Entradas etiquetadas como ‘mamar’

Un robot que amamanta a un bebé en un anuncio levanta ampollas en Alemania

robot_mamar

Que la mayoría de los anuncios están creados para impactar al espectador, nadie lo duda. Algunos lo logran y otros quedan en el mayor de los olvidos. No es el caso de este promocional de la marca germana de leche en lata Plain Milch que se ha convertido en un fenómeno viral en Alemania.

El clip, que dura justo un minuto, comienza de una forma idílica: una ‘madre virginal’ amamanta a su hijo en un banco y un canto celestial completa una escena casi divina. Pero después de unos segundos, todo cambia. El niño comienza a llorar desconsoladamente porque la madre ha dejado de darle leche. ¿Cuál es la razón? Que la mamá es un robot y necesita ser rellenada. O-O Como una máquina de café de una oficina. ¡¡¡Vaya cracks los publicistas!!!

Lee el resto de la entrada »

Una mujer da de mamar en directo a un crecidito presentador de televisión

biberonAl final de 2012 os traje la historia del mago que casi queman por las malas artes de un presentador. Un hecho que hizo crecer la audiencia del programa exponencialmente.

Ahora, en un alarde de originalidad, a un conductor de un ‘talk show’ de un canal holandés se le ocurrió usar el seno de una complaciente espectadora para probar cómo sabía la leche materna.

Me imagino que Paul de Leeuw, así se llama el ‘angelito’, querría recordar su más tierna infancia, y le debió parecer más atractivo succionar una teta durante unos segundos, que montarse en un tacataca o sentarse en una trona gigante y que le dieran de comer un potito.

Eso sí, y siendo honesto, hay que alegar en su defensa que el programa trataba sobre una asociación de mujeres que fomenta el intercambio de leche materna. Y De Leeuw, que debe ser un tipo de lo más avispado, no dejó pasar la oportunidad y preguntó con todo el descaro del mundo si alguna voluntaria le dejaría catarla.

En contra de lo que podríamos pensar, una mujer entre el público se quitó el sacaleches que estaba manipulando y cedió su seno al presentador sin ningún problema, diciéndole: “Bueno, si no muerdes, puedes probarla“.

El remate a este momentazo de ‘éxtasis televisivo’ fue la frase pronunciada por el señor De Leeuw tras saborear el delicioso elixir: “Encuentro que el segundo pecho sabe mejor, y puedo decir que ayer comiste espárragos“. Cualquier comentario que añadiera rompería la magia de estos segundos impagables para la historia de la pequeña pantalla.