BLOGS
Viento de Levante Viento de Levante

"No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras" Juan Luis Vives

Gordó, aspirante a liderar CDC y relegar a la guardia pretoriana de Artur Mas

Germà Gordó, diputado de Junts pel Sí, acaba de hacerse famoso a nivel estatal después de que haya trascendido que Daniel de Alfonso, jefe de la oficina Antifraude de Cataluña, propusiera su nombre al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, como hombre a potenciar para derrocar al expresidente de la Generalitat, Artur Mas, al frente de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC).

Germà Gordó

Germà Gordó

Pero ¿quién es Germà Gordó?

Gordó, nacido en La Pobla de Segur, Lleida, en 1963, es abogado y fue conseller de Justicia desde 2012 a 2016. Tras el pacto entre Junts pel Sí y la CUP, Puigdemont accedió a la presidencia de la Generalitat tras exigir la formación antisistema la salida de Artur Mas. Gordó fue defenestrado a diputado por Puigdemont, pero ostenta un puesto relevante, presidente de la Comisión de Justicia del Parlament de Cataluña.

Fuentes de CDC aseguran que nunca se ha sentido cómodo ni con la lista única con ERC auspiciada por Artur Mas y su guardia pretoriana, Francesc Homs (cabeza de lista de CDC por Barcelona al Congreso de los Diputados y ex portavoz de la Generalitat) y Jordi Turull, secretario general de CDC, ni con el pacto con la CUP, un partido considerado antisistema y de extrema izquierda y muy alejado a las ideas políticas, económicas y sociales de Germà Gordó por una gran parte de la militancia tradicional de la antigua CiU.

Gordó ha cargado en un blog de reciente creación contra “el populismo de Ada Colau” y contra “la dinámica anticapitalista de la CUP”.

Político ambicioso y decidido, tampoco ha dudado en ir preparando una alternativa sólida, desde las bases, para vencer a Artur Mas y su camarilla en el próximo congreso de CDC. Para ello, ha cuestionado abiertamente la estrategia de Mas de cambiar el nombre histórico del partido, Convergència Democràtica de Catalunya.

Por el contrario, Gordó ha lanzado dos nombres que están calando en las bases convergentes en las redes sociales, “Orgull convergent” y “Nova Convergència”, cuya página en twitter utiliza la cuatribarrada oficial catalana, no la bandera independentista estelada.

Germà Gordó, no obstante, ha mantenido la disciplina siempre en el Parlament de Catalunya en todas las votaciones a favor del proceso independentista. Eso sí, también es partidario de que CDC recupere el diálogo con el Ejecutivo central, gobierne quien gobierne, y aboga por no saltarse las leyes y por realizar un referéndum de autodeterminación pactado con el Estado, nunca una declaración unilateral de independencia.

Gran conocedor de la vertebración de Cataluña (fue secretario general de la Asociación Catalana de Municipios y Comarcas), sabe que la militancia de CDC está desorientada tras sucesivas elecciones muy a la baja en respaldo social, también por los pactos con fuerzas de izquierda e incluso antisistema, y por la escisión con su aliado histórico, Unió Democràtica de Catalunya (UCD), el partido de Josep Antoni Duran i Lleida, con quien Gordó tiene buenas relaciones.

En el fondo, Gordó, y otros dirigentes convergentes, temen un próximo gobierno en Cataluña conformado por ERC, En Comú Podem y el PSC, y una travesía en el desierto de CDC como fuerza política menor en la oposición.

Por ello está decidido a dar guerra frente a quienes considera culpables de la caída progresiva de CDC y de la pérdida de su identidad liberal tradicional.

El pasado mes de abril, el ex conseller de Justicia almorzó con el conseller de Cultura, Santi Vila, y los presidentes de las diputaciones de Tarragona, Josep Poblet, y de Lleida, Joan Rañé, en busca de apoyos de cara al próximo congreso. También cargó contra Homs, principal aliado de Artur Mas, por no buscar el diálogo con el Ejecutivo central, con el argumento de que no hay otra salida y que es lo que siempre ha hecho históricamente CDC.

Sin embargo, el escándalo de las conversaciones entre De Alfonso, director de la oficina Antifraude de Cataluña, (que también ha implicado a Albert Rivera) y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, puede debilitar sus opciones de asaltar el liderazgo de CDC, tanto porque desde el independentismo afin a Mas le pueden acusar de conspirar con las cloacas del Estado como porque puede parecer que su compromiso con la independencia de Cataluña es falso.

Francesc Homs con Artur Mas

Francesc Homs con Artur Mas

No obstante, salvo retirada inesperada de Gordó a causa de este escándalo, la batalla está servida en el seno de CDC: Artur Mas controla aun muchos resortes de poder vinculados a la Administración y el Gobierno de Puigdemont, pero Gordó lleva meses pateándose las sedes y agrupaciones locales de CDC por toda Cataluña y también tiene fuerza entre la militancia de la ciudad de Barcelona, donde desde hace años está muy implicado en la asociación ciudadana Barcelona 2020, una entidad nacionalista.

1 comentario

  1. Dice ser peter

    préstamo entre particular, el testimonio

    Puedo sonreír de nuevo gracias al Sr. Haim, Es a través de lo que he recibido un préstamo de 190.000 € en mi cuenta el sábado 10h2 min y dos de mis colegas también han recibido préstamos este caballero sin ninguna dificultad. Te aconsejo que no permite elegir la persona equivocada si desea aplicar realmente para un préstamo de dinero para su proyecto y cualquier otro o para iniciar su propio negocio. Publico este mensaje por este caballero me hizo bien con ese préstamo. Es a través de un amigo que conocí este caballero honesto y generoso que me ha permitido obtener este préstamo. Así que sugiero que se ponga en contacto ella y que va a satisfacer a todos los servicios que le preguntan. He aquí su correo electrónico: jeanhaim65@gmail.com

    23 junio 2016 | 23:59

Los comentarios están cerrados.