Entradas etiquetadas como ‘seno’

‘Pezonismo’, un nuevo estilo pictórico que juega mucho con los senos

pezonismog

Durante las vanguardias pictóricas de finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX se acuñaron los famosos ‘ismos’. Impresionismo, cubismo, fauvismo, dadaismo, expresionismo… Pues ahora el arte da una nueva vuelta de tuerca con la llegada del ‘pezonismo’.

La nueva corriente creativa, que algunos críticos en la ‘materia’ colocan entre el neoexpresionismo y el body painting, juega con los pezones de las féminas a modo de estampados muy coloristas. ¡¡¡Areolas en ristre y a pintar!!! Lee el resto de la entrada »

La forma más difícil de tocarse las tetas

china_sopresaChinos y coreanos del sur no paran de innovar en sus programas de televisión para lograr la máxima audiencia. Y como ya se sabe “tiran más dos tetas que dos carretas“, sino que se lo digan al magnate albanés de los medios de comunicación que muestra a sus presentadoras enseñando en directo más de lo preciso, han retado a l@s espectador@s a que se toquen el busto de la manera más complicada posible.

El objetivo es muy sencillo: llegar con las manos a acariciarse los pechos rodeando la espalda con sus brazos. O-o ¿Buscan un especie de contorsionista? Una vuelta de tuerca al Belly Button Challenge, el desafío de tocarse el ombligo pasando la mano por detrás. Lee el resto de la entrada »

Un científico de la NASA crea un ‘app’ para calcular la talla de sujetador

thirdlove-braComo los desarrolladores de Google, también algunos científicos de la NASA dedican su tiempo libre a dejar volar su intelecto. Este puede ser el caso de Ara Nefian, un ingeniero de robótica del Centro de Investigación Ames que ha creado una aplicación móvil para que las mujeres no fallen a la hora de elegir bien la talla de sujetador.

ThirdLove, así ha sido bautizada esta aplicación para iPhone, contiene un algoritmo matemático ideado por Nefian que utilizando varias fotos de los senos, sacadas desde unas posiciones y ángulos precisos, calcula sin error sus dimensiones. ¡¡¡Toma ya con el ingeniero!!! Si es capaz de hacer maravillas con unas cuantas fórmulas, quizás tenga en su casa una compañera cibernética con unas medidas de escándalo. La pareja perfecta para el robot Bender.

Bromas aparte, el proyecto ThirdLove es algo muy serio. De hecho, cuentan con una financiación privada de más de cinco millones de dólares. Además, la aplicación pretende ser una especie de personal shopper y llevará incluido un amplio catálogo de lencería, para que a través del app se puede comprar el modelo que mejor se ajuste a la talla.ThirdLove-App

De momento, su funcionamiento no es muy sencillo ya que hay un proceso muy tedioso a la hora de realizar las imágenes de los senos (cerca de 50 pasos en la beta de pruebas). Eso sí, una voz dulce de señorita (tipo GPS) guía a las usuarias para que lo hagan correctamente. Mal vamos si después de medio centenar de órdenes no obtienen la media perfecta. Ni La mujer explosiva necesitó tanta dedicación de sus creadores.

Por último, ThirdLove no se va a poder descargar a través de los canales normales de distribución de aplicaciones. Hay que dejar un correo electrónico en su página oficial para hacer la reserva. Parece que todo lo que rodea a este ‘rey de copas’ de las apps tiene un halo de misterio. Puro marketing.

Una mujer da de mamar en directo a un crecidito presentador de televisión

biberonAl final de 2012 os traje la historia del mago que casi queman por las malas artes de un presentador. Un hecho que hizo crecer la audiencia del programa exponencialmente.

Ahora, en un alarde de originalidad, a un conductor de un ‘talk show’ de un canal holandés se le ocurrió usar el seno de una complaciente espectadora para probar cómo sabía la leche materna.

Me imagino que Paul de Leeuw, así se llama el ‘angelito’, querría recordar su más tierna infancia, y le debió parecer más atractivo succionar una teta durante unos segundos, que montarse en un tacataca o sentarse en una trona gigante y que le dieran de comer un potito.

Eso sí, y siendo honesto, hay que alegar en su defensa que el programa trataba sobre una asociación de mujeres que fomenta el intercambio de leche materna. Y De Leeuw, que debe ser un tipo de lo más avispado, no dejó pasar la oportunidad y preguntó con todo el descaro del mundo si alguna voluntaria le dejaría catarla.

En contra de lo que podríamos pensar, una mujer entre el público se quitó el sacaleches que estaba manipulando y cedió su seno al presentador sin ningún problema, diciéndole: “Bueno, si no muerdes, puedes probarla“.

El remate a este momentazo de ‘éxtasis televisivo’ fue la frase pronunciada por el señor De Leeuw tras saborear el delicioso elixir: “Encuentro que el segundo pecho sabe mejor, y puedo decir que ayer comiste espárragos“. Cualquier comentario que añadiera rompería la magia de estos segundos impagables para la historia de la pequeña pantalla.