Entradas etiquetadas como ‘grenoble’

Una española perdida en… Grenoble

Bueno, probablemente os habéis quedado con ganas de conocer un poco más Brasil, pero es el momento de volver a casa.

Para hacer el viaje más ameno veremos una película muy de trayectos en avión: Amor en el aire. Disfrutad del rato, porque vamos a… ¡¡¡GRENOBLE!!!

Allí nos espera María Rosa, que amablemente hará de guía. Con ella os dejo:

1) Nombre

María Rosa.

2) Edad

33 años.

3) En España vivía…

En Barcelona.

4) Ahora vivo…

En Grenoble (Francia).

5) Me mudé…

En enero de 2009.

6) ¿Por qué me fui?

Porque encontré trabajo aquí.

1) De España añoro…

La luz. Con tanta montaña el sol se pone muy temprano. Y el jamón serrano.

2) En España no tenía y ahora sí…

Un buen trabajo 🙂

3) De Grenoble no me gusta…

¡Que los bares cierran muy temprano! Y que no hay restaurantes abiertos los lunes por la noche.

4) Recomiendo que visitéis…

La Bastille, una fortaleza en la montaña, y la Chartreuse, un monasterio de monjes cartujanos.

5) La mejor comida de Grenoble…

Tartiflette, patatas al horno con queso y todo lo que le quieras echar. Y el Chartreuse y el Janepy, licores de hierbas que hacen los monjes de la cartuja.

Bienvenidos a Grenoble. Ahora sí que sí, en manos de María Rosa quedáis.

Una paronámica de Grenoble

Bueno, yo vivía en Molins de Rei, un pueblo cerca de Barcelona, y después en Rubí, una pequeña ciudad cerca de Barcelona también. Hace tres años me mudé a Viena (Austria) para hacer un postdoctorado, y de allí me vine a Grenoble. En realidad yo comparo Grenoble más con Viena que con Barcelona, porque en la ciudad no viví nunca.

Actualmente stoy haciendo un postdoc en biología estructural, trabajo con resonancia magnética nuclear para determinar la estructura de complejos proteína-rna.

Aquí existe un campus enorme, el Polygon Scientifique, donde se concentra la mayor parte de la investigación en Grenoble. Aquí está el sincrotrón, este gran anillo de aceleración de partículas (ESR F), y hay un instituto del EMBL. El ambiente científico es genial, hay mucha interacción entre grupos y entre investigadores.

Todo el mundo esquía

Todo el mundo esquía, todo el mundo. A mí me parece alucinante. Los fines de semana de invierno la ciudad se vacía porque todo el mundo está en las pistas.

Hay una estación a unos 30 minutos en coche, Chamrousse, o sea que es facilísimo… El resto del año aquí hay muchas actividades en la naturaleza: escalada, excursiones a pie, bicicleta, cualquier cosa en la montaña.

Grenoble está situado entre tres cordilleras, Chartreuse, Vercors y Belledone, en los prealpes, de manera que estamos rodeados de montaña.

Lluvia y nieve

Hace bastante frío, este invierno cuando llegué estuvo nevando una semana entera en la ciudad, no subíamos de los 0 grados. También llueve muy a menudo, durante todo el año.

En verano hay ciclos: un día llueve y baja un poco la temperatura, el día siguiente está nublado, luego vuelve a hacer sol 3 días, hasta el punto de llegar a los 40 grados, y otra vez lluvia.

De todos modos, a mí lo que más me gusta es la gente. Son todos muy amables, muy agradables. Me gusta también la lengua, creo que el francés es muy agradecido, es un idioma bonito.

También me impresionó el paisaje. Nunca había vivido en la montaña. Levantarse y ver los Alpes al fondo desde el balcón es increíble. Yo aquí hago deporte: escalada, bici, y gimnasio.

Ahora voy a empezar a cantar en un coro. Hay algunos bares (La bovine, Le hazard) y restaurantes (Le tounneau de diogénes, 365, Le liban vert) interesantes donde suelo ir con mis amigos.

No es muy animada

No es una ciudad muy animada, pero siempre se pueden encontrar cosas que hacer. Hay teatro, cine, exposiciones, conciertos… Lyon está muy cerca, una hora en coche, o sea que si tienes ganas de ciudad y de paisaje llano te vas para allá a pasar la tarde.

A veces tanta montaña me estresa, y me cojo el coche para ir Lyon para comer o cenar.

Por cierto, los franceses son gente abierta y agradable, todo el mundo aprecia mucho que intentes hablar francés, y es cierto que no hablan inglés… les da mucha vergüenza. Tienen bastante aprecio a los españoles, aunque se creen bastante los tópicos.

Bueno, dejamos a María Rosa que tendrá cosas que hacer… y la semana que viene más.

Las fotos del post son propiedad de María Rosa, que amablemente me las cedió para que las usara.

Ya sabéis que si vosotros también sois españoles expatriados podéis escribirme a elblogdelbecario@gmail.com y os cuento cómo funciona esta sección, aunque tampoco tiene mucho misterio, jeje.

Hoy hace un año…

Los teleconcursos echan el resto

Jennifer Aniston cambió de serie

– Envía el post:

Bookmark and Share