Mil historias de sexo y unas poquitas de amor Mil historias de sexo y unas poquitas de amor

Mil historias de sexo y unas poquitas de amor

El poder sexual de la mujer madura

¿Sí? ¡Anda ya! Será de algunas mujeres maduras que lo tuvieron también en la juventud y algo les tiene que quedar, aunque sea cada vez menos.

Pero si a partir de los cuarenta te vuelves invisible para los ojos masculinos ¿qué es esto del poder sexual de la mujer madura que tan poco me convence?

Pues es el título de un libro que cayó en mis manos el otro día y que ha escrito Diego Armario, un compañero de profesión. El título completo es La segunda virginidad. El poder sexual de la mujer madura.

Y dice:

“Un fenómeno novedoso irrumpe con fuerza en nuestra sociedad; es en la madurez cuando las mujeres descubren el poder de su sexualidad (?). Un momento en su vida en el que rompen ataduras con la mala conciencia que algunos han querido imponerles, se sienten más libres y viven sin complejos esa libertad (también, claro está, en el terreno sexual)”.

“Este libro aborda una realidad que durante mucho tiempo se ha querido ignorar. La segunda virginidad refleja el instante crucial que ellos temen y ellas desean, cuando comienza la inseguridad de los hombres y la afirmación de las mujeres. Ni los dictados machistas ni las críticas de lesbianas o feministas radicales les sirven ya para orientar su vida”.

Un poco exagerado. Es verdad que ahora la tendencia es ensalzar a las cuarentañeras, que bien está, pero de ahí al poder que nos atribuye este autor media un abismo.

Justo al día siguiente de ojear el libro de marras, me encuentro de bruces con la teoría de la invisibilidad, en una revista en la que debatían largo y tendido mujeres “invisibles”, de la misma edad que tengo yo, vaya. Y volvían sobre lo mismo que he contado aquí otras veces. Que a partir de cierta edad ya te puedes poner una lechuga en la cabeza y salir a la calle, que seguirán sin verte.

58 comentarios

  1. Dice ser pp_pa.los.amigos

    Estoy de acuerdo con Casandra.A mi me gustaría probar la relación hombre joven-mujer madura, por eso de que me dá morbo.

    29 octubre 2007 | 15:13

  2. Dice ser Info

    “Pero si a partir de los cuarenta te vuelves invisible para los ojos masculinos”Para buena parte de ojos masculinos siempre has sido invisible.Homosexualidad, ¿te suena?

    30 octubre 2007 | 15:48

  3. Dice ser Angel

    SALUDOS.. 20 AÑOS.. Y BUENO, ESTOY DE ACUERDO CON CASANDRA.. LA VIDA SEXUAL DE UNA MUJER ES MUCHO MAS LARGA QUE LA DE NOSOTROS.. Y POR OTRA PARTE, LA ACTIVIDAD SEXUAL DE NOSOTROS SE PUEDE ALARGAR SIEMPRE Y CUANDO MANTENGAMOS UN CUERPO Y MENTE SANA..

    20 noviembre 2007 | 1:01

  4. Dice ser Normis

    Guau…qué interesante leer sus comentarios. Busqué en internet qué hacia a un joven sentirse atraido por una mujer madura. Por una historia personal, con un joven de 27 años. Yo tengo 43. Sé que quizas debería sólo disfrutarlo, pero cada vez que nos encontramos, es… más intenso y mejor. En fín, personalmente, creo que la edad física (y el estado físico) para algunos hombres es menos importante que la edad mental. Ya tengo mis kilos que los abdominales no pueden bajar (como dice Arjona)pero también tengo tema de conversación, la mente más amplia, la posibilidad de abordar diferentes temas y sin escandalizarme o asombrarme de nada. Y hago referencia a esto, pues ambos coincidimos en que lo bueno, es que siempre tenemos mucho de que charlar.Lo malo es que comienza a parecerme mucho más interesante estar con él, que con hombre mayores para los cuales sí soy invisible. Jajaja, pues aquí -por lo menos en Buenso Aires- esta de moda los cuarentones con veintiañeras.Por ahora, me hacen un favor! Jajaja.cariños.

    03 enero 2008 | 4:50

  5. Dice ser Margarita

    Estoy de acuerdo con lo que ha dicho ladelpoder, yo tengo 47 años y no me siento invisible, tampoco soy una vanidosa, pero la invisibilidad depende mucho de tu ánimo, de tu saber estar, de tu actitud ante la vida en general y del circulo donde te muevas. No se puede pretender pasada la cuarentena gustar a los yogurines de almanaque(que por cierto hay bien pocos circulando por las calles), pero si se puede gustar a hombres hechos y derechos, con experiencia y con buen gusto, que saben que buscan de una mujer.En cuanto al aspecto es importante cuidarse. Y desde luego quien no fue sexi a los 25 no será atractiva sexualmente a los 40, por mucho que lo intente, además eso es como la elegancia, no se puede pretender forzarla o adqyuirda, se tiene o no se tiene….pues con el atractivo sexual ocurre igual.

    06 enero 2008 | 20:04

  6. Dice ser Diego

    Lo de la mujer madura es puro cuento. Salvo alguna que otra que conserva su fogosidad, aumentada por el encanto de la experiencia, son como mi mujer Viviana, que abandonó el sexo a los cuarenta años. Hoy parece mi suegra. Es rompebolas, histérica y además asexuada. No dejo de meterle los cuernos con la que se me cruza, y no me voy a arrepentir. Mujer madura…. Puro cuento! Son unas viejas de mierda.

    09 enero 2008 | 23:52

  7. Dice ser Roberta

    Creo que en general, se le concede demasiada importancia al sexo. Follar es (o debería ser) un acto cotidiano, como cepillarse los dientes, ducharse o comer.También pienso que las mujeres maduras, por alguna razón que desconozco, se obsesionan demasiado con los asuntos de la entrepierna. Y la verdadera necesidad está más bien relacionada con los cuidados del alma…

    10 enero 2008 | 9:03

  8. Dice ser sibarita

    una mujer no tiene porque aparentar nada.puede ser sensual, femenina y dulce a cualquieredad. eso de que se vuelven invisibles no es verdad, tal vez tendrian que estar mas atentas a ciertas miradas.

    11 enero 2008 | 15:45

Los comentarios están cerrados.