Entradas etiquetadas como ‘ligar’

¡Extra, extra! La ciencia dice que los tíos con guitarra tienen más éxito entre las mujeres

Fuente: Brian Kelley (Flickr).

Fuente: Brian Kelley (Flickr).

Es algo que ya intuíamos desde que fuimos a nuestro primer campamento de verano, cuando no nos comíamos un colín y a las chicas monas se les subía el rubor a las mejillas cada vez que se cruzaban la mirada con el clásico ‘guitarritas’, aquel que tocaba canciones de ‘El canto del loco’ en sus ratos de ocio. El tipo era un personaje con dudoso gusto musical, pero se las llevaba de calle sólo con rasgar las seis cuerdecitas de marras y cantar desafinado con voz insulsa.

Ahora, aquella sospecha que llevamos diez años arrastrando, tiene una confirmación ¿científica? Sí, porque estamos ante otro de esos estudios curiosos, como aquel que concluía que mirar mujeres desnudas estimula la inteligencia de los hombres. Ahora, la mente privilegiada del profesor Nicolas Guéguen, que trabaja en la universidad francesa de Bretagne-Sud, se ha afanado en demostrar empíricamente que las posibilidades de ligar de los tíos aumentan si llevan guitarra. ¡Oh, qué novedad tan novedosamente novedosa!

Para alcanzar tal conclusión, el profesor Guéguen contrató a un chaval de 20 años para que ‘entrase’ en un centro comercial a 300 chicas con edades comprendidas entre diecitantos y veintipocos años, a las que tenía que piropear discretamente. A las 100 primeras jóvenes las abordó con una bolsa de deportes en la mano y sólo nueve de ellas accedieron a darle su número de teléfono. A las 100 siguientes se acercó con una funda de guitarra colgando de su hombro. El resultado fue mucho más positivo. 31 cayeron rendidas a los encantos del joven. Por último, tuvo que tirarle los trastos con las manos vacías a otras 100 muchachas, de las que catorce se mostraron receptivas.

Sí, como suponéis, el profeson Guéguen extrajo una conclusión rotunda: si eres un ‘guitarritas’, tienes muchas más posibilidades de éxito entre las mujeres que si no lo eres. Según el mismo estudio, el motivo es que el hecho de tocar un instrumento musical es signo de que el hombre es inteligente y habilidoso. A mí, con todo, me sorprende mucho el fiasco del deportista, que se queda en un paupérrimo 9% de éxito. Un amigo, con algo de sorna, me apunta que “eso es porque no era futbolista profesional, que si no ya tendría una manada de mujeres esperando por él”. Me lo creo. Y me cuadra.

Por cierto, este mismo experimento se llevó a cabo con una mujer guitarrista. El resultado fue irrelevante. Por lo visto, la chica tenía el mismo éxito con guitarra que sin ella. Es más, me atrevería a afirmar que, si era lo suficientemente atractiva, su capacidad de ligoteo no mermaría en absoluto aunque llevara en las manos un AK-47.

PS. Un millón de gracias a Brian Kelley por compartir esa maravilla de foto en Flickr.

Un japonés pinchaba ruedas de coches para ligar con sus propietarias

Fuente: ekz4 (Flickr)

Fuente: ekz4 (Flickr).

Las técnicas de ligoteo son infinitas y cada uno está obligado a manejar con maña un método de seducción si no quiere quedarse a dos velas. Esto no ocurre si eres Brad Pitt, George Clooney o mujer, pues es evidente que lo tienen mucho más fácil por la gracia de la Naturaleza. Ahora, los tíos normales y corrientes tenemos que ingeniárnoslas de cualquier manera para comernos algo. Eso es así desde hace décadas… ¡o más! Y es así en muchas culturas, no sólo la occidental.

Por ejemplo, en Japón, los muchachos también tienen que agudizar su ingenio para acercarse con posibilidades de éxito a las féminas. Ya no les vale con vestirse como héroes del manga. El caso más estrambótico es el de Yoshihito Harada, de 25 años, que para poder entablar conversación con mujeres resolvió que lo mejor era rajar las ruedas de sus coches y luego ofrecerles ayuda. Perverso y buen samaritano a un tiempo. ¡¡Me gusta tu estilo, Yoshihito!! ¡¡Tienes todo el flow!!

Durante un año y medio de su alocada vida, Yoshi caminó por las inmediaciones de los centros comerciales armado con un destornillador como elemento para quebrar corazones solitarios. Primero rajaba una rueda y después de acercaba a la propietaria del coche, cual galán de telenovela y le susurraba con voz engolada: “parece que tiene un neumático pinchado. Si me deja, le ayudo a cambiarlo”. Su proceder no parece muy ético, pero le sirvió durante un tiempo para conseguir algunos teléfonos de chicas y mantener el contacto con ellas.

Sin embargo, su ‘trampa’ fue destapada cuando dos amigas compartieron la historia de un joven al que habían conocido en la puerta de un supermercado. Curiosamente, a ambas les había acertado con su flecha Cupido tras sufrir su coche un pinchazo y ambas habían caído rendidas a un sujeto que parecía compartir el mismo aspecto físico. Ataron cabos y, sospechando que era una treta, denunciaron el caso a la Policía.

Tras unas semanas de investigación en las ciudades de Miyoshi, Nisshin y Toyota, cayó el simpar Yoshihito, quien se confesó culpable de tan vil manera de ligar. Ahora, tras recabar más testimonios en contra del denunciado, éste tendrá que declarar ante la Justicia de Nagoya, donde se espera que le caiga una multa ejemplar, pues se sospecha que destrozó más de 1.000 neumáticos. ¡La de cosas raras que se hacen por amor! Por ejemplo, que una mujer se opere para parecerse a la difunta esposa de su marido o que otra le regale a su pareja una novia y un coche de lujo por no poder darle descendencia. ¡El mundo se desmorona!