BLOGS

La carrera hacia las elecciones catalanas del 25N

Alcaldes vs Presidentes

“Lo que hemos hecho en los ayuntamientos es lo que queremos hacer en la Generalitat”. Con esta sentencia se ha fotografiado el candidato del PSC, Pere Navarro, junto a la mayoría de alcaldes socialistas catalanes. Entre ellos estaba Núria Marín, alcaldesa de L’Hospitalet, la segunda ciudad más poblada de Catalunya, así como Josep Félix Ballesteros, alcalde de Tarragona.

Dejando de banda que Navarro ha aprovechado este acto electoral para arremeter contra “los gobiernos de derechas” en Barcelona y Badalona, dos grandes alcaldías que los socialistas perdieron en la debacle de las últimas elecciones municipales, lo cierto es que, en el trasfondo, se plantea la cuestión de si es verdad o no que la sensibilidad de un alcalde es diferente a la que tiene un presidente de Gobierno. Es una cuestión de dimensiones: la primera Administración pública son los ayuntamientos, porque son el primer lugar a dónde acuden los ciudadanos cuando tienen un problema. La pregunta es si un alcalde, cuando se convierte en presidente de un Gobierno, mantiene esa proximidad con sus ciudadanos o la pierde.

Los socialistas han perdido peso en los últimos años en los ayuntamientos, especialmente, en el llamado “cinturón rojo” de Barcelona, pero aún mantienen buenas bazas, como Antonio Balmón, al frente del ayuntamiento de Cornellà de Llobregat, el menos endeudado y el más saneado de Catalunya. También está Núria Parlón, que ha destacado en Santa Coloma de Gramenet tras el tsunami del caso Pretoria y eso le ha valido estar en la lista del PSC en estas autonómicas. El propio Navarro mantuvo el tipo en las últimas municipales reteniendo la alcaldía de Terrassa, y Manuel Bustos está recogiendo varios premios por la gestión municipal (por ejemplo, a nivel de aplicación de nuevas tecnologías) en Sabadell.

O sea, que los socialistas han querido sacar pecho de todo eso, intentando poner en valor aquello que les dio en su día la presidencia de la Generalitat. Y es que no hay que olvidar que Pasqual Maragall antes que president fue alcalde de Barcelona. Y José Montilla, otro ex president, estuvo al frente de la alcaldía de Cornellà. En cambio, ni Jordi Pujol ni Artur Mas han sido alcaldes. Entonces, la pregunta es: ¿es importante haber sido alcalde antes que presidente? ¿O un presidente debe tener unas cualidades que no necesariamente debe tener un alcalde?

7 comentarios

  1. Dice ser M.Alvarez

    Definitivamente, el hábito no hace al monje. En el municipalismo se encuentran las mejores y peores prácticas políticas, y lo más desconcertante, se encuentran con casi idéntica dispersión en todas las formaciones. La penosa presidencia de Montilla, su trato despótico hacia sus colaboradores más próximos (por lo menos, funcionarios), su absoluta falta de empatía -y casi de energía- se proyectó como una sombra lúgubre que sumió a Cataluña en las peores horas de su andadura autonómica. Como si todo el entusiasmo y la vitalidad de este pueblo fueran arrastrados hacia el mismo sumidero junto a ese pasmao. Constituye un ejemplo muy válido de que al ex-alcalde le vino grande el Govern.

    Y frente a las figuras socialistas del famoso cinturón rojo de Barcelona que se destacan en este artículo, también pueden contraponerse las diversos socialistas miserables que han acotado su mandato municipal a prevaricar con el suelo urbano (Montmelò) y acometer negocios privados al albur de su relevancia pública. Otros, como el Alcalde de Mollet del Vallès -Sr. Monràs- menos válidos para cualquier actividad emprendedora, se han cortado menos y se han dado a las granujadas típicas de esta profesión, como subirse el sueldo un 13% en el primer pleno del Ayuntamiento tras las últimas elecciones, o acumular cargos (comisionado de deportes de la UE) para pillar esas perrillas extras por no hacer nada, excepto acudir un par de veces al año a dar la charlita inaugural en alguna carrera de canoas. Y no bastándole del todo con ese nivel aprovechamiento del caudal público, aprovechar esos eventos para citar a una legión de familiares en los restaurantes más caros del Vallès y reunirse con ellos nada más acabar su charlita, para ponerse cerdos con cargo a las dietas. Sería el ejemplo de último alcalde que uno querría proyectar hacia la presidencia de la Comunidad, habida cuenta de su acreditada voracidad.

    Podríamos recorrer a todos los partidos catalanes, si nos propusiéramos una antología de grandes infames en el municipalismo. Eso sí, con CiU -la Cosa Nostra- ocupando el más destacado e incontestable primer puesto, llevándose el dinero hasta de la sanidad por sus alcaldes en los municipios gerundenses de La Selva, en connivencia con el ex-presidente del Consorci Hospitalari de Catalunya y presidente del grupo empresarial Serhs, el también convergente Ramón Bagó, El extraordinario caso del hombre que se hizo millonario contratándose a sí mismo… ¿Recuerdan?

    En conclusión, la trayectoria política anterior no define la idoneidad de los presidentes autonómicos, sino su trayectoria personal. Y lamentablemente, en Cataluña tenemos mucho ladrón fuera de prisión.

    21 Noviembre 2012 | 3:30

  2. Dice ser M.Alvarez

    Por cierto, que el Sr. Mas todavía no ha contestado a las preguntas -perfectamente formuladas, fundadas y concretizadas- por la enfermera del ICS Marta Sibina Camps, quien gracias a su jornada y nómina recortadas (900 euros mensuales, frente a los 6.500 euros de media de cualquier alcalde del famoso “cinturón rojo”, ya sea granuja o no) también edita la revista Cafè amb Llet y ha realizado durante dos años una exhaustiva investigación documental de las cuentas del Consorci Hospitalari de Girona, destapando unos pufos que harían desmayarse a cualquier chorizo de medio pelo.

    Dos años de trabajo de investigación periodística, una video-carta abierta dirigida a la atención personal del Sr. Mas, y no se merecen ni una respuesta del President de todos los catalanes…. Pues cercano, lo que se dice muy cercano, no es. ¿Y ladrón ? Pues como dicen las diligencias policiales y judiciales… Presuntamente.

    Aquí las preguntas -de un calado gravísimo- que el Molt Honorable no ha respondido transcurridos ya 8 meses… https://www.youtube.com/watch?v=OPfaZentfaw

    21 Noviembre 2012 | 3:49

  3. Dice ser España

    En mi humilde opinion habria que quitarle las competencias a la generalidad de castaluña y cederselas a los poblados de gitanos.que están marginados socialmente. por los naZionalistas .

    21 Noviembre 2012 | 6:07

  4. Dice ser Carla

    No creo que ese discurso les ayude mucho a los socialistas. Se necesitan mensajes e ideas claras y mucha caña contra la corrupción para recuperar algo de confianza.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    21 Noviembre 2012 | 7:36

  5. Dice ser Click aquí

    Simplemente una verguenza http://adf.ly/EaLt1

    21 Noviembre 2012 | 8:45

  6. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Mucho parásito es llo que hay y dejate de cuentos.

    Clica sobre mi nombre

    21 Noviembre 2012 | 11:04

  7. Dice ser Alcalde es el primer paso

    Alcalde es el primer paso, Para saber lo que siente tu gente, tu gente, Mas. Agua, luz, Basura .Mas Mas y Mas, lo suficiente para no poder vivir. El dinero para hacer ver lo que ya existe Cataluña. La lengua para enfadar a las personas que solo hablan otra lengua, porque siempre la respuesta en catalán. La gente solo quiere entenderse y conocer la cultura catalana, No explicaciones en catalán. Comunicar no es un deber, es una satisfacción. Únicos son, tener poca cultura con los visitantes, es vergonzoso solo por hablar el español. Mas no es Mas es menos.

    21 Noviembre 2012 | 17:18

Los comentarios están cerrados.