BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Una aplicación de móvil calcula las vacas que cuesta una esposa

lobola_logoSi pretendes contraer matrimonio en Nigeria, Kenia o Sudáfrica, ya no tendrás que regatear la dote que entregarás a la familia de tu prometida: una aplicación para móviles Android permite calcular, con parámetros como la edad, la altura o el peso de la mujer, el número de vacas que deberás entregar a sus padres. A nadie le gusta regalar becerras así por amor al arte, por muy bella que sea la señorita. ¡¡¡Tradición 3.0!!!

La herramienta, que se llama ‘Lobola Calculator‘ (nombre que recibe la dote en el sur del continente africano), ha causado furor y polémica en Sudáfrica, donde el creador de la aplicación -que tiene ya más de 30.000 descargas- ha sido acusado de desvirtuar una práctica ancestral y fomentar el machismo.

“La gente que piensa que la aplicación es sexista debe preguntarse si su problema es con la ‘app’ o con la cultura de la ‘lobola“, dijo a la prensa local el artífice del invento, Kopo Robert Matsaneng, que subraya la intención recreativa del programa. Mientras la gente se divierta, genial. Pero no tengo tan claro que vaya a ser así, porque ya sabemos cómo se las gastan algunos por esas latitudes.

Mapa de localización de parejas.

Mapa de localización de parejas.

La importancia que tiene el aspecto físico en la tasación ha centrado buena parte de las críticas, pero la aplicación tiene en cuenta también la situación civil, educativa y laboral de la futura esposa.

Así, una mujer con estudios universitarios, que no haya sido madre y no haya estado casada saldrá más cara a la familia del hombre que otra de menor formación que venga en lote con los hijos y ya haya pasado por el altar.

Según el calculador, la familia de una chica de 27 años, 165 centímetros, 58 kilos y talla 38, considerada atractiva, con carrera y empleo, soltera y sin hijos, recibirá como dote nueve vacas o 6.651 dólares (5.400 euros). ¡¡¡Todo un partido!!!

Si la mujer tiene 40 años, mide 160 centímetros, pesa 80 kilos y usa una talla 46, sólo tiene el bachillerato, no trabaja, ha estado casada y tiene hijos, el cálculo arroja un saldo negativo de dos vacas o 1.339 dólares (1.100 euros), que presumiblemente deberá pagar ella a la familia del marido. Me ahorro cualquier tipo de comentario.

(Fotos: Lobola Calculator)

10 comentarios

  1. Dice ser Cops

    Claro…¿y si la mujer es anorexica sufriran un periodo de “vacas flacas”?
    Y ya no digo si tiene problemas psicologicos… (un no-premio para quien adivine esta respuesta) 🙂

    02 febrero 2015 | 13:20

  2. Dice ser Victoria

    … unas vacas locas, jajajaja. ¡Quiero mi no-premio! 😉

    02 febrero 2015 | 13:32

  3. mmm sexista es poco, pero desde luego se ha hecho oir…

    salu2

    http://cuandofuimoslosmejores.com/el-spectrum/

    02 febrero 2015 | 13:46

  4. Dice ser Doraemon

    ¿Sexista por que?

    Si encima es el marido el que tiene que poner las vacas!!!

    02 febrero 2015 | 14:38

  5. Dice ser rmj

    La cuestion está que estos son los pobres que vienen de África y saltan la valla o a los que hay que enviar dinero y tienen smartphones para bajarse estas aplicaciones???
    Que alguien me lo explique…

    02 febrero 2015 | 14:54

  6. Dice ser lola

    Curioso… Si hay mujeres con colecciones de negritos para elegir a cual llevarse a la cama o quedarse con todos.
    Que esos son paises muy machistas ya lo sabiamos. Existe ese programa y mil idioteces mas machistas. Y q? Aqui no les esta permitido a los hombres tratarnos como animales de becerra o equipararnos al valor de ellos. Asi que por mucha gracia que te haga o cuanto te guste comentarlo, te aguantas. Y trabajando con dinero me pago yo al puto que este mas bueno. Nosotras parimos, nosotras decidimos.
    Y me lo suda quien diga/piense q soy una feminazi y otras cosas.

    02 febrero 2015 | 16:09

  7. Dice ser Sicólogo Astrál

    Yo valgo 10 toros bravos,soy un macho caro.

    02 febrero 2015 | 19:11

  8. Dice ser Este mundo está lleno de mezquindad

    Qué horroroso tener que pagar por casarse. Ahí ni hay amor ni hay nada.
    Y lo de ponerle precio a una persona como si fuese un mueble o un par de zapatos me parece horrible.
    Luego la gente hará chistes, pero no deja de ser una mierda de costumbre.

    02 febrero 2015 | 20:59

  9. Dice ser Ivan

    Eso está bien, así me ahorro la gilipollez del apareo. Compro las vacas, cojo a la que esté más buena y arreglado.

    1saludo.

    02 febrero 2015 | 21:13

  10. Dice ser José Luis Reyes Criado

    LOS ESPAÑOLES TAMBIÉN QUEREMOS UN “BECERRA CALCULATOR”
    .
    …Pues sí, amigo Becario, el invento del señor Kopo sólo constata una realidad universal. Todos estamos expuestos a intereses materiales a cambio de amor. Y si en Nigeria, Kenia o Sudáfrica una muchacha vale x becerras en virtud de su físico, estado civil, educación o trabajo, aquí, en España, los varones formamos parte de un ranking, cuyas primeras posiciones están ocupadas por los millonatis. Detrás van los bien colocaditos en las profesiones liberales (abogados, médicos, notarios, políticos…). Le siguen los funcionarios rasos y los guapos. Y finalmente los currelas, egregados, modositos y solteros.

    …Por supuesto, los millonarios tendrán a la mejor becerra del mercado, ejerciendo simplemente de eso, de millonarios, con independencia de su físico, tontez o carga familiar. Aunque aquí, como en los descuentos de El Corte Inglés, las virtudes también son acumulables. De manera que, cuantas más virtudes tenga el individuo, mejor posicionado quedará en este ATP sexual. Y al contrario. El parado de larga duración, divorciado y con tres bocas que alimentar, mojará poco o no mojará. Ocurre lo mismo en las mujeres. Por eso la tendencia es la del emparejamiento de posiciones.
    .
    …Esto significa que una muchacha, antes de elegirnos como pareja, ha de resolver una sencilla operación matemática para saber si somos o no de su conveniencia. Se trata de aplicar la famosa y popular regla de 3. Un ejemplo. Imagine, señor Becario, que una tal Noelia (despampanante) acaba de conocerle a usted en una fiesta. Usted, lógicamente, comienza a dar más brincos que un pequinés en una carnicería. Sin embargo, usted no es dueño de su destino; depende de su posición en el ranking. Ella, consciente de su cotización en el mercado, hará con usted la siguiente operación. Noelia es a grado 2 (su hipotético lugar en el ranking femenino), lo que Becario es a X.
    .
    …Y en esa X, la despampanante Noelia ha de hallar en usted un grado 2, donde estarían los bien colocados. Como usted, de momento, sólo es becario, sus posibilidades de comerse a la becerra Noelia serían nulas. Salvo que usted mienta cual bellaco, tenga suerte o ella acepte, en grado de excepción, pasar a un grado 3; es decir a los funcionarios rasos y a los guapos, bien por capricho o bien porque haya visto en usted la llave para entrar en la Administración pública. Y aquí me planto, señor Becario, porque ni usted es funcionario ni yo entiendo de guapos. Que la tal Noelia haga lo que le venga en gana.
    .
    …En definitiva, el señor Kopo se ha quedado corto con su aplicación para móviles Android, al no pensar en los españoles. Nosotros también necesitamos figurar en un padrón sexual. También queremos un “Becerra Calculator”. ¡Qué fácil sería que una linda muchachita pudiera sopesar nuestra valía con solo darle a un botón! Claro que, a lo mejor a usted todavía no le conviene hasta que no acabe de aprobar las oposiciones.

    03 febrero 2015 | 0:59

Los comentarios están cerrados.