BLOGS

Viajero, periodista y emprendedor adquirido. Apasionado de Internet y volcado en el viaje más intenso que jamás había pensado: minube.com

Nyhavn, el puerto nuevo de Copenhague

Menos mal que uno tiene buenos amigos viajeros dispuesto a contar por aquí sus aventuras. Hoy repite Fany. Os dejo con su aventura danesa.

Pasear por Copenhague mola mucho, más que por otras ciudades. ¿La razón? Bueno, las dos veces que he ido me ha encantado caminar por su casco antiguo, por sus calles llanas, sin cuestas y limpias y por parques verdes llenos de gente tomando el sol. Pero si tuviera que elegir un sitio, uno de los muchos que merece la pena ver de la capital danesa, elegiría Nyhavn.

Un poco de historia: Este puerto entra de lleno en la ciudad y se construyó en su momento para facilitar el acceso de los barcos mercantes. Así, gracias a este camino acuático del siglo XVII, los barcos llegaban directamente a Kongens Nytorv, la plaza más importante de la ciudad presidida por la estatua conmemorativa de Christian V, el monarca que mandó construir Nyhavn.

Para los curiosos, que sepáis que en una de estas casas de colores vivió y murió Hans Christian Andersen; creo que en una de color vino.

Ahora es un sitio turístico, histórico e ideal para echar la tarde. De hecho, una de sus virtudes resurge en verano: las terrazas a orillas del agua. Hay un montón de locales para comer o tomar unas cañas bajo las sombrillas (precios más que razonables). Primera razón para darse una vuelta por aquí.

Al comienzo del canal se puede coger un barco turístico que bordea parte de la ciudad y pasa por lugares como la ópera y los canales. La verdad es que no soy muy partidaria de los tours organizados, pero este me gustó muchísimo. Además, si es veranito no es una mala alternativa para refrescarse. Otra razón para pasar por Nyhavn.

Este crucero turístico pasa por el centro del canal y deja a un lado un montón de buques antiguos que forman parte de una exposición cedida por el Museo Nacional. Entre los barcos hay varios del siglo XIX realmente bonitos.

Para llegar al puerto nuevo hay dos alternativas interesantes: ir en metro o llegar paseando. Vuelvo a insistir con la segunda opción porque está súper cerca de lugares como el Parque Tivoli, de Christiania, de la famosa Sirenita y de la preciosa zona del Kastellet y sus jardines.

Tengo tantas ganas de volver que ya tengo un viaje pensado para junio por esta zona de Europa. Si hay suerte, igual vuelvo con algún otro descubrimiento curioso de la ciudad. Me encanta Copenhague, ¡ya os contaré!

4 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Muy ameno el paseo por Cpenhague pero hacerlo por LLoret de Mar no tiene comparación . Estoy en el hotel Don Juan de esta preciosa localidad, lo malo es que solo voy a estar siete díascon mi esposa y si os recomiendo este gran hotel es por lo bien que se come aunque se engorde irremediablemente, siempre , si no vas con tiento.

    Clica sobre mi nombre

    04 Mayo 2012 | 17:20

  2. Dice ser Carla

    Una ciudad preciosa con un encanto especial y con mucha marcha. Lastima que llueva casi todas las tardes, en invierno y en verano.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    05 Mayo 2012 | 08:53

  3. Dice ser Danesa por adopción

    A ver, yo no calificaría a Nyhavn como estando “super cerca” del Kastellet y Den lille havfrue (la sirenita). Se puede caminar, sí, pero es un paseo 😛

    Por otro lado, Copenhague es por supuesto la capital pero Dinamarca tiene otras ciudades con mucho encanto, como Aarhus o Odense (perfecta para fans del escritor H.C.Andersen).

    Otro detalle, mucha gente no lo sabe pero en Copenhague se encuentra también el Assistents Kirkegaard, el cementerio donde estan enterrados personajes como Niels Bohr, HC Andersen o Soeren Kierkegaard. Se que a gente le puede dar un poco de mal rollo esto de los cementerios, pero en Dinamarca la gente pasea por ellos como si de un parque como otro se tratara, otros corren, otros van en bici… vale la pena, como curiosidad 🙂

    05 Mayo 2012 | 11:24

  4. Dice ser Fany

    Sí, sí, no es que estén pegados unos lugares a otros, pero eso no quita que se pueda visitar paseando que, al final, es el objetivo de mis palabras 🙂
    Bueno, y en bici también mola mucho 😛

    07 Mayo 2012 | 10:46

Los comentarios están cerrados.