Entradas etiquetadas como ‘desodorante’

Un desodorante con ‘fragancia de mujer joven’ es un éxito en ventas

La empresa japonesa Rohto Pharmaceutical anunció que había aislado dos compuestos químicos, la lactonea C10 y la C11, que se encuentran principalmente en mujeres jóvenes. Curiosa investigación. ¿Buscarán el elixir de la eterna juventud?

La producción de Lactone C10 y C11 alcanza su punto máximo en la adolescencia, y dado que estos compuestos son aromáticos, con similitudes con el melocotón y el coco, fueron definidos, por los químicos de Rohto, como los secretos del codiciado “aroma de mujer joven“. Igualitos que Jean-Baptiste Grenouille cuando buscaba el aroma de la pureza y la virginidad, en la novela El perfume. Lee el resto de la entrada »

Y de postre… ¡una barrita de desodorante!

come-desodoranteRecuerdo con indisimulada amargura a un profesor con una marcada halitosis, mezcla de su tabaquismo exacerbado y de una cierta pasión por las comidas ricas en ajo. Confieso que era un poco rebelde en clase, así que el maestro, de nombre Jacinto, tenía cierta costumbre de darme algún que otro rapapolvo verbal muy cerca de la cara. La escena era desagradable y no imagináis cuánto lamento que Jacinto no hubiera tenido por aquel entonces la afición de la protagonista de este post.

La joven se llama Nicole y, en un reportaje del programa ‘Mi extraña adicción‘, de la cadena estadounidense TLC, ha confesado que su alimento preferido es la barra del desodorante. WTF!!! Apenas tenía cuatro añitos cuando se rindió a las delicias (?) del roll-on y asegura que se mete entre pecho y espalda no menos de 15 barras al mes. La muchacha hace hincapié en el placer de sentir cómo un desodorante se derrite en su boca y afirma ser capaz de distinguir sabores diferentes en función de la marca que esté devorando. ¡Ahí es nada!

La dieta me resulta más bien repugnante poco apetecible e imagino que no será un hábito muy saludable. Sin embargo, también quiero creer que hay algo positivo en destrozarse el estómago comiendo estas porquerías. Espero que Nicole tenga un delicado aliento, floral o mentolado, y que sea una delicia conversar con ella cara a cara. Y espero también que alguien le haga llegar este post al viejo Jacinto, que sigue dando clases y seguro que ha encontrado algún otro alumno al que acobardar con su voz de barítono pésimamente ambientada.