BLOGS

Todo sobre las estrellas del baloncesto

Pau y Marc Gasol “sólo se parecen en la barba”

Esta madrugada Pau y Marc Gasol se enfrentaron por primera vez en la NBA. El primer duelo fraternal de extranjeros fue para Pau (96-105).

Aunque sus vidas tienen trayectorias en común y su aspecto se ha moldeado a la semejanza de la intimidación bajo los aros, Pau y Marc Gasol se parecen poco. Debajo del pelo encontramos a dos jugadores muy diferentes, aunque muy buenos ambos.

De esta opinión es Phil Jackson, técnico de los Lakers, el hombre que ha marcado su destino en la NBA. “Creo que sólo se parecen en la barba y en el aspecto, pero son radicalmente distintos. Marc y Pau tienen poco que ver salvo en el apellido”.

Phil viajó en el tiempo para analizar la operación que el 1 de febrero llevó a Pau a Los Ángeles y a su hermano Marc, cuyos derechos estaban en manos de los angelinos, a Memphis. “Fue un sacrificio necesario”, argumentó Jackson.

“Cuando le traspasábamos sabíamos lo bueno que era (Marc) y lo que podía llegar a ser. Manejábamos el dato de que perdíamos talento para el futuro, pero a cambio el jugador que llegaba a los Lakers (Pau) nos convertía directamente en aspirantes al anillo, como así fue”.

“Marc es un buen jugador y será mejor en el futuro, pero nosotros necesitábamos más a Pau y había que dar algo bueno en el traspaso”.

Pau Gasol es ya una estrella de la NBA tras siete años en América. Forjado en los Grizzlies es ahora el lugarteniente del gran Kobe Bryant en Los Ángeles. Ya ha jugado un All Star y las finales de la temporada pasada. Con los Celtics, que le ganaron 4-2, y los Cavaliers vuelve a ser un aspirante a campeón.

Pau Gasol dejó en Memphis una huella imborrable, pese a ser abucheado anoche por su antigua afición en un video que repasaba su trayectoria. Aún es el líder histórico de los Grizzlies en 12 categorías diferentes, incluyendo puntos, rebotes y tapones.

Marc Gasol acaba de aterrizar a la NBA. Lleva 27 partidos en la mejor liga de baloncesto del mundo. Ha vencido en nueve. Y lo mejor es que desde el primer momento está dejando a todos boquiabiertos por su talento y su determinación bajos los aros. Sus estadísticas están muy bien para un debutante: casi 30 minutos por partido con 10,6 puntos, 6,7 rebotes y un tapón de media. Está llamado a ser uno de los mejores rookies.

Tal vez los veamos jugando juntos pronto en Los Ángeles. Así lo augura el mismo Kobe: “En un par de años (Marc) estará con nosotros”. Sería un gustazo. De Sant Boi a Barcelona y a los Ángeles. De película.

Los comentarios están cerrados.