BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Entradas etiquetadas como ‘pestilente’

Un autobús vuelca en Kenia por el mal olor de un zapato

Aunque es un trágico suceso, en el que murió una persona y otras 42 resultaron heridas, la razón por la que ha volcado el autobús podría servir para el guion de una película de humor negro, diría que negrísimo.

El conductor de un autocar de línea, con 62 asientos, que se dirigía a Nairobi (Kenia), perdió el control del vehículo, el pasado 8 de julio, por olfatear un zapato pestilente, según informa un medio local. O-O ¡¡¡No doy crédito!!! Lee el resto de la entrada »

La ‘pastilla de jabón’ que nunca se acaba y elimina todos los olores

La vida, gracias a los metales, puede ser maravillosa, permitidme la licencia sobre una de las frases más recordadas de Andrés Montes. Y diréis, ¿a qué viene esta reflexión? Pues muy sencillo, a que las aleaciones entre ellos han hecho que la existencia de los humanos cambie por completo. ¡¡¡Qué profundo me he puesto!!!

Algunos metales son capaces de escribir en papel, mientras otros tienen la ‘capacidad mágica’ de eliminar los olores, tanto los pestilentes como la más maravillosa de las fragancias. O-O Lee el resto de la entrada »

Una fragancia inmunda y pestilente les hace millonarios

liquid_ass

Alan Whitman y Andrew Masters son dos estadounidenses que han logrado un éxito comercial sin precedentes: se han hecho ricos vendiendo como churros un spray llamado Liquid Ass (culo líquido), que hace que todo apeste a varios metros a la redonda.

El maloliente producto nació hace más de veinte años, cuando Whitman cursaba estudios de secundaria y sus papás le regalaron un juego de química (como el mítico Quimicefa de mi padre, cuantos recuerdos). El muchacho, por esa época, utilizó los elementos como un alquimista y creó una fragancia que es “una mezcla de raja de culo, alcantarilla y animal muerto”, según indica en una entrevista. Lee el resto de la entrada »