BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Un okupa vive en la casa de una mujer seis meses sin que ella se dé cuenta

Un joven de 20 años, de la ciudad japonesa de Himeji, fue bautizado por la prensa local como ‘okupa invisible’ o ‘ninja’ (por su capacidad para desaparecer), después de haber logrado residir en la casa de una mujer durante seis meses sin que ella se percatara de su presencia. O-O

La estancia del ‘huésped caradura’ llegó a su fin a mediados de mayo, cuando el hijo de su anfitriona, de 90 años, fue a visitarla para preparar la cena.

Durante su tiempo que estuvo en la vivienda, el hombre escuchó algunos ruidos extraños, que venían del segundo piso, y subió las escaleras para investigar. Cuando abrió la puerta de una de las habitaciones, se sorprendió al encontrar un joven durmiendo a pierna suelta en un futón (cama tradicional nipona). El joven era como Ricitos de Oro en casa de los tres osos. 😉 Y si me pongo terrorífico, me recuerda a la película En el silencio de la noche. ¡¡¡Miedo, tengo miedo!!!

¡¡¡Me quedo muerta!!!

En lugar de enfrentarse al intruso, simplemente cerró la puerta muy lentamente, y bajó las escaleras para preguntarle a su madre si sabía que había alguien echando un sueñecito en uno de los dormitorios. La anciana no tenía idea de lo que hablaba su hijo, por lo que llamó inmediatamente a la policía para denunciar el allanamiento, según publican varios medios.

El misterioso okupa fue esposado y trasladado a la comisaría, pero hasta ahora ha demostrado ser muy poco cooperativo, porque se ha negado a declarar. ¡¡¡En boca cerrada no entran moscas!!!

La investigación de los agentes reveló que el caballero había entrado por primera vez en la casa el 12 de diciembre de 2017, y que había estado viviendo allí desde entonces. La sordera de la mujer también ayudó a que el invitado sorpresa campara a sus anchas.

Lo más curioso del caso es que el individuo dejó sus zapatos en la entrada (una costumbre japonesa), un detalle que también le pasó inadvertido a la despistada viejecita. Ver para creer.

(Foto: Robbie Sproule – FLICKR)

5 comentarios

  1. Dice ser R

    que se venga a España y vote a Podemos

    21 mayo 2018 | 18:24

  2. Dice ser Dice ser L

    Dice ser R, eres un gilipollas

    21 mayo 2018 | 18:38

  3. Dice ser Lola

    Entonces la señora, aparte de sorda, era también corta de vista. Menos mal que todo terminó bien, y el individuo no resultó ser un psicópata.

    21 mayo 2018 | 20:45

  4. Dice ser R

    mas gilipollas eres tu, que me llamas “dice ser R”, cuando mi nick simplemente es R

    21 mayo 2018 | 22:58

  5. Dice ser pablo

    Siempre puede venir a españa y hacerse del PP, que tienen por costumbre vivir de los demás.

    22 mayo 2018 | 1:15

Los comentarios están cerrados.