Entradas etiquetadas como ‘vaso’

¿Es este el gato más ‘malo’ del mundo?

gato_maloPosiblemente haya mucho de repetición en este vídeo. Quizás largas sesiones de ensayo y error. Unos cuantos vasos rotos por el camino y bastante ‘psicología felina’. Pero no he podido resistirme, el minino protagonista de la pieza tiene más malas artes que el gato de James Bond y del Inspector Gadget juntos. ¡Los persas lo llevan en sus genes!

Su dueña lo ha grabado jugueteando encima de la mesa del salón. Su primera ‘víctima’ es el mando a distancia que cae como fruta madura tras un enérgico movimiento de pata. Lo mejor viene después.

El micifuz centra su mirada en un pequeño vaso, que poco a poco, acerca al borde. En ese momento, un “NO” desesperado parece frenar sus malvadas intenciones. Nada más lejos de la realidad. Después de una paradiña fúbolistica (con más frialdad que Messi en el punto de penalti), el felino activa de nuevo su garra y golpea sin remordimientos el cubilete de cristal.

Lee el resto de la entrada »

Despierta con un vaso metido en el culo después de quedar inconsciente

No me ha tocado un mísero euro en el sorteo de la Lotería de Navidad, pero me siento muy afortunado, tal y como está el mundo ahí fuera. Por ejemplo, soy inmensamente más suertudo que un chino llamado Liu, que se despertó de repente con un vaso de cristal dentro del recto. O_O. ¿Que cómo es posible que te despiertes y tengas un vaso dentro del culo? Pues el suceso no está muy claro, pero según Liu pudo ocurrir tal que así…

Fuente: wantchinatimes.com

Fuente: wantchinatimes.com

Nuestro triste protagonista iba caminando tranquilamente hacia su casa de Deyang, en la provincia de Sichuan. De repente, una furgoneta en la que viajaban tres desconocidos se detuvo a su lado. Uno de ellos le preguntó por una dirección. Liu sostiene que uno de los hombres lo golpeó y le dejó inconsciente. Cuando despertó, estaba arrodillado al lado de la furgoneta de sus agresores, que también seguían allí. Nada más verlos, Liu echó a correr despavorido hasta que llegó a su casa. Una vez allí, se percató de que estaba sangrando por el ano, así que acudió presto al hospital más cercano.

En el servicio de urgencias del hospital, le hicieron una radiografía de la zona pélvica y descubrieron dentro de su cuerpo un objeto con forma cilíndrica de unos siete centímetros de longitud por cinco de anchura. De inmediato, procedieron a extraerle el extraño objeto, que resultó ser un vaso de cristal.

Físicamente, Liu se recupera de manera satisfactoria del incidente, que no sabemos si le dejará secuelas psicológicas. Mientras, la policía está investigando el caso. Aún no ha dado con los tres asaltantes, pues Liu no ha sido muy bueno con la descripción (¡qué demonios, todos los chinos son iguales!, ¿no?), pero ya hay quien especula con que la amnesia selectiva de Liu se deba a que el hombre estuvo de borrachera con sus tres amigotes y que el incidente del vaso forma parte de una curiosa apuesta…

Fue detenida por un comentario en Facebook

BecConsejo: “Aprovecha la tecnología”

¿Cuántas veces os he dicho que midáis muy mucho los comentarios que hacéis en Facebook? Unas pocas, sí. Evidentemente no hablo de los comentarios que hagáis en la comunidad becaria facebookera, no; digo en vuestro perfil, que muchas veces soltamos cosas creyendo que no nos lee nadie y nos metemos en líos.

A ver, para que me entendáis os lo cuento con un ejemplo. Ruth Ramirez (sin tilde porque en EE UU no se la ponen) tiene 26 años y vive en Chicago, Estados Unidos. Pues bien, Ruth (hermana de aquel que le cortó el rabo a Roque) fue detenida el otro día por culpa de un comentario que hizo en su perfil de Facebook… bueno, sí y no.

Me explico: según la prensa local, Ruth le reventó un vaso en la cabeza a una mujer después de una pelea de bar. Supongo que estaría discutiendo sobre si Derrick Rose merecía o no ser MVP de la NBA (seguro, vamos). Pues bien, al día siguiente en lugar de taparse y hacer mutis por el foro, decidió que una hazaña de este calibre no podía quedar en el anonimato, así que la proclamó a los cuatro vientos en Facebook.

Dicen que empezaron a discutir, llegaron a las manos, la agredida (29 años) le dio una bofetada y Ruth respondió lanzando el vaso, parecido a lo que ocurrió entre Gema y Manolo en mi colegio hace años (no los conocéis, lo sé, pero es que nunca tengo ocasión de comentar esta anécdota). El ¿vasazo? se zanjó con 32 puntos de sutura en la cara, nada más y nada menos (un día igual hago un post dedicado a estas frases hechas).

Pues bien, al día siguiente una amiga de la agredida leyó el comentario que hizo Ramirez en Facebook, en el que se jactaba de haber hecho un estropicio en la cabeza de la muchacha, y dijo para sí: “Uy, uy, uy… ¡esto se parece mucho a lo que le pasó a mi amiga!”, así que se lo mostraron a la agredida, que identificó a Ruth. Ya sabéis, la famosa teoría de los seis grados de separación.

La Policía se puso en marcha y… ¡vualá! (yo es que soy muy español), detuvo a Ruth Ramirez. Insisto, medid los comentarios en Facebook, por si las moscas.

PD: Todos necesitamos un poco de sur, como dice el anuncio.