De todo corazón

Entradas etiquetadas como ‘bustamante’

Busta en el ginecólogo

David Bustamante cuenta los días para el nacimiento del bebé que espera su esposa, Paula Echevarría, y que vendrá al mundo en el mes de agosto. Paula, con una barriguita tan recogida y armoniosa como las de los maniquís de premamá, acudió la semana pasada a la consulta de su ginecólogo, en la clínica Montepríncipe. Junto a ella se sentó su esposo, cuyas ganas de niño hicieron pasar un buen rato al resto de los pacientes que esperaban en la sala de espera. David, vestido con una camisa rosa y vaqueros, se puso a jugar con un pequeño de dos años. No pararon de divertirse con un globo. Tan absorto estaba Busta en los juegos infantiles que, cuando llamaron al matrimonio para que entrara en la consulta, Paula tuvo que «despertarle» de su embeleso. Por la noche pudo verse a la pareja en el estreno del espectáculo de ballet Felicitas, en el teatro Compac de la Gran Vía. Igor Yebra es la estrella de este magnífico espectáculo. La sorpresa de la noche la dio Anne Igartiburu, quien entró a toda velocidad en el teatro para evitar ser inmortalizada por los fotógrafos. La presentadora corazonera no quiso perderse la actuación de su ex marido.

FOTO:Korpa

Bustamante y los desperdicios

El pasado sábado, David Bustamante, acompañado por su esposa y una amiga, paseaba por el barrio de Salamanca, y en la confluencia de las calles Serrano y Goya, una de las corners más caras de Madrid, como dicen los madrileños cretinos, tuvo lugar una escena irrepetible. Uno de sus mánagers, asistentes o vaya usted a saber que, le quitaba la caspa de la americana con absoluta entrega profesional. Ni Madonna.

El nombre del equipo de fútbol 7 de la Liga de Majadahonda donde juega Bustamante se llama Los Desperdicios. Sus partidos no se los pierde Paula Echevarría. Como jugador, David tiene muchocarácter y ya ha vivido varios enfrentamienteos con los defensas rivales en el terreno de juego. Su futuro futbolístico está en el aire. Está pensando en dejarlo, harto de que el público rival se burle de él para distraerlo.

Rentables encuentros y Bustamante

Dicen en Sorpresa que Dinio cobra por acostarse con mujeres. La portada de la revista muestra al cubano duchándose de espaldas. A pesar del gel de baño y la espuma, la imagen resulta más antihigiénica que la tapicería del coche de Paris Hilton desde que saca todos los días a pasear a Britney Spears. No es el único; me cuentan que hay más de un famoso de los llamados de primera, habituales en revistas como el ¡Hola!, que se está asegurando la futura vejez a costa de entretener el ocio de aburridas esposas de magnates. Son chapuzas ocasionales en las que se rentabiliza la fama de sietemachos oportunamente cultivada en algunas revistas del corazón y hasta las ‘herramientas’ photoshopeadas en Interviu. Uno de ellos celebra sus encuentros en un chalé de una zona residencial madrileña, y con lo que cobra ya tiene asegurada la vejez.

Más pulido, más señor, más suelto, menos abotargado y con más vocabulario. David Bustamante, del cual se rumorea que podría convertirse muy pronto en papá, ha sufrido una honda transformación desde que está casado con Paula Echevarría. Lo pudimos comprobar en la gala de Eurojunior en TVE. No se puede decir lo mismo de Carlos Lozano. Parecía que sus personalidades se hubieran transmutado.

Bustamante triunfa en Cibeles: “Los niños han de esperar”

Algo aturdido, le he pillado en la puerta mientras me fumaba un cigarro. Busta no sabía muy bien a donde venía, me ha enseñado la invitación cuando le he preguntado si era amigo del diseñador. Su mujer, Paula, que está guapísima, lo tenía muy claro: dice que le encantan los bikinis del diseñador.

Después de pillarlo en la puerta he entrado dentro , Paula, que viste de leopardo, comienza a rodar en Asturias la próxima película de José Luis Garci. Busta la echará mucho de menos, afirma y viajará a verla con frecuencia. ¿Los niños? “Tendrán que esperar, depende del tiempo que tengamos” contesta la señora de Busta.

Y ahora una foto del desfile de Sardá. ¿Qué os parece?

Fotos: Jorge París