BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Lleva 21 años escayolado por una extraña adicción al yeso

kevin_plaster

Kevin, un joven estadounidense de 27 años, tiene un curioso hobby: utilizar yeso compulsivamente en cualquier parte de su cuerpo aunque no tenga ninguna lesión o rotura. En las últimas dos décadas, ‘Mr. Escayola‘ ha gastado alrededor de 50.000 dólares (40.000 euros) en dar rienda suelta a su insólita obsesión. Al muñeco de Michelin le ha salido un duro competidor.

En un capítulo del programa Mi extraña adicción, Kevin explicó que utilizar los ‘yesos’ le genera un subidón de adrenalina y una satisfacción total. “Es una sensación única que no puedo experimentar de otra manera. Mi sangre comienza a bombear y me pongo nervioso“, comentó. Como el hormigueo en el estómago de un novio primerizo.

Parecidos razonables.

Parecidos razonables.

Yeso Man‘ también indicó que su manía comenzó cuando era muy pequeño. “Con seis años solía robarle a mis padres el papel higiénico y envolvía todas mis piernas para imitar un yeso“. A los doce, su sueño se hizo realidad al romperse un brazo patinando (espero que no lo hiciera a posta) y conseguir por fin su primer ‘traje de escayola’.

Ahora, continúa disfrutando del interés que suscita tener un elemento ortopédico sobre su cuerpo. “Las chicas vienen constantemente hacia mí y me preguntan ‘¿qué te pasó?, pobrecito‘”, añadió. ¡¡¡Ah pillín!!! Ahora lo entiendo todo, emplea el método infalible de la pena para atraer a cándidas señoritas. ¿Tendrán sus indumentarias una puerta secreta para emergencias? Cuando las hormonas empiezan a funcionar, mejor estar preparado. 😉

(Fotos: captura de Youtube / Gaboot – FLICKR)

5 comentarios

  1. Las adicciones son de lo más raro del meundo, hay de tod, casi una para cada persona….

    Como decia, no es nuevo

    http://cuandofuimoslosmejores.com/gusta-ser-una-zorra-de-las-vulpes/

    03 febrero 2015 | 17:56

  2. Dice ser bbb

    La adicción al yeso es incompatible con la adicción a sexo. Puestos a eligir yo elijo la segunda

    03 febrero 2015 | 19:17

  3. Dice ser ajejas

    ¿A pillín? Deberían revisar la ortografía antes de publicar…

    03 febrero 2015 | 21:43

  4. Dice ser José Luis Reyes Criado

    KEVIN (O LOS GOLPES QUE DA LA VIDA)
    .
    …Señor Becario, hay un error cronológico en el historial clínico de este tal Kevin. Su manía de envolverse las piernas de pequeño con papel higiénico fue después de la caída al suelo patinando, y no antes. Eso explicaría su rotura, no sólo del brazo, sino también de la estructura ósea de la base del cráneo. Tuvo lo que los médicos denominan “un daño cerebral adquirido” por golpe o contragolpe, algo incurable, sin duda, al afectarle al flujo sanguíneo de una región del cerebro. La secuela, como se puede certificar en el vídeo, es severa e irreversible. Kevin se ha quedado tonto para el resto de sus días.
    .
    …Como es lógico, al tener la baja laboral permanente, su lesión axonal difusa se ha ido agravando en forma de obsesiones y manías hasta convertirse en un enamorado del yeso. En su pueblo natal lo conocen todos como “el enyesado de Lombard” o “el tonto del yeso”. De ahí que sus padres –personas serías, protestantes y republicanas– lo tengan recluido en la segunda residencia familiar, donde el pequeño Kevin pasa casi todo el día enyesado y haciendo vida de soltero, actos fricatorios incluidos. Lo cual agrava aún más su enfermedad.
    .
    …Aun así, el joven Kevin sigue siendo un buen tipo. Todas las mañanas se levanta a eso de las doce, desayuna con la mano libre y acude en el viejo Chevrolet familiar al centro comercial Lombard Plus (el equivalente en España al Leroy Merlin), donde realiza sus compras de primera necesidad. Es decir, entra en la sección de cementos, morteros y yesos y se lleva una buena peya de barro blanco y un 2×3 de paquetes grandes de vendas. Después pasa a comprar el piscolabis para la pelicula de la tarde (el pan de molde, la crema de cacahuete, los Ruffles y la Coca-Cola), ya que las comidas fuertes se las trae de su otra casa en un táper.
    .
    …A su regreso al hogar, Kevin se abre el yeso del brazo con un cortador de pizza y se escayola los dos brazos hasta las axilas con yeso fresco y perfumado; eso sí, asegurándose primero de haber hecho antes sus necesidades más básicas. Por si acaso, o bien queda desnudo de cintura para abajo hasta la hora de ir a por el táper, o bien permanece vestido pero con una cánula insertada en el prepucio y conectada a una pequeña bolsita de orina. Por la tarde sale a pasear con una pata escayolada y una muleta, caminando como el mismísimo Long Jonh Silver, de “La Isla del Tesoro”. Todavía no ha logrado darle pena a una linda muchachita de Winston (Alabama), que vive de alquiler muy cerca de donde Kevin.
    .
    …El plato fuerte lo reserva para el domingo. ¡Tachán!… El enyesamiento integro. El pequeño Kevin se venda entero como la momia de Tutankamon, dejando al aire sus partes verendas y el tercer ojo u ojo ciego, y pasa todo el día acostado en decúbito supino. En esa postura come, defeca, ve la tele, habla por el móvil e incluso se perturba, para lo cual recurre al viejo truco de introducir su pene en una caja de cartón llena de bichitos, a la que previamente se le ha practicado un agujero.
    .
    …Moraleja: debemos tener cuidado de no caernos cuando patinamos.

    04 febrero 2015 | 1:21

  5. Dice ser morlaco

    Y si me dicen que este gilipollas tiene pareja apaga y vámonos..

    05 febrero 2015 | 0:14

Los comentarios están cerrados.