BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

El “talibán” del Pentágono toma el mando

Franklin Graham, capellán del Pentágono –que es como El Escorial del siglo XX-, ha tomado el mando de la cruzada que inició su padre –el predicador evangelista Billy Graham, multimillonario, consejero espiritual de los presidentes Nixon y Bush y heredero de la iglesia racista “Bautistas del Sur“.

He visto actuar a su padre en inmensos escenarios y su fanatismo religioso no andaba muy lejos de los propios del ayatolá Jomeini o de los talibanes de Afganistán. Por lo que se ve, su hijo lleva el mismo camino. Me sigue llamando la atención su visión sectaria de las religiones que compiten con la suya como, por ejemplo, el Islam que Franklin Graham considera “una religión mala y perversa”.

Dice cosas como ésta:

“No atacamos al Islam, sino que el Islam nos ha atacado. El dios del islam no es el mismo Dios. No es el hijo de Dios de la fe cristiana o judeocristiana”.

Su padre, hoy jubilado, convirtió en 1985 al pecador George W. Bush en un “born again” (“nacido de nuevo”, según el evangelio de san Juan) y ha influido en su política medieval basada “en la voluntad de Dios”.

Bush lo dijo en su última campaña presidencial:

“América triunfará ante la adversidad porque es la voluntad de Dios”

Esta es la información que hoy publica El País sobre el relevo de Billy Graham:

Para curarme del espanto que me producen las frases del presidente que hoy gobierna el mundo libre he vuelto a releer las palabras de la doctora Wafa Sultan, en su entrevista en Al-Jazira sobre el Islam, y que pueden aplicarse también a los fanáticos de otras religiones:

“El choque que estamos viendo no es un choque de religiones, ni un choque de civilizaciones. Es un choque entre dos polos opuestos, entre dos eras.

“Es un choque entre una mentalidad que pertenece a la Edad Media y otra mentalidad que pertenece al siglo XXI. Es un choque entre la civilización y el atraso, entre lo civilizado y lo primitivo, entre la barbarie y el racionalismo. Es un choque entre la libertad y la opresión, entre la democracia y la dictadura. Es un choque entre los derechos humanos, por una parte, y la violación de estos derechos, por otra. Es un choque entre los que tratan a las mujeres como a bestias, y los que las tratan como seres humanos.”

Thomas L. Friedman, columnista del New York Times, en su columna titulada “Dubai and dunces”, sobre la polémica decisión de retirar un contrato de supervisión de unos puertos norteamericanos a una empresa de Dubai, por presión del congreso norteamericano, reproducida el 16 de marzo en el International Herald Tribune ( http://iht.nytimes.com/protected/articles/2006/03/15/opinion/edfried.php) comenta que “Sultan habló en voz alta de verdades que muchos musulmanes saben: Su civilización es, en muchos lugares, un tumulto que va cayendo cada vez más lejos del mundo de la ciencia, la educación, la industria y la innovación. Y al mismo tiempo, su civilización va cayendo más y más presa en las garras de clérigos sicóticos, dictadores de pacotilla, turbas violentas y lunáticos como Ben Laden y Saddam.

“El Presidente George W. Bush sigue hablando sobre Irak y el mundo árabe como si la democracia por sí sola fuera la curación y lo único que tuviéramos que hacer es eliminar unas pocas manzanas podridas. El problema es mucho más profundo — estamos tratando con una civilización que aún está altamente tribalizada y que está luchando contra la modernidad…”

Friedman critica la retirada del contrato de puertos de Dubai por una presión “ignorante, falsa, xenófoba” del Congreso. Friedman considera que aunque Dubai no es una democracia, ni es perfecta, pero sí es un “puente de decencia” hacia la modernidad para las civilizaciones fracasadas que describe Sultan.

“Los dubaitíes creen mas en la mantequilla que en las armas, en servicios más que en petróleo…. (El contrato ha sido criticado no solamente por razones xenófobas o por preocupaciones de seguridad -Dubai ha sido un paraíso para el lavado de fondos de los terroristas- sino también por lazos comerciales entre el entorno Bush con empresas de Dubai…)”

1 comentario

  1. Dice ser Rubén Cevallos T.

    Felicitarles y quisiera ponerme en contacto con esas exelentes personas muchas graciasRuben.

    06 Febrero 2010 | 18:38

Los comentarios están cerrados.