De todo corazón

Entradas etiquetadas como ‘tamara’

Tamara Falcó no llega a final de mes

La vida es dura. A los bebés los sueltan en la guardería a las siete dela mañan. Los adultos permanecemos encarcelados en el trabajo y a los «vejetes» los recoge una furgoneta para llevarlos a la residencia asistencial de día. Mejor es no reflexionar demasiado. Corres el peligro de darte cuenta de que todo es una estafa monumental contra la que nadie puede luchar. Y esto me viene al pelo, y si no me viene da igual, para hablar de Tamara Falcó, la hija de Isabel Preysler. _La joven, según publica QMD, reflexiona sobre su existencia en París, donde la pobre no llega a fin de mes. Así lo cuenta: «Te das cuenta de lo caro que es todo, ¿sabes?… Te vas con un presupuesto y enseguida desaparece ese dinero… En casa de mi madre lo tenía todo solucionado». La frase, digna de un libro de citas, sorprende. Como leer a Ana Obregón en la misma revista cuando dice que lo que_hicieron con su hijo en Antena 3 era apología de la pederastia.

Tamara Falcó Preysler “toilettea”

Dicen que Tamara Falcó es la digna heredera de su mamá, que ayer cumplió 57 años. Aún tiene que aprender mucho de ella. Cubierta con una gorra como las que usa su hermano Enrique y vestida de negro de la cabeza a los pies, intentaba pasar inadvertida el pasado sábado en el VIPs de Serrano, donde no alunizó esta vez contra los cristales. Tamara, sin maquillaje, es una niña normal, tirando a mediocre. Y eso que se gasta auténticas fortunas en tratamientos de belleza para prevenir la flacidez de los tejidos y las arrugas mediante pinchazos. El ‘momento Tamara’ de la tarde se produjo a las 20:30, cuando la hija del marqués de Griñón le dijo a su amiga con absoluta naturalidad: “Voy a toilette”(sic), sin artículo, literal. Los allí presente aún no se han recuperado de la impresión.

El conocimiento del francés siempre ha sido una obsesión para mamá Preysler. Hace algún tiempo, cuando grababa un spot para Porcelanosa, Isabel dejó de lado su histórico clasismo para invitar a su roulotte a una costurera de origen francoargelino. Todo vale para ponerse las pilas con el idioma de Baudelaire y poder ir a toilettear con clase.

Foto: Korpa

Los 25 años de Lady Tamara

Sólo tiene 25 años, dice Tamara Falcó, y no tie mimne ninguna prisa por casarse con su novio. La hija de Isabel Preysler y el marqués de Griñón ocupa esta semana la portada de la revista Hola disfrazada de Eugenia de Montijo. «Como una princesa en París», reza el titular. Photoshopeada hasta los huesos, en un reportaje coordinado por la sublime Katia Guerrero, le han limado hasta la nariz. Nati nunca le hubiera hecho esto. Tamara, gracias al maquillaje de señora, los pendientes y las joyas, parece diez años más vieja, ha perdido toda su natural frescura juvenil para convertirse en casi un clon de su madre. Lo de ponerse botox a los 20 años para prevenir las arrugas de expresión cuando se cumplen 50 marca mucho.

Ya no es la Perra. Blanca Romero ya no es La Perra, ahora es simplemente Blanca. No ha tenido tirón entre el público que buscaba. Aunque la perra se vista de seda, caniche se queda. Ladrar con gracia es difícil.

“Despacito y buena letra, el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas”, dice un refrán y algunas personas a las que respeto y aprecio. Sé que a veces tengo demasiadas erratas. He perdido sensibilidad en los dedos desde que me los rebané con una batidora y también se quedaron algo maltrechos cuando los bañé en ácido. No es una excusa. Supongo que debe ser algo psicológico.

Hace algunos años me ocupé de la subdirección de un programa de televisión en directo durante un verano. La presentadora, alargaba los tiempos que tenía asignados como le venía en gana, a pesar de los gritos que le daba por el pinganillo. Sumar y restar segundos ” en el aire”, quitando y metiendo piezas para ajustar tiempos me dejó tan tocada que, al finalizar el verano, durante unas semanas, mis conocimientos de matemáticas eran los de un niño de preescolar. Me timaban cuando iba al mercado con las vueltas.

Hacer información de corazón no es fácil. Y si no que se lo pregunten a los reporteros que perseguían a Lady Di la noche en que murió. Muchos de ellos, procedentes de agencias internacionales, acostumbrados a cubrir conflictos como el genial Hernán Zin y reconvertidos en paparazzi motorizados a fuer de las necesidades del mercado, podrían explicarlo mucho que yo. Fueron detenidos y tratados como perros.

Si no os gusta el corazón, no entréis en este blog. Y por favor, menos hipocresías.

Me preguntan algunos si esto es un blog, supongo que un blog es lo que mi amigo virtual Jean Bedel o mi admirado Ezcritor, compañero de fatigas en la pasada pasarela Cibeles hacía en “Quiero ser un ezcritor de exito”, algo mucho más personal. Esto, amigos, es un blog de cotilleo, y, como muy bien decís los que pedís que me despidan fulminantemente, también un espacio para que cotilleéis vosotros.

Dentro de un ratito os cuelgo una foto de Tamara y algunas más que me habéis pedido en mensajes directos al blog.

La novia de Paquirrín

No entiendo el rasgado de vestiduras público en torno al pasado de stripteasear y especialista en shows lésbicos de la novia de Kiko Rivera. El propio Lucas, componente del dúo Andy y Lucas, ha reconocido que fue quien presentó a la pareja, y que antes de hacerlo mantuvo una relación sentimental con ella. Dicen los que conocen a Kiko que él está feliz con ella. En vista de la situación de Isabel Pantoja, quien cada vez está más alejada de su hijo, sería de extrañar que se atreviera a criticar a la que algún día podría convertirse en su nuera. Kiko, al menos tiene el consuelo de que su novia ya se ha desnudado de forma absolutamente profesional sin sacar partido de él ni de nadie de su familia. No como tita Bollo.

Antonio Vigo. Pese al drama que vivió tras la muerte de Erika Ortiz, la madre de su hija Carla, Antonio Vigo va recuperando la alegría. Hace tan sólo unos días paseaba por Callao acompañado d e una atractiva joven.

(Si consigo que no explote el windows movie maker ni el sistema que al parecer no puede con el poderío de esta chica, (absolutamente cierto) os cuelgo un vídeo de la novia de Kiko).

Las niñas Preysler

Tamara y Ana ocupan esta semana la portada de la revista ¡Hola! Un nuevo relevo para su mamá, Isabel Preysler, a quien la marca de bombones Ferrero Rocher ha sustituído por Paloma Cuevas. Como ustedes habrán podido comprobar, la mujer de Enrique Ponce ha sido doblada, algo que siempre debió exigir Isabel, cuya fascinación de esfinge se vuelve humo cuando abre la boca.

En la entrevista que han concedido a ¡Hola!, ni a Ana ni a Tamara se les puede oír. Sólo lucen sus larguísimas piernas y un magnífico aspecto físico, herencia genética de mamá.

¿Y Boyer que opina de esto? Tamara ya ha presentado oficialmente en casa a su sufrido novio (el chico conduce con escayola en el pie para evitar que Tamara vuelva a dar la campanada alunizando un día de estos contra el Banco de España). Ana, por su parte, confiesa compatir con Miguel Boyer su pasión por el estudio y la lectura. El ex ministro de Economía y egiptólogo aficionado debe de haber comprendido que quien manda en casa es su mujer. No acabo de explicarme cómo Ana Boyer ha entrado con tantas ganas y con su consentimiento al trapo del las revistas del corazón. Aunque tampoco me explico que Julio José Iglesias, a quien le debe de sobrar el dinero, cobre por las entrevistas.

El ratoncito Pérez

Leo con asombro que Fran Perea ha puesto su voz al Ratoncito Pérez en la película Perez, el ratoncito de tus sueños, una producción con imágenes reales y dibujos animados. Y una se pregunta: ¿Qué necesidad hay de que los ‘actores’ de moda le quiten el pan a los magníficos dobladores que tenemos en nuestro país? Una película infantil recurre al gancho de un ídolo de las jovencitas para atraer público infantil a los cines. No sólo se está obligando a crecer a los niños antes de tiempo con series como Los Serrano. Lo de Fran Perea de Ratoncito Pérez es casi una broma de mal gusto. No pienso dejar nunca una muela más debajo de la almohada.

La “antipinocho” e Isabel Pantoja

Sólo seis personas había el pasado miércoles en el bar el Glam`Street de Yurena, la cantante antes conocida como Tamara. El local está situado en la calle Manuela Malasaña, en el mismo local de lo que antes era el ultramoderno local “Sportivo”. Lástima de decoración y lástima de nariz de la cantante,. O se ha sometido a un nuevo retoque facial o, sencillamente, dice demasiadas verdades últimamente y le mengua la nariz. Es la “antipinocho” . De perfil, muy concentrada en la cabina del disc-jockey, guardaba un cierto parecido con Kalina de Bulgaria, la esposa del aventurero Kitin Muñoz, a quien un cirujano extraviado destrozó la nariz. Ese día, en el bar de Tamara, no estaba su madre, Margarita Seisdedos, pero sí una colección de posters caseros, desde Apocalipsis now a Sara Montiel pasando por Julia Roberts y Charlot. Tamara pincha canciones de Mónica Naranjo, de Britney Spears y Alaska, y desaparece de la cabina a veces y vuelve corriendo antes de que se acabe el disco. Por cinco euros que cuesta la copa, el espectáculo, sin ningún género de dudas, merece la pena.

Pobre Isabel Pantoja. Después de triunfar en Moscú ante 1600 espectadores y no tener que regalar entradas como hizo Madonna, se entera de las denuncias que una prostituta de lujo ha puesto contra su hijo, Francisco José, por presuntas amenazas. ¡Que narices tiene esta mujer!Otra en su caso, ya habría emigrado a Siberia hace muchos años.