De todo corazón

Entradas etiquetadas como ‘guillermo’

La diva, el taxista y el poeta argentino

Aún se hacen cruces en Cádiz con el comportamiento de Marisa Paredes, Lo de usar hasta de camisón los diseños de Sybilla imprime carácter. La actriz solicitó que le enviaran un taxi x para desplazarse desde Jerez al Puerto de Santa María, y exigió que le enviaran al taxista más joven en el mejor coche que tuvieran. El taxista era jovencísimo, y también bastante guapo, pero como el vehículo no era un Mercedes, lo despachó de inmediato.

El poeta argentino ¡Qué diferencia la de Marisa con la del poeta argentino Alejandro Guillermo Roemmers, uno de los empresarios más influyentes de Latinoamerica! Condujo su propio coche desde Madrid a Orihuela, se alojó en al hotel del pueblo y almorzó arroz con pollo sobre un mantel de cuadros en una huerta del director de la Fundación Oriol en Orihuela, donde participó en un homenaje a Miguel Hernández. Su mayor placer fue tocar la vieja higuera que hiciera famosa mi poeta favorito y respirar el aire y contemplar la maravillosa luz del pueblo que el autor de El rayo que no cesa, convirtiera en mundialmente famoso.

Alejandro visitará será recibido esta semana por el Papa en Roma. Si Marisa estuviera en su lugar capaz sería de exigir que la llevaran al Vaticano en papamovil, que sí es de la marca Mercedes.

Y aquí os dejo un poema de Alejandro dedicado a Miguel Hernández.

¿Por qué hallaste, Miguel, el lado oscuro,

el absurdo fragor, la estrella hiriente?

¿Por qué clavó en tu integridad ferviente

la desventura su aguijón más duro?

Amor, un sorbo apenas, inmaduro,

un brote descarnado en la simiente.

Por las grietas acerbas del poniente

la hiedra envilecida cubrió el muro.

Aún pudiendo evadir aquel tormento

elegiste, poeta nazareno,

convertir tu prisión en monumento.

De penumbras hilaste la madeja

que abrigó en tu dolor todo el veneno

amando cada piedra y cada reja.

El príncipe sobón

Desde la montera de Cayetano no me había acercado por aquí. Ni siquiera pude transcribiros la columna para papel del día diez, donde hablaba del embarazo de Letizia. y la llegada de la segunda Infanta. Gracias por mantener vivo el blog con vuestros comentarios.

Aquí estoy en pijama, con las camas por hacer, alucinada ante la noticia de la posible ruptura del príncipe Guillermo y Kate Middleton. Tanto ha ido el cántaro a la fuente que al final se ha roto. Primero fue lo de Tess Shepperd, la rubia a quien “atacó” en una fiesta y luego lo de las prácticas digitales con la brasileña .

Nuestra monarquía ´, por lo menos hasta hace algún tiempo era más intocable y tampoco metía mano . Cuando estaba en la Academia de San Javier, N

Nuestro Príncipe Felipe, y lo sé de primer mano, jamás intentó ninguna aproximación táctil a las numerosas jovencitas que le ofrecían rosas y querían hacerse fotos con él en las discotecas de Torrevieja. Bien es cierto que el príncipe, de soltero, embarcado en el Juan Sebastián Elcano, se disgustaba (agarrarse un cabreo no es un término armónico para temas principescos), cuando su madre, en las escalas en Brasil o Santo Domingo, le elaboraba un planning de continuas actividades mientras al resto de sus compañeros en las escalas les entregaban un condón antes de tomar tierra. Y esto lo sé por alguien que viajaba en el barco con él.

Kate no quiere ser la segunda Lady Di, y hace la mar de bien. Guillermo no es como su papá, no hay ninguna Camilla caballuna en su vida, pero es tan faldero como su abuelito el Duque de Edimburgo y Lord Mountbatten, pariente, por cierto del fallecido Don Juan de Borbón, padre de nuestro monarca. El marido de la reina y el legendario marino británico se pasaban los ligues como quien intercambia cromos, según contaba Kitty Kelly en “Los Windsor”, un libro muy folletinesco pero absolutamente documentado.

Guillermo el travieso

Lleva camino de convertirse en la rubia más famosa del Reino Unido. Se llama Tess Shepherd, tiene 22 años, es hija de un granjero y según The mail on Sunday, el príncipe Guillermo perdió la cabeza por ella hace escasamente tres semanas. El hijo mayor del Príncipe de Gales abrazó apasionadamente a la joven y la besó, sin percatarse de que las imágenes estaban siendo grabadas por las cámaras del club nocturno donde se conocieron. El escándalo no ha debido de sentarle nada bien a su novia, Kate Middleton, quien recientemente hubo de soportar la dolorosa humillación de ver a su chico con la mano tonta calibrando el busto de una atractiva brasileña.

Algo similar le ha sucedido a Luis Miguel, que acaba de ser pápá. El cantante ha sido fotografiado junto qa una actractiva rubia que no es su esposa a la salida de un club nocturno. Un segurata del cantante agredió al fotógrafo.