Entradas etiquetadas como ‘ivan santos’

Iván Santos: “Médico de familia’ logró que mi familia liquidara sus deudas”

Muchos le seguiréis conociendo como el primo Alberto, de Médico de Familia, pero Iván Santos tiene una nueva vida que hoy cuenta en una entrevista en exclusiva con el becario. ¿Quieres saber cómo le ha ido? Lee, lee…

– ¿A qué se dedica ahora Iván Santos?

Soy profesor de interpretación en el ayuntamiento de Barajas de Melo (Cuenca). Terminé en verano mi última obra de teatro, Terrorífica fiesta del pijama, en el teatro Victoria Madrid. Como plus, funciono como jefe de relaciones públicas.

– Parece que cuando dejas de salir en televisión no haces otra cosa y no es así ¿Cómo has pasado todos estos años?

Tuve un papel secundario en Géminis, una novela de TVE, intervine en Hospital Central y me fui una temporada a México. Cuando volví estuve buscando nuevos proyectos, lo cual está dificilísimo, por cierto, e hice la gira con Jesucristo SuperStar Siglo XXI. Luego vino Terrorífica fiesta del pijama y actualmente sigo moviéndome, pendiente de que arranquen nuevos proyectos.

– Perdóname si te pregunto mucho por Médico de Familia, pero siempre fui un fan de la serie. ¿Cómo te cambió la vida?

MDF afectó a mi vida personal muy positivamente. Hizo que enfocara todos mis estudios y preparación al mundo de la interpretación. En el plano familiar, logró que saliéramos de una crisis brutal, pudiendo liquidar todas las deudas que había dejado una empresa que mis padres se vieron obligados a cerrar.

– ¿Qué aprendiste?

Por aquel entonces pensaba que nunca me faltaría el trabajo. Era el actor adolescente más famoso de España, pero me equivoqué y pagué el peaje de mis errores. Pero no me arrepiento porque eso me hizo regresar a la tierra, conseguir mucha más humildad y esforzarme el doble. Aprendí que nunca se es imprescindible, que no hay trabajo que perdure sin constancia y que la vida no te regala nada.

– ¿Mantienes relación con alguno de los actores?

Aunque es complicado mantener una relación continua con los compañeros tras tantos años, sigue habiendo ocasiones en los que coincidimos muchos de nosotros.

– ¿Aún te llaman Alberto por la calle?

No me llaman Alberto tanto como en aquel entonces, ni se me reconoce tantísimo, lo cual es bueno, porque para iniciar un nuevo personaje las personas deben olvidar al anterior. Es un trabajo que el paso del tiempo ha hecho por sí solo, lo que me da pie a iniciar un nuevo proyecto con un personaje que no se semeje a Alberto en absoluto.

– En la serie, ¿cuál era el actor que más se parecía a su personaje? ¿Y el que menos? Si puedes, explica por qué.

El que más, sin duda, Aarón Guerrero. Cuando te inicias en esta profesión tan joven es muy difícil crear un personaje con actitudes diferentes y perfiles contradictorios a los tuyos. A esa edad no se buscan actores, sino perfiles. Respecto a la que menos… Luisa Martín. Es madrileña de pura cepa e incluso los andaluces creyeron que ella del sur. Hizo un espléndido trabajo de adaptación al personaje.

– A modo de curiosidad, a ver si puedes contestarme sinceramente: ¿A qué vino la muerte Marcial? ¿no era innecesario hacer algo así en el penúltimo capítulo? Muy trágico, ¿no?

La muerte de Marcial vino a que cada vez querían semejar más las tramas de la serie a la realidad, y si MDF carecía de algo era de lo tétrica y difícil que es la vida en muchas ocasiones. Era una época con muchos accidentes de tráfico y quisieron concienciar sobre las consecuencias de las imprudencias al volante.

– Lo que más te gustaba de tu personaje y lo que menos

Lo que más me gustó de mi personaje era que se desenvolvía en una edad clave, de muchos cambios y experimentaciones. Pude efectuar muchas interpretaciones distintas con distintos problemas de la juventud.

Lo que menos… no lo recuerdo. Creo que todo me gustaba.

– ¿Ligabas más cuando salías en la tele?

Ligar, exactamente, no es la palabra. Llamaba más la atención, conocía a más gente y me trataban mejor en todos los sitios, pero era fruto de la magia que tiene la tele. Ligaba más mi personaje que yo.

– Me llegó un rumor de que estuviste cerca de estar en Al Salir de Clase, ¿qué hay de cierto?

Ese rumor no es cierto. Al Salir de Clase era un proyecto paralelo y se efectuó mientras yo estaba en MDF. Sí me propusieron ser uno de los personajes de Todos Los Hombres Sois Iguales, pero esto de debió a que querían rescatar a los personajes de la película, y yo fui uno de ellos.

– Si volvieses a la televisión, ¿en qué papel te verías o te gustaría interpretar? (puedes poner como ejemplo alguna serie del momento)

Siempre me ha gustado el cine de acción y las películas de vampiros. Podría ser el de vampiro, el de policía o el de un corrupto.

– La última: Emilio Aragón, ¿tan majo como parece en sus papeles o tan malo como lo pintan algunos? Lydia Bosh, ¿un encanto como en el papel de tía Alicia o tan mala como otros también la pintan ahora?

Tanto Lydia como Emilio son bellísimas personas. Quien “pinta” como tú dices es porque no conoce. El problema es que la popularidad hace que si tienes un mal día te tachan de malo, si bebes un día te llaman borracho y si sales eres un fiestero. Muchos programas del corazón viven del cuento y para ello deben crear un mundo de una situación de lo más cotidiana del mundo.

PD: Gracias Iván por prestarme tu tiempo. Os dejo con su videobook.

Envía el post

Bookmark and Share

¿Qué pasó con Iván tras su accidente?

Se veía de lejos que este chico tenía alma de becario. Metía la pata una vez detrás de otra. Daba la nota en la academia de OT, insultaba cruelmente a la chiquilla que ganó (Virginia o Labuat, como más os guste) y, para colmo, se piñó en un concierto en directo el pasado verano (si alguien aún no lo ha visto, que lo dudo bastante, no seré yo quien se lo niegue).



Con ese curriculum en 2008 yo sabía que las iba a pasar ‘más putas que Caín’, como se dice vulgarmente. Pero él debía ser más optimista.

De hecho, en noviembre lei que “posiblemente” le viéramos en alguno de los dos grandes musicales que estaban por llegar, “La Bella y la Bestia” o “Fiebre del sábado noche” (que se estrena ya), pero no le he visto en el reparto de ninguna de las dos.

¿Dónde estás, Iván? La verdad es que el concurso lo seguí a medias. Recuerdo que me caías muy mal, pero claro, ahora, a toro pasado… podíamos echarte un cable y relanzar tu carrera desde mi blog. Desde la gira de OT y alguna cosilla que sonaba que ibas a hacer con Jesús Vázquez en Telecinco de no sé qué de las décadas o los mejores años… ni rastro. Cántame algo bonito a ver si me hago famoso y me ligo a Eva. Además, ¡qué narices!, que no eres el único que se la pegó en un concierto: Madonna, Beyoncé… a los más grandes también les pasó.

PD: Que los fans de Iván no se ofendan, que el post está hecho desde el cariño.

Oliver Goldsmith

“Nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos”.

PD2: He leido que hay rumores de que podría ser uno de los participantes de la próxima edición de Supervivientes, aunque esto ya tendría que preguntárselo al gran Gus, que es el que más sabe de televisión del mundo (aunque el prefiere que le llamen genio). Por lo visto, Iván se agarra unas pataletas del copón (como cuando Risto elogiaba a Virginia) cada vez que no le cogen en un casting. “He oído que echa pestes de los seleccionados; no cae demasiado bien en el mundillo”, me dice.