Este pato porta uno de los tesoros más codiciados del mundo

En una isla perdida de la bahía de Breidafjordur, en la costa oeste de Islandia, se está llevando a cabo una búsqueda milenaria: la de las lujosas plumas de eider, que se venden en varios miles de euros el kilo para hacer los mejores edredones del mundo. ¡¡¡Un emplumado de muchos quilates!!!

Como cada verano, cerca de 400 recolectores islandeses escudriñan y revisan concienzudamente las rocas, en la arena o en las hierbas altas para encontrar plumas grises de este pato polar que, a partir de mayo, anida en estos hermosos paisajes marinos poco poblados, según indica AFP.

“Cuando hay huevos, sólo se coge una parte de las plumas. Y cuando el eider ya dejó el nido, se recupera el resto”, explica Erla Fridriksdottir, presidenta de King Eider, uno de los principales exportadores del país.

¡¡¡Mi tesooooooooro!!!

Ave marina de los océanos, el eider -de donde proviene la palabra edredón– deja tras de sí un tesoro natural contra el frío: una de las fibras naturales más calientes del planeta, a la vez ligera y muy aislante.

La hembra, de plumaje marrón oscuro con manchas negras, tapiza su nido con plumas de su pecho para aislarlo durante la incubación.

Se necesitan unos sesenta nidos para obtener un kilo de plumas, mientras que cada edredón necesita entre 600 y 1.600 gramos según la calidad elegida.

La cosecha mundial de este producto de superlujo no supera las cuatro toneladas, de las cuales tres cuartas partes proceden de Islandia, de lejos el mayor productor mundial por delante de Canadá y de otros países ribereños del Polo Norte.

Además de su rareza geográfica, el recorrido que realiza la pluma de eider -desde su recogida manual hasta su limpieza rigurosa- explica su elevado precio. Un simple edredón que contiene 800 gramos de plumas se vende por 4.300 euros.

PD. De regalo os dejo la historia de otro pato digna de ser recordada. Todo un luchador.

Un pato discapacitado aprende a andar con una silla de ruedas 

El pato Merlin fue adoptado por la asociación Goats of Anarchy Sanctuary, en Annandale, Nueva Jersey (EE UU), en noviembre de 2018, porque no se podía mover debido a una deformidad en su pata izquierda.

El santuario contactó con Walkin’ Pets, una empresa que diseña y adapta ingeniosas sillas de ruedas para mascotas discapacitadas. Lee el resto de la entrada »

(Foto: Georg_Wietschorke – PIXABAY)

1 comentario

  1. Dice ser Food handler

    No entiendo por que no dejamos a los animales vivir tranquilos…

    02 agosto 2021 | 21:39

Los comentarios están cerrados.