misma revista de su mamá:

– “Animaba a mi madre a que rehiciera su vida y buscara la felicidad. Y ahora la veo muy contenta”

– “Para mí lo importante es que mi madre esté feliz, y todos sus hijos la animamos a que haga aquello que la lleve a ser feliz”

-“Es algo con lo que yo he crecido y que pasaba en mi vida desde pequeña, así que lo intentamos llevar con naturalidad. Obviamente, hay muchas veces que cuesta e interrumpe tu día a día” (refiriéndose a la atención mediática de estas últimas semanas)

La parte menos divertida del culebrón también continúa: si Patricia Llosa aseguró en un comunicado que hace poco habían celebrado el 50 aniversario en amor y compañía, Hola aclara que de eso nada, monada, que lo que se celebró fue el doctorado “honoris causa” que le concedió al erudito la Universidad de Princenton, aunque reconoce que sí se brindó por la relación, pues los hijos aún no sabían nada de la ruptura.

Atención, atención: “Existía entre el escritor y Patricia un código de buena conducta, de relación cordial, aunque conocían desde hacía mucho tiempo la situación sentimental en la que se encontraban…”, se explica en las páginas.

Entonces, ¿por qué Patricia Llosa mandó semejante comunicado?, ¿tal vez ella no se enteró del código de buena conducta?

No sé vosotros, pero yo no entiendo nada. Será el calor… más me vale ir a por otro Frappuccino…

¿Pensábais que esto era todo por hoy? Pues no: el culebrón podría continuar esta misma tarde en Madrid, en la conferencia que imparte Vargas Llosa... Se dice, se comenta, se rumorea que Isabel Preysler podría presentarse cual oyente, pero yo apuesto a que no lo hará…

conferencia

Risto Mejide, su nueva novia de 19 años y la divertida pulla de su ex

“Será la crisis de los cuarenta… ya es la segunda con 19 años, así que no debe ser casualidad”, ha dicho con guasa Ruth Jiménez, ex de Risto Mejide, haciendo referencia a su nueva y jovencísima novia. Esto ha sido lo último en el culebrón ristomejideniano. El polémico presentador está hecho todo un ligón, pero vayamos por partes…

Aquí una imagen de la nueva y espectacular novia de Risto Mejide, Laura Escanes. Foto: IG @loraescanes

Aquí una imagen de la nueva y espectacular novia de Risto Mejide, Laura Escanes. Foto: IG @loraescanes

Cuando hace unos meses le vi dándose un beso con Carla Nieto en plan comedia romántica de Hollywood en pleno ‘photo call’ Festival de Málaga, me repetí algo que ya sabía: “Es un crack del marketing”. Risto Mejide acaparó los flashes invisibilizando a actores y actrices de renombre, sin pudor alguno ante tan innecesario exhibicionismo. Consiguió lo que quería: ser protagonista de una alfombra roja que no le pertenecía.

Risto y Carla Nieto en el Festival de Málaga. © Gtres

Risto y Carla Nieto en el Festival de Málaga. © Gtres

Carla Nieto ya es historia y su nueva novia, una jovencita de 19 años llamada Laura Escanes, blogger, modelo de profesión, medidas imponentes y ojos grandes y azules, ha saltado al papel cuché desde que el viernes pasado se descubriera que había acudido con el polémico publicista a los Premios Princesa de Girona, unos premios a los que acudieron nuestros reyes don Felipe VI y doña Letizia, que accedieron insólitamente a hacerse un selfie con Risto. ¿No os digo que no hay nadie como él, a la hora de conseguir lo que quiere, casi siempre relacionado con la autopromoción?

con-felipe-y-letizia

Mirad, hacerse un selfie con los reyes es algo así como imposible (imaginaos lo que supondría para ellos hacerse fotitos con fans en cada acto al que van), además de otro despropósito en mi opinión, pero él se lo pidió, ellos no se negaron y colgó la foto en su cuenta de Instagram, consiguiendo record histórico de ‘me gustas’.

Su novia, veintiún años menor que él, no pudo saludar a los Reyes ni hacerse foto alguna, porque no acudió a la cena de gala, que sí a Girona, según se ha publicado en distintos medios.

laura lorena-escanes

 

Lo que está claro es que o son pareja o se están riendo de nosotros, pues una vez que habían saltado las alarmas ella publicó en su Instagram una foto de una página de un libro de Risto en la que, cómo no, se hablaba del amor. Y, ¿sabéis que hizo él? Repostear en su Instagram.

repostear

Pero lo mejor de todo este embrollo no llegaría hasta que ha hablado en la 080 Barcelona Fashion la verdadera ex de Risto, Ruth Jiménez, madre de su hijo. Preguntada, en pleno ‘photo call’ de la pasarela, por la incipiente relación del presentador soltó no sin guasa la siguiente frase: “Será la crisis de los 40. Yo que sé, no tengo ni idea. Ya es la segunda con 19 años, así que no debe de ser casualidad…”.

Ruth Jiménez en la 080. Foto: © Equipo Singular

Ruth Jiménez en la 080. Foto: © Equipo Singular

Ruth Jiménez es sencillamente genial. No sólo tiene sentido del humor, sino que sabe soltarla como la que no quiere la cosa. Además tiene muy claro que de reconciliación con su expareja, como se ha dicho y rumoreado en algunos mentideros periodísticos, nada de nada: “creo que hemos olvidado el pasado, y los dos tenemos ganas de rehacer nuestras vidas y mirar para el futuro.”

Ana Rodríguez, exmujer de José Bono: “Al final del túnel, hay luz”

Si las separaciones y divorcios están a la orden del día en estos tiempos convulsos para todo hijo de vecino, más aún para nuestros famosos. La presión mediática, los continuos viajes, los falsos relumbrones de la popularidad y las trampas de la fama hacen que sea aún más difícil mantener una relación en el tiempo. Algunas lo consiguen durante muchos, muchos años, unos treinta, pero de pronto ven cómo también se tambalea su castillo.

Ana Rodríguez se divorció del exministro José Bono hace ya cinco años, pero no ha perdido el tiempo, lo cual me parece extraordinario. No ha sido raro en verla en las fiestas, está encantada de posar ante los fotógrafos y ahora ha publicado un libro, El Club de las perfectas divorciadas, para el mismo grupo editorial que pagó a su exmarido un anticipo de (según dijeron en su momento las malas lenguas) 800.000 euros por escribir su biografía.

Ana Rodríguez, en la presentación de su libro en Madrid. © Gtres

Ana Rodríguez, en la presentación de su libro en Madrid. © Gtres

“Sí, hay alguien en mi corazón”, decía en una entrevista dos años después de separarse, más tarde se creó un gran revuelo mediático cuando apareció en una entrega de premios acompañada de Ernesto Manrique, que era amigo del expresidente del Congreso de los Diputados, y mucho más joven que él, por cierto. Una pareja sorpresa que saltó a todas las portadas, subiendo el caché como empresaria y famosa de Ana Rodríguez.

Y ahora, que han pasado cinco desde la separación un matrimonio que ya había celebrado las bodas de plata, es cuando publica este libro que, según declaró en la presentación en Madrid, ha supuesto para ella “una liberación”.

“Hay un tiempo para destruir y otro para construir; este libro os dará las claves para saber dónde empieza y termina cada uno”, explica en el libro, lo cual es poco probable, pues cada historia es un mundo y cada pareja un universo, así que claves universales, pocas. Sí es cierto que su experiencia, que no ha sido fácil, ha terminado por ser positiva, por lo que tal vez pueda inspirar a otras personas, porque desde luego ella está divina a los cincuenta y seis años, llena de proyectos y con una vida renovada que comparte junto a otro hombre.

“Un divorcio es duro, si alguien no lo ha sufrido así es porque está mintiendo o es un frívolo”, explicó en la presentación del jueves pasado, que tuvo lugar en el Círculo de Lectores y que estuvo presentada por Sandra Barneda, presentadora en alza y escritora. “Soy la perfecta divorciada porque superé la negatividad”, contó Ana Rodríguez, que ahora es escritora.

Ella admite que a Bono tal vez le ha podido escocer un poco la publicación de este libro en el que relata parte de sus vivencias personales y cómo experimentó ella el divorcio, pero también asegura que ha sido respetuosa en todo momento. Dice que ellos dos guardan las formas y se ven cuando se tienen que ver, pero que de amigos nada de nada. En su opinión, que nuestro ex sea nuestro amigo “es tan difícil como conseguir que haya vida inteligente fuera de nuestro planeta”

Por eso, como contó en la revista Vanity Fair, Bono y ella comparten formalidades y poco más. “Compartimos las comidas y fiestas familiares… El otro día mi hijo organizó un almuerzo en su casa y fuimos todos. Los dos hemos hecho un esfuerzo grande. Si yo no tuviese hijos probablemente no le hubiese vuelto a ver, pero como los tenemos, compartimos momentos con ellos”.

Ana y Bono, cuando fuimos dos. Foto: © Gtres

Ana y Bono, cuando fuimos dos. Foto: © Gtres

Sus hijos no estuvieron en la presentación, lo cual sorprendió a muchos de los asistentes, que se preguntaban por qué no habrían querido acompañarla en un día tan importante. “No han venido, pero respeto su opinión y su sentir”, fue todo lo que ella respondió a los periodistas. Tampoco estuvo su pareja.

Ana habló de su “felicidad renovada”. “Estoy feliz, tengo a mi alrededor que son buenas y estoy muy contenta. He pasado mi duelo. He intentado que las mujeres que estén en ese proceso sepan que al final del túnel, hay luz”

Empresaria en alza, a sus 56 años le van muy bien las cosas económicamente: trabaja dentro de la firma catalana Tous y lanzó hace poco al mercado una línea de sérums.

Admite que ha cerrado su duelo, pero aún vive su proceso. “Hay que perdonar pero no olvidar”.

¿Alguna divorciado/a en la sala?, ¿cuál es vuestra opinión al respecto? Yo primero me tengo que casar…

La penosa batalla entre Carmen Lomana y su hermano, ¿dónde queda la dignidad?

Lunes. Después de un fin de semana en el que casi morimos asfixiadas con los cuarenta grados de Madrid, aquí está una, al pie del cañón, comentando y cotilleando sobre el agitado mundo del corazón.

El sábado pasado fui como invitada estelar a una fiesta de las grandes, la que montó James Costos, embajador de Estados Unidos y un hombre realmente maravilloso (lástima que sea gay), para celebrar el Día de la Independencia (por adelantado: es el 4 de julio en suelo americano), una party ideaaaaal en en el patio del Centro Conde Duque en la que no faltó detalle (ni famosos) y en la que, oh cielos, vi a Carmen Lomana, sana y salva y sonriente, después de su tormentoso paso por el Salvame Deluxe del pasado viernes.

Carmen Lomana, a su llegada a la fiesta en el Conde Duque. Foto: © Gtres

Carmen Lomana, a su llegada a la fiesta en el Conde Duque. Foto: © Gtres

En el programa del corazón trataron de escarbar, para sacar algo en claro a la luz, en los líos de la herencia de su madre, pero lo único que se consiguió fue que todo se volviera más y más oscuro, empezando por la incomprensible relación que tiene la diva televisiva con su hermano Rafa, que llamó por teléfono y dijo: “Solamente me he dirigido a esta persona como personaje público y por su actuación en Supervivientes. A esta persona la tengo por juzgado porque ha entrado en terreno personal no autorizado. Tendrá que demostrar delante de un juez todas las barbaridades que está haciendo”. Repitió lo de “esta persona” varias veces, como si no fuera su hermana. Y añadió: “La tengo metida en el juzgado”.

Aseguró que él no habla de ella a nivel personal, pero lo cierto es que uno de los colaboradores, Kiko Hernández, leyó un WhatsApp que él mismo le había mandado en el que calificaba a su hermana de todo menos bonita.

Carmen Lomana, en el entierro de su madre, que murió el 15 de junio. Foto: © Gtres

Carmen Lomana, en el entierro de su madre, que murió el 15 de junio. Foto: © Gtres

Me parece muy muy muy triste que la relación entre dos hermanos sea tan terriblemente mala, y mucho más que se hagan públicas las desavenencias, y mucho más que tal cosa ocurra cuando no ha pasado ni un mes desde que murió su santa madre.

Y sí, vale, los cheques de Sálvame y otros platós televisivos pueden llegar a ser muy convincentes, tanto para ella como para él, pero, ¿de verdad es necesario el espectáculo a cualquier precio?

“Mi madre Josefa, que en paz descanse, el año pasado ha tenido la cabeza en su plena conciencia. Hizo un documento con plena conciencia y espero que se respete su última voluntad”, dijo el hermanito de la Lomana, refiriéndose al sorprendente documento sobre las joyas que, siempre según él, redactó la madre antes de morir.

A saber: “Quiero por medio de este testamento detallar el reparto de las pertenencias más importantes que tengo en mi casa. Se distribuirán entre tres de mis hijos, María José, Carlos y Rafael, quedando excluida de cualquier objeto o pertenencia mi hija María del Carmen”. No es que haya sido desheredada, como se ha publicado en algunos lugares, pues el testamento es otra cosa y va por otra vía, sino que, según este documento, Lomana quedaría, entre otras cosas, sin las joyas de mamá. Lomana dice que no tiene validez, pues no fue redactado ante notario…

Y esto es precisamente lo que más indigna a la diva, que dice que ella no tiene interés alguno en las joyas, pero no puede soportar que vayan a parar en su mayoría a Rafa, porque eso podría significar que las luciría la esposa de éste, que, siempre según el culebrón, no se llevaba bien su madre. “Me parece tremendamente injusto que esas joyas vayan para la mujer de Rafa”, dijo Carmen.

carmen-en-el-programa

Entonces, su madre, ¿por qué dejó escrita esa última voluntad?

Nadie lo sabe. Carmen Lomana asegura que ella y sus hermanos se quedaron perplejos, y añade que su madre no tenía la cabeza en su sitio, de ahí a que pudo ser… ¿manipulada?

“La relación con mi madre siempre fue estupenda. En el último año mi madre estaba mal… En el documento, que no tiene validez, me excluye de todo. Cuando lo leyó el notario el documento nos quedamos los tres muy extrañados. Me quedé asombrada. Yo sabía que había algunas joyas que eran para mí, estaba todo muy claro”, dijo la diva.

No me queda otra que cerrar este post con la pregunta de más arriba: ¿sabe alguien dónde queda la dignidad?

Alejandro Amenábar, su despedida de soltero y su inminente boda

Alejandro Amenábar, que será el encargado de dar el pregón de las multitudinarias fiestas del Orgullo Gay en Madrid el próximo miércoles junto a Cayetana Guillén Cuervo, es uno de los protagonistas de la semana, y no por su próxima película, Regresión, cuyo trailer da verdadero miedo, sino por asuntos del corazón. Según se ha publicado, ¡podría casarse el 15 de julio en Ibiza!

Alejandro y David, tan ricamente, hará algunos años. © Gtres

Alejandro y David, tan ricamente, hará algunos años. © Gtres

Se sabe que el director, de cuarenta y dos años, tiene un novio bien joven (veintiseis años) y bien guapo, David Blanco, un chico sonriente, positivo y alegre con el que el pasado mes de abril formalizó papeles para su inminente boda (circula por la red una foto del momento de firmas en el juzgado, pero me ha parecido demasiado íntima para subirla aquí). Llevan saliendo más de cinco años y quienes les conocen dicen que están  muy pero que muy enamorados.

Hay un gran secretismo en torno a tan esperado enlace, pues ni al tímido Alejandro ni mucho menos David, que es muy discreto y pasa de la fama olímpicamente, les gusta verse a todo color en las páginas del cuché, mucho menos cuando se trata de un día tan especial y tan íntimo. Pero lo que está claro es que la boda es inminente, pues hemos sabido, gracias a las labores de investigación rosa de Vanitatis, que el pasado fin de semana se fueron de despedida de solteros con los amigos, una despedida conjunta (por separado ya no se llevan) en la que, siempre según el noticiario rosa, no hubo casi tiempo para dormir pero sí para la diversión loca y nocturna por Valencia, que fue el lugar escogido para el desparrame.

En la despedida de solteros los quince amigos, muchos de ellos con biceps a tener en cuenta, se vistieron con divertidas camisetas de tirantes en las que se leía “100 por 100 fresco”. Lo pasaron bomba por Valencia, que no sólo tiene playa y rica paella, sino que es una de las ciudades con más agitación nocturna de España (las discotecas cierran más tarde que en la capital).

Sea exacta o no la fecha que los atrevidos de Vanitatis han dado como cierta para el enlace, lo que sí parece más que probable es que sea una boda por todo lo alto en la que actrices y actores de Hollywood (recordad que Alejandro ha rodado con Nicole Kidman y con Emma Watson) intercambiarán pareceres y bailes con la panda de colegas bien numerosa de Alejandro y David. Tampoco faltarán celebrities españoles: hombres locuelos como Mario Vaquerizo y algunas de sus Nancys Rubias, damas de la modernidad como Alaska (en cuyo programa de la MTV apareció Alejandro públicamente, por primera vez, con su bombón), actores y actrices con Óscar como Penélope Cruz y Javier Bardem, podrían ser otros de los invitados de ese enlace histórico en el que, sin embargo, los formalismos y convencionalismos no serán bien recibidos.

 

El hombre misterioso de Emma Watson para la revista www.justjared.com

El hombre misterioso de Emma Watson para la revista www.justjared.com

Alejandro hizo mucho por la comunidad homosexual saliendo del armario en 2004: al ser un director de películas de miedo y suspense, poco amanerado y nada histriónico, rompía estereotipos muy dignos que ya habían hecho bastante en otros ámbitos. Se le vio con su novio por primera vez en el citado programa de la MTV y, más tarde, en 2014, acudieron juntos tranquilamente a un partido del Masters1000 de tenis.

© Gtres

© Gtres

 

Queda claro, por tanto, que ellos ni se esconden ni se dejan de esconder. Simplemente hacen lo que tienen que hacer: vivir intensamente su historia de amor.

¡Buen fin de semana!

Rosy

Melanie Griffith da un paso más en su nueva vida sin Antonio

Así va el tatu de Melanie. © Gtres

Así va el tatu de Melanie. © Gtres

Qué pena. Reconozco que una de las noticias más tristes del mundo del corazón en los últimos tiempos, al menos para mí, ha sido la separación de Antonio Banderas y Melanie Griffith. Me parecía que hacían una pareja muy buena que habían resistido a muchos embates y contratiempos, como los de las presiones (y tentaciones) de Hollywood, universo en el que es más difícil que a una le dure una pareja que hacer una película que merezca verdaderamente la pena. Melanie, a quien admiro, había conseguido estas dos cosas.

Hará un par de días hemos visto nuevas imágenes del adiós casi definitivo de la actriz a su examado: su tatuaje, ese en el que se leía Antonio, ya está casi borrado.

Melanie Griffith, esta semana. Foto: © Gtres

Melanie Griffith, esta semana. Foto: © Gtres

Nada de rencor, sin embargo. Ella le respeta y le aprecia, como demostró hace poco en la graduación de su hija, donde no subió ni una foto ni dos de Antonioooooo a su cuenta de Instagram, sino cuatro, cuatro fotos subió la buena de Melanie, que ahora se propone firmemente iniciar una nueva vida.

graduacion-1

graduacion-3

graduacion-4

graduacion2

La merece. Merece una nueva vida y dinero no le va a faltar por mucho que Hollywood desprecie a las mujeres que rondan los sesenta (con dignas excepciones como Meryl Strep, que es caso aparte y que acaba de cumplir 66 esplendorosos años). Dinero no le va a faltar, decía, porque la exparejita vendió el viernes pasado el nido de amor-mansión que tenían en Los Ángeles, otro de los lazos que les unía y que ahora ya… es historia.

Hicieron el agosto con la venta de la espectacular casa de 1.403 metros cuadrados que les hizo el afamado arquitecto Gordon Bernie Kaufmann: un millonario pagó hasta ocho veces más de lo que les había costado. 14 millones de euros (calderilla)

Techos abovedados, 13 habitaciones, cuatro chimeneas, gimnasio, un huerto, biblioteca, piscina… En fin, que no les faltaba de nada, ni siquiera el amor, ese amor que les ha unido durante tantísimos años y que las espectadoras ingenuas y románticas, como yo, no pensaron que pudiera terminar alguna vez.

Podéis ver este vídeo

casa-1

 

 

casa-4

 

Dicen en Variety que los millonarios compradores no han regateado prácticamente nada: la fama es lo que tiene. Quiero decir que no es lo mismo que venda su casa Pedro el de la esquina a que lo haga un actor y una actriz conocidos y respetados en el mundo entero.

Y no es sólo eso: es que por esa casa ha pasado medio Hollywood, Penélope incluida, además de actores y actrices ganadores de Oscar y del mismísimo Barack Obama. Sí, he escrito bien: Barack Obama.

Total, que tanto ella como él tienen la vida más que resuelta, así que pueden hacer lo que les dé la gana. De hecho, él ha anunciado que se va a poner a estas alturas de la película a estudiar diseño (en la misma escuela que Pelayo Díaz, el celebrity-blogger más celebrity de todos los blogger).

A mí, sin embargo, la que me preocupa es ella. Él tiene nueva novia joven y espectacular y me parece que ella se ha llevado la peor parte de esta ruptura, por mucho que suba a su cuenta de Instagram fotos en las que trata de irradiar felicidad.
melani-smiling

Está claro que Banderas y Melanie tratan de iniciar un nuevo camino ahora, pasados los cincuenta, la edad en la que se inicia el segundo partido de esta emocionante aventura que es la vida.

Habla Tamara Falcó sobre su madre y Vargas Llosa: “Les veo encantados”

tamara

Tamara habla en el Hola de esta semana

La noticia del mes y del año, con permiso de Bruce Jenner, sigue siendo la Preysler y el Nobel, esa relación que nadie se esperaba y cuyo interés ya se ha cuantificado en los medios rosas con cifras de euros mareantes e irracionales. Y Tamara Falcó, a la que adoro, ya ha hablado también a través de su revista de cabecera, que es la misma de su enamorada mamá.

“En mi familia estamos acostumbrados a la atención mediática, pero no como esta vez… lo que está ocurriendo hace mucho tiempo que no pasaba”, dice apoltronada en un sillón ideaaaal de su hogar ideaaal, y precisa: “Mientras vea a mi madre feliz, a lo demás no le presto mucha atención”.

Se refiere, supongo, a los titulares desalmados que están saliendo por todos lados, reduciendo el idilio amoroso a una mera cuestión económica, primero especulando sobre cómo será el reparto de la millonaria herencia de Vargas Llosa (¡en juego 10 millones de euros más o menos!) y, segundo, sobre la tan perseguida nueva foto de los pipiolos, pues se dice, se comenta, se rumorea, que una imagen que capte a la parejita de un modo claro y preciso tiene un precio en estos momentos de 60.000 euros, así que ya podéis imaginar cómo andan los paparazzis, como locos, en estos tiempos de Instagram y fotografías gratuitas.

El ego de la Preysler da saltitos: aquí está la prueba evidente de que lo que decían algunos, que su reinado en el colorín ya hacía tiempo que había caído en manos ajenas, no es cierto. Sigue siendo, hoy por hoy, la más buscada y la que más interés mediático despierta, lo cual, qué queréis que os diga, yo lo veo una buena noticia, pues prefiero la noticia de un romance entre un escritor y una dama del cuché que no los gritos y peleas, a veces no tan finos, de colaboradores y ex de tres pistas de un programa de la tele.

Sigamos con Tamara, que añade sobre el bombazo: “Nunca ha sido como en esta ocasión. Como lo que está ocurriendo ahora, hace mucho tiempo que no pasaba. A mí la verdad es que no me está produciendo grandes cambios en mi rutina. Yo sigo con mi vida normal”

Dice que a su madre la ve “muy bien. Ha sido una madre ejemplar, una mujer ejemplar, y se merece ser feliz”.

El día que se conoció todo

El día que se conoció todo

Conoce al Premio Nobel “desde hace tiempo” y les ve “encantados el uno con el otro”.

El Premio Nobel, mientras tanto, guarda silencio. Yo hubiera querido que se marcase el primer artículo folletinesco de su vida, pero de momento, ay que fastidiarse, prefiere hablar sobre cosas tan aburridas como la visita de Felipe González a Caracas…

Y así son las cosas y así os las he contado, revista Hola en mano, que ha adelantado su salida al mercado por segunda vez merced a esta noticia de nuevas oportunidades en el amor a edades avanzadas que unos critican, otros no entienden y otras, como yo, románticas empedernidas, celebramos secretamente.

Al fin y al cabo, es cierto que el escritor podría haber hecho las cosas mejor con su mujer, Patricia Llosa, con la que llevaba cincuenta años, que tenía derecho a enterarse de labios de su marido y no por los comentarios de la tele sobre la portada de una revista, pero también es cierto que todo el mundo tiene derecho a empezar de nuevo, todo el mundo tiene derecho a ser libre, incluso cuando se tienen más de setenta años, ¿no os parece? Tal vez, quién sabe, también sea lo mejor para su todavía mujer…

Nada más por hoy, bueno sí, mi adiós a Marujita Díaz, cuyo turno en este teatro que es la vida finalizó ayer, que tantos programas del corazón alegró con su chispa y su locura, además de aquel cubano… ¡Descansa en paz, Marujita!

Tita Cervera en apuros: el juez admite a trámite una querella contra ella

Los ricos también lloran. Me lo repito cada vez que veo los líos absurdos en los que se meten algunos personajes del corazón, como Carmen Cervera, baronesa Thyssen-Bornemisza, que no levanta cabeza y que cada dos por tres es noticia en las páginas del corazón por noticias no tan artísticas ni favorecedoras. La última la tenemos calentita: un juzgado de Madrid (el número 40 de Plaza de Castilla, concretamente) ha admitido a trámite una querella por tráfico de influencias que interpuso contra ella el pasado mes de febrero un escolta que trabajó para ella desde marzo de 2016 hasta septiembre de 2014.

Carmen Cervera. Foto: © Gtres

Carmen Cervera. Foto: © Gtres

El susodicho la acusó de tráfico de influencias después de ser despedido: siempre según su versión, los abogados de Tita le ofrecieron en su nombre pasar a ser jefe adjunto de Seguridad en el Museo Thyssen. ¿El problema? Pues que a tal cargo se accede mediante concurso público. De ese modo, se estaría contraviniendo la ley.

“Pudiendo ser los hechos anunciados constitutivos de delito de tráfico de influencias se procede a la incoación de diligencias previas”, ha dicho el juez, admitiendo a trámite la querella.

Los abogados, por su parte, aseguran que el exempleado busca dinero y notoriedad. Menudo lío. Y es que por si no fuera poco la mancha pública que ha caído sobre la familia por los jueguecitos con su residencia /no residencia en Andorra de su hijo Borja, del que se ha dicho que podría querer librarse de algún que otro impuesto, ahora se une el revuelo mediático que la admisión de esta querella supone para Carmen Cervera, que no sale de una nada más que para meterse en otra, lo cual resulta del todo incompresible, pues, en el fondo, ella no tiene ninguna necesidad de verse envuelta en escándalos.

La baronesa es una mujer culta, viajada, vivida y millonaria, amante del arte además, que podría llevar una vida apacible, disfrutando de sus nietos, de sus amigas y de sus viajes por el mundo, pero cada poco tiempo es noticia por polémicas de las que sale más o menos airosa. Veremos qué sucede en esta ocasión. De momento, es presunta, ¡no se nos olvide el derecho que todos tenemos, también ella, a la presunción de inocencia!

Yo reconozco, sin embargo, que soy fan de ella desde que se ató a un árbol para que Gallardón no llevara a cabo sus imperdonables propósitos. Lo recuerdo cada vez que camino por el maravilloso (y arbolado) Paseo del Prado.