BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Se amputa la mano para engañar al seguro y acaba en la cárcel por fraude

hu-chi-yangAunque parezca un guion de una película de humor negro, muy del estilo Alfred Hitchcock Presenta, este macabro suceso ha sucedido en realidad. Algunas cabezas son merecedoras de un profundo estudio porque posiblemente contengan una gran cantidad de serrín, o quizá mucha necesidad.

La ‘siniestra idea’ se le ocurrió a un empresario taiwanés que pasará diez meses en prisión, y lo más impactante, sin una mano el resto de su vida por tratar de engañar al seguro contándosela.

En 2011, Hu Chi-yang informó a su compañía que un ladrón le había cortado una de sus manos durante un viaje de negocios en la provincia china de Fujian y reclamó el pago de lo estipulado en su póliza.

El hecho, en el que supuestamente Chi-yang perdió el miembro, hizo sospechar a la aseguradora porque sucedió pocos días después de haber contratado una póliza de un millón de dólares. Mr. Without no pudo esperar y amputó su mano sin medir las consecuencias.

Tras una investigación de varias semanas, la policía local logró identificar a Hu como el comprador del cuchillo usado y encontró rastros de anestésicos en la sangre hallada en el lugar del ‘delito’.

Chi-yang fue condenado, en primera instancia en octubre de 2014, por un delito de fraude. Sus abogados recurrieron la sentencia, que ahora ha sido ratificada por el Tribunal Superior de Taiwán.

PD. Para que reflexionéis, y además paséis un buen rato, no os perdáis El hombre del sur (muy en línea con el tema de este post). ¡¡¡No es oro todo lo que reluce!!!

(Foto: Taiwan News Online / YOUTUBE)

4 comentarios

  1. Dice ser Charon

    Y 20 años más por Gilipollas se merece, (con perdón de la expresión).

    23 Julio 2015 | 17:19

  2. Dice ser sabu

    Eres mu tontooooooooooooooo

    23 Julio 2015 | 17:41

  3. Dice ser Sin_Piedad

    Jajaja hay que ser imbécil. No me corto yo una mano ni por todo el dinero que me puedan dar con lo que saque luego. En fin, hay gente idiota y luego está este tipo.

    24 Julio 2015 | 0:56

  4. Dice ser Jesús Galindo, "Ñañe"

    ¡POR OSADO, LA FORTUNA LE DA LA MANO!
    .
    …Efectivamente, amigo Becario, este caballero quiso tener “la cabeza fría, caliente el corazón y larga la mano” (según frase de Confucio) y le salió el tiro por la culata. ¡Pero aún no lo tiene todo perdido (o casi todo)! Sus abogados deberían recurrir la sentencia y alegar que el acusado padecía un trastorno de identidad asociativo o un Síndrome Demonopático de Doble personalidad. Es decir, que en el señor Chi-yang existen 2 personas diferentes. Una con ganas de trincar el millón de dólares y otra dispuesta a echarle una mano. Ese alegato podría ser mano de santo para rebajarle la condena a sanción administrativa.
    .
    …Y si no consiguiera el dinero del Seguro, todavía le quedaría vender la mano: “Mano que te da de comer no has de morder” (según reza el anónimo refrán). Cualquier persona estaría dispuesta a comprarle a Chi-yang el cuchillo supercortante y la mano que ya ha conseguido su independencia, anunciándola en internet con sus miles de aplicaciones. Una mano es siempre una mano (“Agradece hermano que lo que tienes en la mano, no lo tienes en el ano”), podría cotizarse en el mercado por una verdadera fortuna. Sólo hace falta un poco de imaginación, de marketing.
    .
    …La mano del señor Chi-yang podría venderse muy bien como “mano multiusos”. ¡Y tener un precio de salida de 1 millón de dólares! Porque sirve para todo: como pai pai, cenicero, separador de libros, matamoscas, posavasos, divertido tanga, pisapapeles, visera, para avivar las brasas de una chimenea, hacer autostop, tapar los escapes de una tubería, remover el puchero, probar si el aceite de las patatas está ya caliente, como sujetacigarros mientras uno acude a comprar al Mercadona, o como imitador de un Frigodedo.
    .
    …También serviría como expositor de anillos, guantes y mitones; rascador; peineta de feria, centollo (si lo pintamos de rojo); aldaba para la puerta o compresa. Para propinarle collejas a los sobrinos gamberros, guantearle la cara a alguien en un duelo, cobrar sobres y comisiones, completar nuestra higiene nasal y auditiva, hacer albóndigas y hamburguesas, azuzar al caballo, llamar la atención de los leones en el zoo, cachetear a la pareja en el pandero, comer a tres manos, cerrar un negocio con los billetes en mano o simplemente para estrecharle a alguien la mano con distinción.
    .
    …Sería además muy útil para pintar y dar la última mano, tocar cacho en el autobús, hacer sombras chinescas a 3 manos, escribirnos la chuleta del examen, tirar la piedra y esconder la mano, falsear las huellas digitales en un robo, llevarla siempre pegada a la billetera (por si acaso), hacer trabajos a mano. O como consolador polivalente versión “mano” para sólo manoseo, “dedo” para mujer divorciada, “puño cerrado” para cura libertino o “mano ahuecada” para estudiantes solitarios, etc, etcétera,… Este Chi-yang podría llegar a ser millonario con poco que hiciera. Todo menos quedarse mano sobre mano, como mujer de escribano. ¿O no, amigo Becario?

    24 Julio 2015 | 1:06

Los comentarios están cerrados.