Entradas etiquetadas como ‘Chongqing’

Le pidió matrimonio a su novia con una corona funeraria y ocurrió lo peor

peticion_manop

Un joven chino le propuso matrimonio a su novia en una plaza de la localidad de Chongqing, rodeado por una multitud que grababa la escena con sus teléfonos móviles.

Todo parecía ir sobre ruedas, hasta que el muchacho pidió a un ayudante que le trajera un precioso ramo de flores. Para sorpresa de los presentes, ni eran dos docenas de rosas, ni unos fastuosos tulipanes. La traca final a su petición de mano consistía en una corona funeraria en toda regla. Pero, ¿este chico está loco? Lee el resto de la entrada »

Creyó que la salida de emergencia del avión era el baño y la lio parda

avion_china

Todos nos confundimos muchas veces a lo largo de nuestra vida, pero hay errores que pueden marcar la existencia por los siglos de los siglos o casi.

Un despiste de proporciones faraónicas hizo que una pasajera creyera que la puerta de emergencia era la de los aseos del avión, algo que le costó no caro, carísimo. Lee el resto de la entrada »

Un empresario obliga a todos sus empleados a gatear en público

caminar_gatas

Hay algunas empresas que hacen cualquier cosa por conseguir un impacto publicitario cueste lo que cueste. Pero una compañía de cosméticos de Chongqing (China) ha superado con creces todos los límites. No le ha servido con una campaña agresiva de anuncios, con una batería de vídeos virales, con regalar productos de belleza como si no hubiera mañana… Al presidente de la corporación se la he ocurrido la fastuosa idea de poner a gatear a todos sus empleados por la plaza más concurrida de la localidad, para ver cómo soportaban la presión y la vergüenza de sentirse observados por todo el mundo. ¡¡¡Todo un as del marketing!!!

Según declaraciones del empresario a un medio local, “fue un simple ejercicio. Quería conocer los límites de mis trabajadores, ver qué grado de compromiso tenían con la compañía“. Curioso ejercicio. Me pregunto qué será lo siguiente. ¿Pedirles que se tumben sobre los raíles de una vía de tren para comprobar quién aguanta más? ¿Cruzar una autopista de cuatro carriles en plena hora punta? Quizás me he pasado un poco, pero viendo cómo se las gasta, todo es posible.

Sé que el trabajo es un bien muy preciado en esta época de recesión y de crisis. Pero este ejemplo de (me ahorro el calificativo) pasa los límites. Aunque analizándolo fríamente no debería sorprenderme, siempre se puede decir: “lo que sucede en China, se queda en China“. Un país donde, según me cuentan, los derechos laborales están escondidos en lo más profundo de un baúl polvoriento.

¿Te aclaras con estos semáforos?

A veces nos complicamos la vida con las señales. Las tapan los árboles, otras que no hay dios que las entienda, algunas se acumulan con una letra que nos hace la vida imposible a los miopes… un ejemplo claro era aquel que os contaba hace más de un año de Polonia, donde una única señal acumulaba hasta doce indicaciones, imposible de atender salvo que fueras andando.

Pues bueno, el acabose de las locuras de las señales se encuentra en la localidad china de Chongqing, famosa por… por… hombre, Chongqing, famosa por ser la cuna de grandes luchadores de kung fu, por comer arroz y por leer a Mao los viernes por la tarde. [Evidentemente ignoro por qué es conocida y en lugar de copiar y pegar cuatro cosas de la Wikipedia he optado por inventármelo, que para algo soy periodista, ¿no Trolly?]

Lo que os decía… las autoridades de Chongqing (¿pronunciado “Chochín”?) instalaron un sistema de semáforos infalible en un cruce, formado por un chorro de luces que te vuelve loco. En lugar de conducir, parece que te has ido de marcha con Guti y no ves la hora de salir del Buddha.

A decir verdad infalible tampoco es que sea, porque si bien siempre hay una luz que acertará diciendo lo que hay que hacer, habrá dos, cuatro, siete o solo Zidane dios sabe cuántas diciéndote cosas equivocadas. Ahora bien, no desesperéis, que os veo afilando las uñas para tiraros al cuello de un pobre becario o un pobre funcionario chino. Evidentemente, esto tiene truco.

Y el truco es que no hay que hacer caso de lo que te digan estos semáforos, porque son mera decoración (aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaamigo, ahí está la gracia… ¿teníamos que esperar al quinto párrafo para esto?). Según contaban las autoridades a la prensa británica, fue creado así a propósito: un montón de semáforos apuntando a todas partes con luces más activas que las de una discoteca y con un diseño que bien podría ser el fruto de una colaboración entre Calatrava y el instituto Noós.

“Se pusieron ahí porque el cruce se veía muy vacío; queda muy bonito por la noche y los conductores no tienen más que ignorarlos”, cuenta un responsable de Tráfico. En cualquier caso, más vale que sepas de lo que va la cosa si algún día viajas a Chochín, porque si llegas ahí de nuevas, no sabes que es decoración y te da por ser un buen conductor puedes acabar loco.

PD: No es por nada, pero yo soy turista, me paro en ese semáforo y viene un policía chino enfadado a explicarme (en chino) que eso es solo decoración y yo, como mínimo, me acojono sufro cierta inquietud por no entender lo que está sucediendo.